Ayuda a NextN comprando en Amazon
Wii U

Wii U a debate en la redacción de NextN. La historia de un ¿fracaso? ¿anunciado?

Que Wii U no ha tenido el éxito que Nintendo hubiera deseado es algo más que palpable, ya que esta solo ha logrado colocar lo equivalente a una décima parte de las unidades vendidas por su antecesora, la Wii. Su fatal desenlace, y no menos tortuoso camino, está más que presente, siendo ya parte viva de la historia de los videojuegos. ¿Mal concepto?, ¿mala estrategia comercial?, ¿mala suerte?, ¿mala leche?

 

 

En NextN no vamos a limitarnos a repetir las palabras del maestro Shigeru Miyamoto al respecto:

 

La gente nunca entendió el concepto detrás de Wii U

 

No vamos a hacerlo por una sencilla razón, entendemos que son muchos factores, algunos bastante complejos, los que influyeron en lo que, a posteriori, acabaría siendo la consola peor vendida de Nintendo. Por todo ello, hemos pedido a nuestros redactores que se mojen, y que se mojen no solo dando su opinión sobre el propio sistema, sus virtudes, defectos y todo lo que le ha rodeado, sino expresando su sentir, sus vivencias y su experiencia con Wii U. A continuación, transcribimos todos sus comentarios.

 

Wii U: la redacción de NextN opina

 

Irving

Al principio he pensado “Deberían portear todo a Switch y luego enterrar cualquier rastro de su existencia”, pero luego me he dado cuenta de que debemos recordar a Wii U. Los nefastos errores que la acompañaron desde su nacimiento (concepción y campaña de Marketing) no deben olvidarse nunca.

 

Nintendo debe recordar esos errores siempre que pueda, pues no debe permitirse el lujo de repetirlos. Debe seguir aprendiendo de ellos. Nosotros debemos hacerlo por un motivo aún más simple, somos consumidores. No debemos volver a sufrir por una consola sin apoyo. No debemos volver a ver como E3 tras E3 todo son grandes lanzamientos para el resto de plataformas mientras la consola en la cual (en muchos casos) nos hemos dejado los ahorros de toda una vida es dejada de lado. No tengo nada contra Wii U, de hecho pude disfrutar de grandes juegos en ella, pero la verdad, aunque duela, debe ser dicha. 

 

Alias79

2011 fue un año muy emocionante. NextN inició su andadura esas navidades, antes incluso de que Wii U llegara al mercado. Y había infinidad de detalles que desconocíamos por completo, y la cosa no se solucionó a medida que iba avanzando el tiempo hasta su lanzamiento. Una vez con la consola en nuestra casa, disfrutamos con ella, como hacía tiempo que no lo hacíamos con una consola. Era innovadora, ese Nintendo Land que a muchos disgustó en un E3 desastroso, por no ser lo que la gente esperaba que Nintendo centrara su presentación, fue REALMENTE divertido, algo nuevo y que incluso diré que echo de menos a día de hoy. A lo largo de los años que ha estado con nosotros, Wii U nos ha ofrecido experiencias similares, juegos muy originales que, como Nintendo decía, no eran posibles en otra consola, gracias a la jugabilidad de doble pantalla que proporcionaba el Wii U GamePad, que básicamente replicaba la fórmula de Nintendo DS / 3DS en una consola doméstica. Wii U tuvo muchas ocasiones para demostrar lo especial que era… pero fracasó. Y fracasó, porque muchas cosas se hicieron fatal. Para empezar, existía una brecha técnica bastante grande entre la consola del GamePad y PlayStation 4 / Xbox One… lo curioso es que no es muy diferente a la que existe con Nintendo Switch, pero es la diferencia entre hacer las cosas bien. El desconocimiento, la falta de información, o de dar a entender, fue algo predominante. Había desarrolladores que no tenían idea de las posibilidades de la máquina, desconociendo por completo, por ejemplo, si iban a poder implementar características online, porque no sabían ni como funcionaban. Esto demuestra una falta de comunicación impresionante por parte de Nintendo durante el desarrollo de una máquina que terminó siendo tan diferente, que muchas desarrolladoras terminaban por no implementar características, funciones o contenidos, para no complicarse, o porque tenían que programar lo que no tenían que hacer para la competencia de la Gran N. Durante la concepción de Wii U, más comunicación con la gente de Unreal Engine u otras herramientas gráficas, como ha existido con Nintendo Switch, no habría venido mal… pero esa puerta cerrada, ese secretismo, llevó a crear algo tan único, que solo Nintendo pudo sacar todo su potencial. Pero ese error de comunicación se extendía más allá; no pudieron hacer entender ni a potenciales clientes, ni incluso a la prensa, qué era Wii U. Flaco favor le hizo conservar el término “Wii” en su nombre, incluso ser similar en apariencia a la anterior consola. Pasaron los años, y todavía existía gente que pensaba que Wii U simplemente era una Wii HD con una tablet, y pese a que se esforzaban en cambiar su mensaje, y no éramos pocos informando de lo que realmente era, la consola jamás llegó a tener la oportunidad que merecía.

