Crear cuenta

Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Además de equiparte con un enorme faro en la cabeza, para para convertirte en todo un aventurero te hará falta eso y un buen mochilón donde guardar todos los tesoros que vayas encontrando por el camino. ¿Lo malo? Olvídate de saltar. ¿No suena bien? Eso es porque por tus venas no corre la sangre del intrépido champiñón que protagoniza Captain Toad: Treasure Tracker. ¿Quién lo iba a decir? Este secundario de la serie del fontanero debutó en Super Mario Galaxy, perdiéndose con su escuadrón por infinidad de planetas; te lo encontrabas en los lugares más insospechados, donde incluso el bigotudo héroe tenía problemas para acceder. ¿Cómo no iba a poder protagonizar su propio videojuego en un futuro? Pues que sepas que fue un poco circunstancial; la jugabilidad de este título la pudiste probar por primera vez a través de minijuegos de Super Mario 3D World, encarnando a Toad como protagonista, pero cuando nació esta idea se pensó en el universo de The Legend of Zelda para su ambientación, controlando a nuestro querido Link. La cosa fue evolucionando, y finalmente a finales de 2014 y principios de 2015, según el territorio, llegó el juego en su versión Wii U.

 

Captain Toad: Treasure Tracker – Tráiler general (Nintendo Switch & Nintendo 3DS)

 

Hoy toca analizar la versión Nintendo Switch de Captain Toad: Treasure Tracker, en esencia el mismito videojuego que llegó a la consola de Wii U GamePad, con alguna variación que otra que veremos a lo largo de este análisis. Se dice que todo lo que aparece en la híbrida, es mejor, gracias a su portabilidad… ¿será este el caso? ¿O ha perdido algo desde Wii U? Son aspectos que veremos más adelante en este análisis de la versión Nintendo Switch. ¿Y qué pasa con 3DS? ¡Tendrá también su propio análisis!

 

Preciosa puesta en escena

Captain Toad: Treasure Tracker entra por los ojos desde la primera toma de contacto. Si has visto vídeos, o contemplado galerías de imágenes, existe la posibilidad de que como mínimo haya captado tu atención. “Precioso” es una palabra que le viene que ni pintado, tanto en lo que respecta al diseño de niveles, como el mimo con el que se han creado sus personajes y pequeños detallitos. No es cosa de la máquina que lo mueve, pues ya era igual de bonito en Wii U; eso sí, en los niveles inspirados en Super Mario Odyssey, una de las novedades principales de esta entrega, encontrarás una pequeña y agradecida evolución en cuando a detalles y complejidad gráfica, por no mencionar el simpático guiño que supone ver las versiones miniaturizadas de algunos mundos, incluso algún viejo conocido de esta odisea.

 

 

Bajo esa bonita capa gráfica que entra por los ojos, acompañada tanto por alguna melodía nueva, como una selección de canciones clásicas con las que era fácil triunfar y ganarse nuestro corazoncito, se esconde una simplicidad que abarca desde el argumento, pasando por elementos gráficos, incluso la jugabilidad, de la que hablaremos más adelante, en el sentido de que hace cosas muy bien, las aprovecha y reutiliza para extenderse a lo largo de este videojuego, añadiendo pequeñas novedades y ligeros giros de tuerca. No esperes historia en Captain Toad: Treasure Tracker, ni te emociones con algunas escenas super preciosas, pues verás que serán reutilizadas una y otra vez. ¿Es algo como para regañarle? Simplemente no han querido ir por ese camino, centrándose en en la jugabilidad por encima de todo. Quizás en la reutilización de su escuetísimo plantel de enemigos finales, o en algunas mécanicas sí nos habría gustado ver una diversidad más digna de un videojuego completo; ojo, encontrarás variedad de situaciones a lo largo de la aventura, pero te acompaña la sensación de ser “un poco” lo mismo.

 

