Ayuda a NextN comprando en Amazon
Debris Infinity

Análisis – Debris Infinity (Nintendo Switch). Que la Fuerza te acompañe

Érase una vez que se era, en una época muy muy lejana para nuestros lectores más jóvenes, allá por los finales de los años 70 y principios de los 80, cuando nuestros padres querían jugar a videojuegos tenían que armarse a hacer tareas para ganarse su paga de una pocas pesetas e ir a los salones recreativos. Una vez allí tenían multitud de arcades donde elegir en qué juego se gastaban sus pesetas. De aquella época tenemos grandes exponentes de lo mejorcito que pasó por esos salones como son Pacman, Pong o Asteroids entre otros. El juego que hoy analizaré, Debris Infinity, bebe mucho de los juegos de aquella época, actualizando a los tiempos que corren su propuesta, que no es otra que mantenernos frente a la pantalla disfrutando de las virtudes de su jugabilidad. ¡Empezamos el análisis! Ready… Engage.

 

 

Utiliza la Fuerza

Debris Infinity es un arcade de acción en el que encarnas a una nave con forma de cabeza de tenedor. Tu misión, si decides aceptarla, consiste en evitar que te toque cualquier otro objeto que aparezca por pantalla mientras disparas a todo lo que se mueve. Nosotros nos moveremos en dos dimensiones dentro de un rectángulo del que no podremos salir, pero al que si podrán entrar los obstáculos que vayan apareciendo desde fuera de la pantalla; eso si, una vez haya entrado en el rectángulo no saldrán y rebotarán contra las paredes cuando choquen contra estas.

 

Nuestra nave estará rodeada por dos semicircunferencias: la de la izquierda, dependiendo del modo al que juegues, representará la vida o el tiempo que te queda para seguir jugando tu partida, y el de la derecha, dividido en tres tramos es el medidor de dos habilidades especiales que podemos realizar:

 

  • Manteniendo presionado ZR o SR ralentizaremos el tiempo gastando poco a poco la barra para poder salir de las situaciones más comprometidas.
  • Presionando ZL o SL gastaremos un tramo para crear una explosión de energía que cubrirá toda la pantalla destruyendo todo lo que haya en ella.

 

Además, cuando subamos de nivel activaremos por un tiempo determinado armas especiales que sustituirán a nuestros disparos normales, los cuales podremos usar mientras no se consuma una nueva circunferencia más pequeña que aparecerá alrededor de nuestra nave. Por último, si jugamos online se nos irá notificando cada posición del ranking que vayamos subiendo con la puntuación de nuestra partida, lo que hace que nos esforcemos un pelín más para seguir subiendo en el ranking.

 

Debris Infinity

 

Confía en la Fuerza

Sin duda Debris Infinity es un juego divertido. A mí me ha sorprendido, no esperaba pasármelo tan bien jugándolo. Si bien no innova demasiado con sus modos de juego, tenemos los típicos modos supervivencia, por tiempo y por oleadas, pero con otros nombres, estos están muy bien planteados. Es muy divertido jugar a todos ellos ya sea solos o con alguien, aunque siempre es mejor jugar con alguien por todos los piques que se pueden dar ya que uno controlará el movimiento de la nave junto a la ralentización de tiempo y el otro se encargará de disparar y de activar o no las explosiones de energía. Por otro lado, en modo versus jugaremos los dos naves compitiendo entre nosotros, no nos haremos daño si nos disparamos la una a la otra, sino que ganará quien elimine más obstáculo, quien tenga la mayor puntuación; y he aquí un detalle muy importante: si eliminan a la nave con mayor puntuación la partida no acabará hasta que la nave superviviente supere en puntos a la otra o sea destruida. Aquí ser destruido no es sinónimo de perder la partida, ¿no os parece interesante?

 

Uno de los aspectos que más me ha gustado es el cómo han diseñado la interfaz de juego durante las partidas; no es solo el diseño artístico, que es muy vistoso, sino cómo te enseña todos los elementos importantes por pantalla y sin necesidad de distraerte del foco de la acción puedas entender perfectamente qué ha pasado. El aspecto que más me ha gustado ha sido, cuando juegas conectado a internet, como te muestra encima de tu nave, en color amarillo y durante apenas un segundo, tu posición en el ranking. No te da tiempo, sin desconcentrarse, a mirar la posición exacta en la que estás, pero te deja claro que has subido de posición, lo que te anima a seguir jugando para seguir mejorando tu puntuación para subir más; y como debajo de la puntuación se va actualizando a la par cuando creas que tienes un momento de descanso puedes mirar arriba y conocer exactamente tu posición en el ranking. Es un diseño soberbio.

 

El título aprovecha muy bien las capacidades únicas de Nintendo Switch haciendo de la vibración HD una de sus mayores virtudes. Esta se nota sobre todo cuando jugamos en el televisor en el momento que destruimos las rocas de mayor tamaño y es toda una delicia jugarlo en portátil. Sin embargo, a pesar de que podamos jugar en todo momento con un solo Joy-Con lo desaconsejo rotundamente salvo caso de fuerza mayor, léase jugar en versus y no tener otro par de Joy-Con o el mando Pro, pues con ambos Joy-Con disparamos en todas direcciones con el uso del stick derecho pero jugando con un solo Joy-Con perdemos agilidad a la hora de disparar pues lo hacemos con los botones. No se disfruta igual del juego así.

 

Debris Infinity

 

En cuanto al apartado gráfico no hay ninguna pega que reprochar a Debris Infinity. El título funciona a 1080p en modo sobremesa y a 720 en modo portátil y tabletop, manteniendo en todos los modos unos 60 FPS sólidos como un planeta de grande. La música que acompaña al juego en ningún momento llega a ser memorable pero sin duda acompaña muy bien al juego y no es lo mismo jugar al título con volumen que sin ello, acaba perdiendo, poco, pero pierde. Mención especial merece la voz que nos acompaña durante las partidas me ha parecido muy cercana, una incorporación perfecta para esos momentos de tensión del jugador por perder una partida en el peor momento posible, te reconforta y no se siente en absoluto robótica.

 

Debris Infinity – ¡Nos están atacando!

Debris Infinity está pensado para jugarse en partidas cortas. Es un título perfecto para cuando vas en el bus o en el metro y te apetece distraerte jugando un par de partidas. Es un título muy rejugable, que te invita una y otra vez a superarte a ti mismo y a subir posiciones en el ranking global. Arrastra unos problemillas como la incomodidad de jugar con un solo Joy-Con o la rapidez con la que puedes cansarte del título si juegas durante mucho tiempo seguido. Sin embargo, estamos ante un gran arcade que hará las delicias de los aficionados al género y que por su módico precio debería estar en su Nintendo Switch más pronto que tarde.

 

Debris Infinity

Este análisis ha sido realizado gracias a un código de descarga de Debris Infinity proporcionado por SVC Games

Debris Infinity es un arcade que nació para jugarse en Nintendo Switch que hará las delicias de los aficionados al género y de quienes busquen un entretenimiento en sus ratos libres
Nota de lectores2 Votos77
Pros
La rejugabilidad que ofrece en partidas cortas
El diseño de la interfaz durante la partida
El uso de la vibración HD
Contras
Si juegas durante mucho tiempo seguido se agota la fórmula
Falta de incentivos para seguir jugando
La incomodidad para disparar jugando con un solo Joy-Con
75
Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más artículos
Dusk Diver Switch
Dusk Diver muestra sus primeros minutos de juego en este pequeño gameplay