 

Ya como jugador, echo la vista atrás, y solo recuerdo alegrías. No ha sido la consola con más videojuegos, no ha tenido el apoyo de unas compañías third party que por no complicarse la abandonaron… pero me ha ofrecido experiencias inolvidables, algunas partidas que quedarán grabadas en mi mente de por vida. Ayuda a eso también que sea una consola con la que has visto crecer a tu hijo… la de veces que lo he visto sonreír, la de veces que nos hemos divertido con ella, ¡o peleando por el GamePad! Acerca de eso, mi pequeño se ha pasado multitud de juegos sin mirar la pantalla del televisor, sonando de fondo Hora de Aventuras, u otras series, mientras estaba concentrado en la pantalla del GamePad. Eso era algo que otras plataformas no podían ofrecer; independencia de la TV. Una jugada maestra por parte de Nintendo, una de las mejores cosas que tenía Wii U… y que desde luego han sabido trasladar al concepto de Nintendo Switch, una consola con la que han hecho las cosas bien. Podrían ser mejor, ojo, pero han cogido todos esos errores y simplemente no los han repetido o han buscado soluciones alternativas (¿no puedes ofrecer más potencia?, trabaja en maximizar la compatibilidad con las herramientas más utilizadas). De eso va la cosa, ¿no? De aprender de los tropiezos. Y si bien Wii U, como jugador, no la considero un tropiezo, desde una visión general hay que reconocer que hay mil cosas que se hicieron mal, tanto por parte de Nintendo, como de las desarrolladoras… incluso por parte del público; no darle la oportunidad a juegos grandiosos, incluso poseyendo la consola, es algo que no tiene lógica alguna.

 

Toca cerrar esto diciendo que, si no fuese por Wii U, no estarías leyendo estas líneas, ni habría conocido a la gran mayoría de la maravillosa gente que ha pasado por NextN, pues sí, Nintendo 3DS ha tenido mucho que contar en nuestra historia, pero la consola del GamePad fue la que ha hecho posible que exista este medio. ¡Gracias por tanto, Wii U!

 

Synbioso

Wii U un memorable fracaso comercial, pero una buena consola..

 

La estrategia de Nintendo pasa por repetir hasta la saciedad que el fracaso de Wii U explica el éxito de Nintendo Switch. Sinceramente, creo que estamos ante algo bastante más complejo. El fracaso de Wii U se debe a diversos motivos y uno de ellos, de bastante peso, es que no supieron vender el producto (ni a las thirds, ni a los propios usuarios). Muchos amigos míos ni siquiera sabían si eso que anunciaban los de Nintendo era algo nuevo o una actualización de la Wii. La estrategia seguida fue un verdadero fiasco.

 

Ahora bien, si hablamos de sentimientos, experiencias y, en definitiva, de cuantificar lo que este sistema me ha aportado… Lo vivido bajo el paraguas de esta plataforma puede calificarse de todo menos de fracaso. Los momentos que he pasado con ella y lo que, por desgracia en no tantos juegos como quisiera, me ha aportado el Gamepad cubre de forma holgada hasta el último euro invertido en ella. Además, podía jugar en el salón mientras todos echaban la siesta en el sofá (yaya Nintendo Switch blablabla jajaja… )

 

JoseArkangellus

Puede que para muchos Nintendo Wii U supuso un gran fracaso, sin embargo esta puede ser una de las consolas con mejor catálogo de la historia, tal es la cantidad de grandes joyas que posee que estamos viendo una ingente cantidad de ports de sus juegos a Nintendo Switch.

