Regístrate

Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

¡Muy buenas, berzotas! ¿Me echabais de menos? ¡YIAJAJA! ¿Qué os ha parecido mi repaso a la historia de Nintendo (a MIS JUEGOS)?, ¿y esa mejora a los mejores juegos del pringado de Mario? No se puede obviar que mis títulos son historia viva de los videojuegos, como tampoco que sé muy bien cómo se pueden enfocar algo mediocre o medianamente bueno para convertirlo en obra maestra. Tanto es así que, si algún alma inocente aún no ha probado ninguna de mis creaciones (me quedaré con las caras de quien haya osado cometer ese sacrilegio), vais a estar de suerte porque se avecina la mejor oportunidad de vuestras vidas para jugar a lo mejorcito de ellas.

 

Ya casi queda una semana para que llegue a 3DS mi obra maestra: WarioWare Gold, porque hace nada menos que quince años y dos generaciones de consolas portátiles desde que me estrené por mi cuenta en el negocio de los minijuegos microjuegos, y oye, eso hay que celebrarlo, como también lo guapo y musculoso que sigo siendo por más tiempo que pase, ¡WAHAHA! ¿Que?, ¿qué es eso de “qué es WarioWare Gold” que oigo por ahí? Ay, será mejor que no haga caso de eso, aunque por una vez voy a portarme bien.

 

WarioWare Gold – Tráiler de la demo (Nintendo 3DS)

 

Soy tan bueno que estoy sorteando una New 2DS XL con Mario Kart 7 y 5 copias de WarioWare Gold. ¿Cómo?, con mi #OperacionWikini

 

WarioWare Gold – Lo mejor de mi saga, WarioWare

Imaginad un Mario Party, con sus minijuegos y sus personajes; pero con mi estilazo, mucho más rápido y sin dados ni tableros. WarioWare Gold es una competición de videojuegos en la que los protagonistas no sois vosotros, sino una selección de mis mejores microjuegos, ese invento mío (patente aún en trámite) que consiste en jugar con vuestra habilidad y reflejos en minipartidas de 3 segundos, quién tiene tiempo de más en esta ajetreada vida moderna, ¿verdad? Para ganar en ellas, tenéis que cumplir unas tareas tan sencillas que vuestras simples mentes jamás habrían imaginado, como manejar a un gato pistolero para matar moscas, sacar pelillos de la nariz, hacer un corte de pelo o explotar un globo; pero eso sí, de las formas más alocadas e inesperadas: apretujando los botones de la consola, dándole un repaso a la pantalla táctil como si no hubiese un mañana, o soplando con más ganas que si estuvierais delante de vuestro pastel de cumpleaños favorito. Lo que sea con tal de que la fiesta no decaiga, que es lo que se debe dar por hecho cuando yo estoy en una, ¡JAJAJAJAJA!

 

Tranquilo, no te va a doler

 

Pero que no se os ocurra por un solo segundo que esto es solo un puñado de mis obras, recicladas por mis becarios más vagos para reflejar solo lo más brillante de mi carrerón artístico con Warioware Mega Microgame$, Twisted!, Touched!, Smooth Moves, Do It Yourself y Showcase, que ya de por sí da para parar un tren. De esos 300 microjuegos, una parte van a ser totalmente nuevos (unos cincuenta por lo menos, para que sepáis lo que es la GENEROSIDAD) para que veáis que mi brillante ingenio sigue tan fuerte como mi aliento.