Asequiblemente jugable

Y es que si de algo hay que hablar en Captain Toad: Treasure Tracker, es del apartado jugable. Lo demás solo está para distraer o embobar, o para no ser tenido en cuenta en una valoración, como es el caso de cualquier pretensión argumental. El videojuego se divide en una escueta serie de libros, no diremos el número para no arruinar sorpresas, que narran la historia del intrépido capitán y su compañera Toadette. Cada página del libro supone un nivel del juego; son como una especie de microuniversos en los que tienes como objetivo principal llegar hasta una estrella que marcará el final nivel. ¿Ya está? Para completar el nivel, sí, pero para asegurar tu avance, también tendrás que hacerte con los diamantes escondidos por las pantallas. Algunos son horrorósamente sencillos de conseguir, lo cierto es que la gran mayoría, salvo algunas excepciones. Si te dejas muchos, no podrás avanzar, puesto que hay niveles que exigen contar con un número determinado de diamantes para ser desbloqueados. Espera… ¿son sencillos de conseguir? Lo dicho, habrá algunos que exigirán más observación, alguno te hará pensar, pero por lo general, estamos ante un videojuego tremendamente asequible en cuanto a jugabilidad. Menos en las fases bonus, o en aquellas que “se destruyen” a nuestro paso, el tiempo no suele ser problema; el secreto para dominar Captain Toad: Treasure Tracker es ser observador, saber jugar con los ángulos, escabullirte de los enemigos o vencerlos si es necesario. Cuando dominas todo esto, ¡es pan comido! Ninguno de sus pequeños puzles te supondrá un problema, tampoco las fases de vagonetas, que dependen más de nuestra puntería con el puntero (en modo portátil, tendrás que mover la consola). La dificultad es incluso menor si tenemos en cuenta que con apuntando con Joy-Con derecho podremos paralizar a la mayoría de los enemigos, y que cuando morimos muchas veces aparece un champiñón que nos hace invencibles.

 

He aquí el champi que te hace invencible. Si te pasas un nivel con este “chetado” objeto, no se marca de forma diferente a si te lo hubieras pasado sin hacer uso de él, algo que no terminamos de ver lógico. Toca decir que eso de más adelante son los clásicos “bloques D” que se caen nada más pisarlos; de eso no te salvará este power up.

Por suerte, para los que no vean el reto, Nintendo ha incluido una serie de misiones que pueden elevar la dificultad, cuyos objetivos no conoceremos hasta que no hayamos completado el nivel por primera vez. Encontrar un Champiñón Dorado en el nivel, algo que suele estar bastante escondido, no matar a un determinado tipo de enemigo, o cargártelos a todos, son algunas de las variadas misiones que podemos encontrar. Una vez has conseguido la estrella del nivel, los tres diamantes y la misión en cuestión, la página del libro será sellada indicando que ha sido completada… ¡Pero hay más! El reto de encontrar el Toad Pixelado, escondido por la pantalla, también te estará esperando. Digamos que completarlo al 100% sí que podría suponer un entretenido reto, pero no extremadamente complicado.

 

Las misiones o retos son de lo más variados. “No romper nada en el templo”, como en la imagen del ejemplo, entra dentro de las más atípicas, mientras que encontrar los a veces bastante ocultos champiñones dorados suelen ser más comunes.

 

Terminamos hablando de la dificultad comentando que las figuras amiibo existen para hacernos la vida más aún fácil. La amiibo de Captain Toad del videojuego de Wii U desbloqueaba el modo Toad Pixelado, modo disponible de serie en esta versión. En esta ocasión, esta figura nos proporcionará invencibilidad, mientras que las figuras de Super Mario Odyssey desbloquearán de serie los niveles inspirados en ese videojuego, y el resto… sumarán vidas extra. ¿Y para qué sirven? Cuando te matan, las monedas que has conseguido en un nivel se reinician, no en cambio los diamantes que has encontrado… a no ser que pierdas todas las vidas. Lo cierto es que posiblemente no recurras a las amiibo para extender tu número de vidas.

 

A diferencia de Wii U, en esta versión no necesitarás la amiibo de Captain Toad para desbloquear los retos del Toad Pixelado

Ideal para los más pequeños o para jugar en familia

Que no te engañe su apariencia, pues cualquiera puede quedar prendado de Captain Toad: Treasure Tracker. No es exigente, sino más bien algo relajante, cuenta con un tipo de jugabilidad asequible que puede servir para desfogarnos de otros videojuegos. Esto también le permite ser un juego más que recomendable para los más pequeños de la casa, pues no solo les entrará por los ojos, sino que les parecerá muy divertido.

Cuenta además con un modo para dos jugadores, que permite compartir los Joy-Con, que a algunos os sonará de otros juegos del fontanero; el primer jugador, con el Joy-Con horizontal sujetándolo con ambas manos, controla a quién toque,Toad o Toadette, mientras que el segundo jugador, con el Joy-Con vertical y una sola mano, tendrá el poder de paralizar enemigos, disparar nabos y mover la cámara al rededor del personaje, una de las mecánicas principales del título. En definitiva, puede ser una actividad de lo más agradable para padres e hijos, o incluso entre hermanos de diferentes edades.

 

Posibilidades Nintendo Switch… ¿es mejor en la híbrida?