 

Aún recuerdo que tras ver el Direct donde fue presentada fui corriendo a la tienda a reservarla, tuve la suerte de poder poner mis manos sobre ella una semana antes de su lanzamiento oficial y estuve disfrutando durante horas antes de tener que esconderla puesto que iba a ser un regalo que me iba a hacer mi mujer. Durante toda la vida que esta maravillosa consola estuvo recibiendo increíbles juegos estuve disfrutando de ella, incluso aún suelo jugar a alguno de ellos y creo firmemente en que fue su mala publicidad la que la hizo fracasar puesto que sus grandes juegos la han convertido en la que yo creo que es una de las mejores consolas que ha tenido Nintendo.

 

Obi Joan

Cuando fue presentada Wii U hubo un detalle en concreto que me llamó la atención; que al jugar al golf en Wii Sports la pelota estuviera en el Gamepad y pudieras interactuar fluidamente con eso. Y ya cuando vi de lo que era capaz con juegos como Batman Arkham City se convirtió para mí en compra obligada. Poco me importaba su músculo gráfico si era capaz de aportarme experiencias irreplicables en otro sistema, como pueden ser Pikmin 3 o la gestión de inventario en juegos como las vistas en las remasterizaciones de Zelda (Windwaker y Twilight Princess) y en otros juegos que supieron aprovechar el Gamepad. También hay experiencias que no son ni serían lo mismo en otras plataformas, como Rayman Legends o Paper Mario Color Splash y otras que directamente solo se entienden en una Wii U, como el brutalísimo Affordable Space Adventure (¡ju-gad-lo!).

 

Y bueno, de juegos podríamos estar parrafeando un rato largo, pero Wii U era más que eso. Vale que el chat de voz estaba totalmente infrautilizado (solo lo caté en Need For Speed Most Wanted y lo desconecté al rato tras unos berridos de niño rata)… Pero Miiverse… ese fue el gran legado oculto de Wii U. Criticada por muchos, esa red social gráfica administrada por Flanders me ha aportado amistades a día de hoy consolidadas. Algo tendrá Miiverse que se le hecha tanto de menos por muchos. Wii U. Una consola con nombre y fecha de lanzamiento mal elegidos. Pero que los que la disfrutamos lo hicimos con una intensidad inusitada.

 

Migorado

Si hablamos de Wii U, tengo sentimientos encontrados. Hubo un tiempo en el que renegaba de la consola, incluso habiéndola comprado de salida, por lo que todo el mundo decía que estaba “muerta y enterrada”. Sin embargo, si echo la vista atrás, es una consola a la que he dedicado muchas horas y que no se merece la mayoría del odio.

 

Sin embargo, no estoy ciego, puesto que sé ver que Wii U ha sido una de las consolas cuyo proceso de marketing ha tenido demasiados errores. Para comenzar, por culpa del nombre, sé de muchos conocidos que creían que el Gamepad era la única novedad y que podían comprarlo por separado para la Wii que ya tenían en casa.

 

Además, he de reconocer que ahora Wii U ya no ocupa ese lugar en el que estuvo durante su ciclo de vida, pero porque quiero conservar la consola como se merece. Dejarla en ese sitio hasta que dejase de funcionar no sería justo, ya que aunque esté guardada, siempre que estoy con amigos la saco de su caja y echamos unas carreras a Mario Kart 8, nos picamos con Nintendo Land o nos damos de mamporros con Super Smash Bros.

 

Indi

Escribir sobre Wii U es difícil. Es escribir sobre sentimientos encontrados. A diferencia de Wii con Wii U Nintendo volvió a proponer una consola que ofrecía una experiencia distinta a la de las consolas competidoras; pero, no supo venderla.

 

A mi hermano le regalaron hace 3 años una Wii U y con él y con la consola he vivido momentos muy buenos. Ganar una partida online al Mario Kart 8 remontando desde la última posición, enfrentarme al malvado/adorable Bowser en Super Mario World o descubrir los metroidvania con Super Metroid de SNES entre otros. Y sin embargo, cuando la vi anunciada en un MediaMarkt y pude probar el New Super Mario Bros. U no supe ver su potencial, parecía un periférico de la Wii.

 

Wii U ha sido una consola incomprendida, que no nos supieron vender, pero que a muchos nos encandiló su catálogo, aunque reducido en comparación con las otras consolas del mercado, de una calidad maravillosa. Una consola con una falta de potencia palpable pero que era capaz de mover mastodontes como Xenoblade Chronicles X. Wii U fue un fracaso comercial, pero fue una grandísima compañera para quien la eligiese a ella.