 

Para los que os tiente la nostalgia como a mí me tienta un buen bocata de ajos, os diré que algunas de esas bombas de diversión se inspiran en grandes juegazos como Super Mario Wario Kart, Dr. Mario Wario, Super Mario Wario World 2 o Balloon Fight (Wario Edition) entre otros muchos, así que a lo mejor algún alma sensible suelta algunos billetazos para mí alguna lagrimita. Por supuesto, en esta ocasión muchos de esos microjuegos del pasado lejano que tanto os engancharon ahora se van a ver aún más de rechupete gracias al lavado de cara tecnológico para 3DS que esa gente tan apañá de Intelligent Systems le han dado. Sí sí, esa equipo tan majo, apuesto, fornido y listo detrás de sagas como Paper Mario y Fire Emblem (tengo que hacerles un poco la pelota para cuando vean que solo les voy a pagar la mitad, ñiajajaja) se ha encargado de hacerme el trabajo sucio, y no digáis que no os suenan un poco, que os veo tan enganchados a sus juegos como lo vais a estar con WarioWare Gold.

 

Disfrutad con mi dulce voz, ¡o con la vuestra!

Otro detalle que seguro no esperabais es que por fin vais a poder oír mi fantástica e increíble voz en este juego, y encima en perfecto castellano. Chúpate esa, Mario, que sigues por ahí pavoneándote por chapurrear algo de italiano y no sabes ni lo que es conjugar. Yo tengo un dominio perfecto del idioma del manco ese. Espera, ¿qué es lo que oigo? ¿Que no os impresiona mi maravilloso tono de tenor, decís? ¿Que podríais hacerlo mejor con los ojos cerrados? Entonces quizás deberíais probar vosotros mismos a grabar los audios, a ver qué tal os luce; pero ya os adelanto que tenéis que comer demasiada leche de ajo para alcanzarme. Ya os digo que, por mi parte, podría ganar sin problemas uno de esos concursos de talentos con mis increíbles plagios de canciones, aunque no me vais a ver hacerlo porque no ganaría tanta pasta como con mis maravillosos microjuegos.

 

Hablando de dinero, que es lo que más me gusta en el mundo, ¿os he dicho ya que esta vez organizo el mayor torneo de juegos de la historia? ¿Sí? Pues os lo recuerdo de nuevo. Me han ayudado a prepararlo unos amiguetes míos, como Ashley, Jimmy T., Kat y Ana, Mike y muchos otros que puede que os suenen porque suelen pegarse a mi elegante sombra buscando que les llegue algo de mi fama. El caso es que, por solo diez mil monedillas de nada, que eso se gasta en unas pipas de ajo sin darte cuenta, cualquiera puede participar y hasta llevarse un estupendo premio de diez millones de monedas. Una pasada, ¿verdad? Me pregunto si alguno de vosotros será capaz de ganarlo, cosa que dudo porque no estáis a la altura de los retos del gran WARIO.

El caso es que necesitaba algo de efectivo porque, tras robar tomar prestado mi último gran tesoro, aún no he juntado lo suficiente para vivir felizmente a lo manirroto. Tras pensar durante tan solo unos segundos, porque mi mente es así de rápida y eficaz, he decidido organizar esta gran fiesta en la que yo gano mucho, esto, en la que todos se lo pasan genial, para que disfrutemos de lo lindo y nos olvidemos de los problemas de dinero (porque me pienso llenar los bolsillos). Hablando del tesoro, espero que el que lo tenía antes de tomarlo prestado no se dé cuenta de que lo tengo yo, apenas he tenido tiempo de esconderlo mejor…

 

¿Qué os parece entonces mi próximo gran juegazo? Ya sabéis que el próximo viernes 27 de julio tenéis una cita ineludible con él, con el gran WarioWare Gold y que, por si sois de esos malandrines que necesitáis probar las cosas antes de comprarlas, os recuerdo también que tenéis una demo gratuita en la eShop de Nintendo 3DS para saborear la calidad de los juegos de Wario. Así que… ¡Ya estáis tardando en probarla! ¡Hasta la próxima, pringaos!

 

Foto de familia, para que os familaricéis. ¿Lo pilláis, eh, eh, eh?

 

¿Qué? ¿Que si estoy utilizando este artículo para promocionar WarioWare Gold? ¡Por supuesto que sí! ¿Acaso no se ha notado que estoy haciendo publicidad?

Una Respuesta

Hacer Comentario