Por desgracia, Wii U no recibió el apoyo por parte del público que habría cabido esperar, siendo las versiones Nintendo Switch y 3DS de Captain Toad: Treasure Tracker una segunda oportunidad para este videojuego. Siempre que hablamos de versiones de un mismo juego para la consola híbrida, se nos antoja su portabilidad una gran baza que la encumbra como la mejor opción. En el caso de las aventuras de Toad, tanto 3DS como Nintendo Switch lo convierten en un juego portátil, además de incorporar niveles de Super Mario Odyssey, como novedad con respecto a la consola del GamePad.

 

Si quitamos todo eso, estamos ante el mismo videojuego, y eso puede suponer un pequeño problema en Switch, puesto que existen niveles que originalmente estaban pensados para la jugabilidad de doble pantalla de Wii U, concretamente aquellos en los que tenemos que mover un engranaje que ocupa toda la pantalla llegando a molestar (ver la imagen inferior), pues suma además un cartelito con el movimiento que tenemos que hacer con la mano (en el caso de jugar en modo TV, en modo portátil, es con la pantalla táctil), que puede hacer que en algún nivel perdamos vidas por no dejar ver si bolas de fuego se dirigen a nuestro personaje, o bien por donde tenemos que caminar. Si sumas a eso, que corres pulsando el botón B, y que nuestros queridos champiñones se aferran al dichoso engranaje pulsando B, el no ver qué está sucediendo, o quedar anclado al engranaje mientras nos atacan… aquí nos estamos poniendo quisquillosos para buscar una diferencia que podría hacer a la versión Wii U superior, o mejor dicho, lo mal que se ha resuelto en esta versión; esta mecánica no se repite demasiadas veces en el juego, y posiblemente habrá a quien no le moleste.

 

El engranaje en cuestión; un dragón escupiendo fuego, mientras tanto, la rueda ocupando la pantalla, y un cartelito justo donde se encuentra Toadette. No es que sea el fin del mundo, pero podría haberse resuelto de otra forma. Además, si “pulsas B” para echar a correr, ves que tu personaje no se mueve… porque se queda agarrado a la rueda (algo que en realidad no es necesario para moverla). Por cierto, B también sirve para encender la linterna de nuestros Toads

 

En cuanto a si aprovecha las posibilidades de Nintendo Switch, tenemos un modo para dos jugadores simplemente repartiendo los dos Joy-Con, en modo portátil se ve tan genial como en la televisión, intercala entre uno y otro controles táctiles por puntero, también tiene controles por movimiento, pero en cambio no cuenta con ningún tipo de funciones online, y hace uso de Vibración HD, pero de forma tan tímida, que probablemente ni te enteres.

 

Conclusión – Análisis Captain Toad: Treasure Tracker

Captain Toad: Treasure Tracker ya era una preciosa experiencia en Wii U, tan simple, como divertido, y mucho más que todo eso, entretenido. Para los que busquen una experiencia profunda, o repleta de ingeniosos puzles, mucho nos tememos que aquí se viene a relajarse, sorprenderte en alguna ocasión que otra y disfrutar sobre todo, ya no digamos si es en compañía de un peque, que bien seguro verá las aventuras de Toad y como Toadette como algo tremendamente satisfactorio, incluso emocionante. Se trata de la primera incursión de esta franquicia, y quizás lo notes a medida que vas avanzando, una falta de profundidad en algunos apartados, incluso variedad de enemigos finales o situaciones, que nos hacen soñar con un posible y futuro Captain Toad 2 que ojalá vaya mucho más allá. Pero oye, para empezar, no ha sido para nada un mal comienzo, sino más bien una agradable experiencia.

 

 

Hemos analizado Captain Toad: Treasure Tracker para Nintendo Switch gracias a un código de descarga proporcionado por Nintendo España

 

Análisis Captain Toad: Treasure Tracker (Nintendo Switch). El precioso viaje del intrépido champiñón
Captain Toad: Treasure Tracker es una preciosa experiencia, tan simple, como divertida, y mucho más que todo eso, entretenido. Pero su simplicidad en algunos aspectos es un arma de doble filo; no esperes profundidad argumental, o variedad de enemigos finales o dificultad exigente. ¡Los más pequeños lo amarán!
PROS
  • Algunos niveles son de postal. ¡Es precioso!
  • Te topas con algunas mecánicas bastante curiosas
  • De jugabilidad asequible para todos los públicos
CONTRAS
  • La dificultad a menudo está por los suelos
  • Le falta profundidad y repite en exceso algunos elementos
  • Puede hacerse corto
80%Nota Final
Puntuación de los lectores: (3 Votes)
84%

Hacer Comentario