 

Kirby_KIE

Volvemos a vernos, querida. Supongo que ahora vas a regañarme porque hace más de tres años que no te enciendo, que no juego contigo. He estado ocupado. A quién pretendo engañar, he tenido todo el tiempo del mundo. Lo que no he sentido son ganas de probar ningún título de tu catálogo tras Splatoon, amiga mía. Y ni los calamares te salvaron. Llámame superficial, pero esa pantalla en el mando te queda muy, muy mal. Y si además apenas tiene utilidad a la hora de la verdad más que hacer demasiado engorroso el control en cualquier juego, mal vamos.

 

Bueno, vale, tienes cosas interesantes. Nintendo Land era bastante mejor que Wii Sports, Hyrule Warriors salió curioso aunque fuera a tirones, Mario Kart 8 es una salvajada, el hype de Smash con cada trailer fue demencial y gracias a ti pude probar y disfrutar de Wind Waker, el mejor Zelda. No os atreváis a negarlo. Pero en qué queda todo esto. ¿Animal Crossing con Amiibo? ¿En serio? ¿Nada interesante de thirds? ¡Anda, mira! Había puesto a encenderse mi Wii U cuando empecé a escribir esto y por fin ha cargado el menú principal, ¡y en tan solo 5 minutos! Eso sí, para encender la pantalla del mando y avisarme de noticias que me dan completamente igual sí te das prisa.

 

Creo que hasta aquí llega mi carta, amor. No te echaba de menos, ni lo haré a partir de ahora. Al menos me diste una cosa muy buena, y te estaré eternamente agradecido: ahora juego en PC. Gracias por descubrirme un mundo mejor. Ahora, dile a la Switch que ya puede pasar. ¡Hasta nunca!

 

Hectorjimeno

Wii U ha sido una consola muy especial para mí en los últimos años. Sí, es cierto que su concepto es tremendamente confuso para los menos adentrados en este mundillo y que su catálogo de títulos es más bien reducido, pero aún con esas carencias supo conformar uno de los mejores compendios de juegos first-party que yo recuerdo en un sistema de Nintendo. Desde mi primera experiencia el soberbio Super Mario 3D World, hasta mi última adquisición, Captain Toad, la sucesora de Wii me dio más alegrías que decepciones. Por supuesto que recuerdo aquel infame E3 de 2015, en el que todos esperábamos un «boom» de novedades increíble y a cambio recibimos un direct más bien flojo, y aunque Yoshi’s Woolly World y Mario Maker estuvieron ahí, nadie puede obviar la existencia de Animal Crossing: Amiibo Festival.

 

Sea como fuere, allá por 2014 y con mi primer salario decidí comprar una Wii U antes que una PS4. Si os digo la verdad no me arrepiento en absoluto. La consola de Sony llegaría a mis manos en 2017, cuando su catálogo comenzaba a ser, a mi parecer, interesante, y habiendo disfrutado durante casi 3 años de la máquina de Nintendo. Super Mario 3D World, los remasters en HD de los The Legend of Zelda de Gamecube, Pikmin 3, Yoshi’s Woolly World, Captain Toad, Xenoblade Chronicles X, The Wonderful 101 y, por supuesto, The Legend of Zelda: Breath of The Wild son, personalmente, razón suficiente para la adquisición de la consola. Un catálogo pequeño pero poderoso.

 

Como veis únicamente estoy hablando de los juegos, y es que realmente es lo único que me importa de Wii U. Su online no será el mejor del mundo, y el gamepad puede resultar tedioso en muchas ocasiones (especialmente si, como yo, no cuentas con la batería de larga duración), pero los juegos lo compensan todo. Como siempre he dicho, Wii U pudo ser un fracaso en el mercado, pero siempre será un éxito en mi corazón. ¡Larga vida a Wii U!

 

Wii U

 

Moripi

La verdad es que es una máquina a la que le tengo un cariño especial porque fue la primera consola que me hizo volver a jugar con asiduidad desde la época de Super NES, gracias a su resultón catálogo de juegos, que, a fin de cuentas, es lo que realmente debería definir al hardware al que van destinados. En el caso de la Wii U, en mi opinión, la mayoría de ellos tienen una calidad incontestable y, además, el mérito de ser los que introdujeron el HD en el universo Nintendo, algo que puede parecer una tontería pero que, para un amante de los gráficos como yo, supuso un salto cualitativo enorme y un regalo para mis ojos, ansiosos por ver a Mario o a un simple Mii con buena definición. Eso fue lo que me la vendió de lanzamiento, junto a Miiverse, el concepto de juego asimétrico y el off-TV, grandes ideas que deberían haber aportado mucho más de lo que finalmente hicieron.

