Regístrate

Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

Fue hace unos años cuando a través de un proyecto fandom comenzó a desarrollarse Freedom Planet. Éste fue inicialmente concebido como un claro homenaje a Sonic, utilizando elementos y personajes de esta famosa saga de SEGA. Pero tras un tiempo de desarrollo, su estudio decidió dejar a un lado este homenaje para tomar su propio camino, creando así el juego que conocemos hoy en día. Con toques que aún recuerdan a los juegos del veloz erizo azul, este nuevo título contó con nuevos personajes y con una historia más profunda que la de los clásicos Sonic.

 

Freedom Planet – Announcement Trailer – Nintendo E3 2018

 

Un planeta en peligro

Todo comienza una noche, cuando del cielo cae una bola en llamas en un pequeño planeta. Lo que desconocen sus habitantes, es que esa bola de fuego en realidad es la nave extraterrestre del malvado Brevon, que se ha estrellado tras un feroz combate con la Alianza de Planetas. Tras salir ileso del impacto, descubre que en este planeta se encuentra un orbe capaz de hacer despegar su nave de nuevo, por lo que está dispuesto a hacer todo lo que haga falta para robarla, aunque ello haga que todos los ciudadanos del planeta se queden sin energía. Para evitarlo contamos con tres heroínas que van a hacer todo lo posible para evitar que el malvado Brevon deje al mundo sumido en la más absoluta oscuridad. Estas tres heroínas son Lilac la dragona, Carol la gata y Milla la sabueso, con la ayuda de Torque, un pato alienígena de la Alianza de Planetas, que ha decidido echar una mano.

 

 

Cada personaje tiene habilidades especiales que hacen que puedan superarse los niveles de formas muy distintas. Lilac, además de supervelocidad también posee la habilidad de realizar impulsos que pueden usarse para alcanzar zonas elevadas o realizar ataques. Carol, aparte de una moto con la que puede correr a gran velocidad y realizar ataques también puede escalar paredes y utilizar unas plataformas especiales para alcanzar zonas difíciles de acceder. Y Milla, además de poder usar sus orejas como unas pequeñas alas que nos van a permitir saltar más alto o más lejos, también puede usar un escudo protector o lanzar unos bloques de plasma e incluso un rayo con sus manos.

 

 

Todo ello se puede realizar o bien a modo contrarreloj, donde podemos intentar llegar al final de la fase lo más rápidamente posible, o bien con tranquilidad, explorando la zona para descubrir todos sus secretos. Posee cuatro modos de dificultad: siendo Casual el más fácil, después está el modo fácil, tras él el modo normal y para finalizar el modo difícil. Aquí os podemos advertir que el modo normal es bastante complicado según vamos acercándonos al final del juego, por lo que es recomendable tener un buen manejo de las habilidades de las protagonistas si queremos afrontar el desafío de jugar en modo difícil.

 

Cuando un homenaje se vuelve bonito

Como ya habíamos indicado anteriormente, Freedom Planet es un juego que comenzó siendo un homenaje hecho por fans de Sonic, por lo que sus gráficos recuerdan mucho a esas clásicas aventuras del erizo azul que corrió como un loco por las plataformas de Master System y Mega Drive. Su estética de 16 bits y su paleta de colores nos transporta a la época donde no era necesaria una potencia gráfica bruta para poder disfrutar de un gran juego. Con escenarios plagados de detalles y muy bien construidos, no es un juego que nos haga perder de vista cada rincón al ir excesivamente rápido, ya que en numerosas ocasiones tendremos que volver hacia atrás puesto que hemos resuelto algún puzle muy sencillo que nos abre una nueva sección por la que continuar para llegar al final. Con enemigos bien definidos y con un patrón de ataque como los juegos clásicos, que nos va a obligar a memorizar sus ataques para saber cuando tenemos que esquivar o atacar.

 

 

Con respecto al apartado sonoro también podemos decir que es bastante bueno, con músicas que nos invitan a correr sin parar por los escenarios e incluso algunas canciones de jefes finales que nos tienen en tensión, puesto que un golpe puede significar que tengamos que volver a comenzar de nuevo la lucha.

 

Desgraciadamente este título no posee un modo multijugador, ni posee nada que le haga diferente en su versión de Nintendo Switch frente a otras plataformas, aunque quizás la posibilidad de poder jugar tanto en televisión como en formato portátil que nos brinda la híbrida de la Gran N es un factor a tener muy en cuenta que le puede hacer ganar frente a otras versiones.

 

Freedom Planet (Nintendo Switch). Una lucha intergaláctica por la libertad

Freedom Planet es un gran plataformas que nos brinda la posibilidad de estar horas disfrutando de él mientras intentamos alcanzar el 100%. Algo que no es realmente sencillo, puesto que para conseguir todos y cada uno de los coleccionables tenemos que jugar no solo con las tres protagonistas, sino que también vamos a tener que rejugar las distintas fases para encontrar todos los rincones secretos que éstos poseen, lo que hace que este juego sea un gran y divertido desafío. Como ya hemos indicado con anterioridad, poder elegir su dificultad permite que cualquier tipo de jugador pueda jugar a este maravilloso título sin necesidad de verse frustrado por quedarse atrapado en un nivel. Si os gustan los plataformas veloces como los clásicos Sonic este es vuestro juego, rápido, divertido, rejugable y lo mejor de todo es que está completamente traducido al castellano, con una traducción impecable, aunque sus voces están en inglés. No lo dudéis y lanzaos a salvar el planeta junto a nuestras tres valientes y fuertes heroínas.

 

Este análisis ha sido posible gracias a un código de descarga cedido por Marvelous Games.

Freedom Planet es un juego que comenzó siendo un homenaje a Sonic y que se ha ganado a pulso su puesto entre los grandes plataformas. Divertido, rápido y para todos los públicos, éste es un juego a tener en cuenta.
Nota de lectores0 Votos0
PROS
Una historia original
Diferentes formas de superar un nivel según qué personaje escojamos
Un gran homenaje a los plataformas de 16 bits
Contras
Su curva de dificultad a veces nos puede frustrar
Se hace corto
80

Hacer Comentario