 

Pero llegamos al lado negativo, lo que me “amargó” la generación como nintendero que soy. Y es que ver como, uno tras otro, los juegos de las 3rd party pasaban de largo durante casi toda su existencia, acabó por ser una tortura psicológica que me generó en más de una ocasión la sensación de ser usuario de una consola muerta en vida. A pesar del glorioso nacimiento de los Directs, Nintendo no supo hacer ver el potencial del concepto a otras desarrolladoras y usuarios y creo que cometieron errores, conocidos por todos, de tal calibre que hicieron que el término Nintendoomed cobrase sentido al aplicarlo a la Wii U desde casi el momento de su presentación.

 

Ahora, algunos echamos de menos su online gratuito o su discos como soporte físico pero, lamentablemente para ella, creo que cada vez tiene menos sentido mantenerla en nuestras estanterías debido a la cantidad de exclusivos de Wii U que están siendo portados a Switch. De ahí que, precisamente este pasado fin de semana, mi negrita haya sufrido un “reboxing” del que probablemente no se recuperará. DEP.

 

Trekker87

Muchos cuando hablan de Wii U lo hacen con cierto rechazo debido al descalabro que supuso para la compañía nipona. Yo sin embargo cuando hablo de ella lo hago con muchísimo cariño debido a que fue la consola que me hizo volver a los videojuegos. De pequeñito siempre me gustaron los videojuegos y la única consola de sobremesa que tuve fue Nintendo 64. Fueron muy pocos los juegos que tuve, ya que sus cartuchos costaban la friolera de 15.000 pesetas; sí, algunos somos algo viejunos. Sin embargo, a pesar de tener portátiles como Nintendo DS, Wii U fue la consola que me devolvió ese alma de jugador que siempre he tenido.

 

La compré a los pocos meses de salir al mercado y, sí que es verdad que en sus inicios ya empezaba a cojear debido a ciertos problemas como algunos juegos exclusivos que luego no lo fueron y se retrasaron, cof cof Rayman Legends. Sin embargo, yo seguí apoyándola y disfrutando de sus características con el Gamepad. Recuerdo jugar a Batman Arkham City y alucinar con lo que se podía hacer con el Gamepad. Para mí era toda una pasada. Más adelante me fui haciendo con grandes joyas como Bayonetta 1 y 2, Mario Kart 8 o el incomprendido pero a la vez deseado The Wonderful 101. Reconozco que aún tengo unos cuantos juegos sin jugar porque me podía el ansia de comprar juegos.

 

Sé que ha sido una de las consolas más incomprendidas y por eso pienso que en un futuro muchos jugadores querrán tenerla en sus estanterías. Yo aún sigo jugando de vez en cuando con ella y como he dicho siempre, el cariño que la tengo es muy grande, ya que sin ella ahora mismo no estaría escribiendo estas líneas.

 

OniBelfi

¿Wii U, qué es eso, se come? ¿Es un accesorio de la Wii, o una Wii HD con mando tableta? En realidad es un prototipo beta de Nintendo Switch… Vale, hablemos (o escribamos) ya en serio.

 

Los fans de la gran N que llevamos jugando casi desde sus inicios sabemos que Nintendo apostaba por la potencia en la guerra de consolas, especialmente con SNES y N64. Sin embargo, al ver cómo la competencia ofrecía mayor comodidad a la hora de desarrollar (lo cual generó más ventas por el apoyo Third-Party), la Gamecube sería la última consola nintendera que conoceríamos enfocada a la potencia. O eso creíamos, hasta que llegó Wii U. Porque antes, en 2006 se dio una vuelta de tuerca revolucionando el mercado con Wii, esa consola de menor potencia frente a la era HD pero cuyo mando con sensor de movimiento atrajo a una gran masa de compradores que se iniciaban en los videojuegos (denominado “público casual”), lo cual dividió más las opiniones entre fans de la gran N, a pesar de contar con un amplio catálogo para todos los gustos.

 

Entonces Nintendo decidió traer Wii U al mercado para recuperar a esos fans descontentos que buscaban juegos más de la vieja escuela y adaptados a la guerra HD del momento, sin olvidar tampoco el factor revolucionario que siempre ha caracterizado a Ninty. Pero… ¿Por qué fracasó?

 

A partir de aquí daré mi humilde opinión personal, y mi versión de los hechos, digamos. Mario es casi mi saga favorita de Nintendo, y casi siempre el estreno de una consola nueva significaba la llegada de un gran Mario digno de mostrar el potencial de la consola. Nintendo Entertainment System tuvo Super Mario Bros., SNES tuvo Super Mario World, Nintendo 64 tuvo Super Mario 64… ¿me seguís? Irónicamente esto no pasó con Wii, que nació con un port de Zelda Twilight Princess bajo el mando (cosa que me incitó a comprarla de lanzamiento, pero eso ya es otro tema). Si sois avispados, veréis que me he saltado algo entre la lista de consolas… Así es, Gamecube no nació en 2001 con un gran Mario, pero sí con un gran Luigi, lo cual para mí en mi niñez era un juego secundario (lo siento “Mario verde”, sabes que te quiero). No fue hasta 2002 cuando llegó el soleado Mario Sunshine que decidí hacerme con el cubo morado, igual que Mario Galaxy de Wii llegó en 2007. ¿Por qué menciono todo esto? Porque mi caso con Wii U fue un poco igual.

 

De lo que yo recuerdo de Wii U, tenía un precio excesivamente caro de lanzamiento en 2012, y el único juego ligeramente atrayente era New Super Mario Bros. U, que sería el 4º de la saga New y se me antojaba bastante trillado ya el concepto después de jugarlo en DS y Wii, y por mucho que aprovechase de manera ingeniosa el mando tableta para 5 jugadores, seguía sin ser suficiente razón de peso para comprarla. Aparte, una campaña de marketing regulera, el diseño era muy parecido a Wii (igual de blanca solo que un poco más grande) y con ese tablemando que parecía más un accesorio que otra cosa. Dolorosamente tuve que empezar a pensar por primera vez en mi vida que Nintendo estaba haciendo las cosas mal, y que no volvería a comprar una consola suya más (la última en ese momento era mi 3DS de 2011). A finales de 2013 llegó Mario 3D World, un aliciente interesante, pero deseaba más el “gran Mario 3D” al que nos tiene acostumbrados el equipo de Yoshiaki Koizumi.

 

Pero llegó 2014 y, ay que año, que E3, que maravilla todo… En Febrero llegó Donkey Kong Country Tropical Freeze, secuela que para mi gusto supera por muy alto al DKC Returns de Wii (aliciente que necesitaba jugar más que verlo para saberlo), pero no fue aún razón para subirme al carro de Wii U. Entonces llegó el E3, donde se anunció que juegazos como Hyrule Warriors, Bayonetta 2 o Super Smash Bros. llegarían ese mismo año al mercado, además de mostrar el esperadísimo Zelda Breath of the Wild (aún sin nombre, ni gameplay real y con un provisional 2015 de fecha). Y no solo eso, Mario Kart 8 había salido al mercado en Mayo (para mí casi el mejor MK), y en junio hicieron una oferta que al comprarlo te regalaban otro juego en digital. Claramente sentía que había llegado al fin el momento de reunirme con Ninty de nuevo, y además Carrefour me ofreció una interesante oferta en la que me regalaban Super Mario 3D World físico. Así es, 3 juegos de golpe al comprar la consola (porque Zelda The Wind Waker HD fue mi regalo escogido), no podía empezar de mejor manera todo. (PD: En serio, en precios de videojuegos, Carrefour es muy recomendable)

 

Pero llegó 2015 y, ay que año, que E3, que desastre todo… Sí, salió Splatoon, una joven promesa de shooter colorido con pintura y actualizaciones gratuitas para disfrutar online de manera desenfadada. Y salió Mario Maker, homenaje a los 30 años del fontanero bigotudo en que podíamos diseñar nuestros propios niveles y compartirlos. Bueno, y también Xenoblade Chronicles X y Yoshi’s Woolly World. Y si nos ponemos así, un Mario Tennis y Kirby de calidad cuestionable. Pero ni rastro del Zelda U, Star Fox Zero retrasado a 2016, y seguíamos sin ver un Metroid. Y bueno, fue un año doloroso también por el fallecimiento del presidente Satoru Iwata, que nos abandonó igual que Nintendo abandonó a Wii U.

 

2016 que yo recuerde solo hubo 3 títulos destacables por parte de Nintendo, y solo me interesé por uno de ellos, y fue Star Fox Zero. Un juego muy criticado por su jugabilidad, y reconozco que tengo sensaciones dispares con él, al igual que es un reboot del clásico de N64 que mejora cosas pero empeora otras, cuando podría haber sido más innovador y ambicioso. Los otros 2 títulos que destacaría son Pokken Tournament y Paper Mario Color Splash. El primero me parecía muy pobre de contenido, y el segundo rompía demasiado las mecánicas que adoraba de sus primeras entregas. Podría mencionar también Zelda Twilight Princess HD, aunque no es un remastered de Gamecube. Solo quedó el E3 2016 para ver exclusivamente el ya nombrado Zelda Breath of the Wild, y saber que Nintendo estaba ya con una tal NX entre manos.

 

Lo más triste de todo esto, no es que Wii U no tuviera tantos títulos como se esperaba, sino que muchos de esos juegos ahora estén en su sucesora Nintendo Switch, como Bayonetta 1+2, Pokken, Zelda BotW y un largo etc, como New Super Mario Bros U Deluxe anunciado para enero 2019. No me entendáis mal, es lógico que la gran N quiera recuperar el dinero que invirtió en dichos títulos y que no cosecharon suficientes ventas o fama. Yo por ejemplo me alegro de que títulos tan sobresalientes como DK Country Tropical Freeze o MK 8 Deluxe reciban una segunda oportunidad, aunque considero que deberían poner un precio más razonable, ya que son ports y no juegos nuevos.

 

Como sea, que salgan estos ports en Nintendo Switch lo que hace es desvalorizar más a la pobre Wii U, la cual poco a poco se quedará sin exclusivos que la hagan especial. Pero oye, aún conserva su online gratis, una Consola Virtual más que decente, y una idea única de combinar la pantalla de televisión con la del mando tableta que, a mí particularmente, le veía un fuerte potencial. Wii U no era mal consola, solo que no supieron venderla ni exprimirla lo suficiente, pero por un tiempo tuvo unos exclusivos alucinantes, y fue el preludio del excelente concepto híbrido que tiene su sucesora Switch. Asi que sí, si no fuera por Wii U, Nintendo Switch ni existiría. No le deis un entierro digno todavía, que aún podéis jugar gratis al online de Mario Kart 8 o Splatoon 1 sin tener que pagar por ello en Switch, o disfrutar de títulos de N64 y Nintendo DS, por ejemplo. Ojalá que Switch tenga una vida más plena y duradera. Además, es el legado de Iwata, eso queráis o no tiene su valor particular y sentimental :)

 

Desgra

Recuerdo cuando acabó la presentación de la Wii U, me dejó totalmente a cuadros, no tenía ni idea de lo que acababa de ver… ¿Era una consola nueva? ¿Un nuevo accesorio para Wii? Su presentación había sido tan confusa que no podía saber qué era eso. Y era normal, Wii había tenido la Balance Board para Wii Fit, quizás ahora estábamos ante un nuevo “extra” para la consola más exitosa de la generación.

 

Esta confusión creo que fue el primer gran problema, no supieron explicar que estaban vendido. Pero el problema real fue que ni la propia Nintendo supo exprimir ese mando con pantalla característico de la consola, al final se veía relegado a un mando para navegar más rápidamente por los menús de los juegos o para jugar off-tv. Nintendo tuvo una idea, una idea genial como siempre, pero esta vez falló en que no supo llevarla a cabo. Pocos juegos pudieron realmente darle uso de verdad al mando y finalmente se convirtió en una consola que no era capaz de aportar ninguna “forma nueva de jugar” que no tuviera la competencia. Al final era una consola como las demás pero con menos potencia que su competencia y encima, por poco dinero más podías hacerte con una de las otras.

 

Todo esto condicionó que Wii U fuese un fracaso en ventas, pero… ¿fue un fracaso como consola? La respuesta es un contundente NO. Disfruté mucho con ella, esas partidas a Splatoon, esos fantásticos masters HD de Zelda, ese Bayonetta 2, ese Smash con Ryu y Cloud… EL GENIAL EDITOR DE NIVELES DE MARIO, el (aunque no pude jugarlo mucho) XENOBLADE X. Tuvimos un Mario Kart 8 en el que podías poner a Link a conducir un Mercedes en un escenario de Animal Crossing, un Hyrule Warriors en el que podíamos echar miles de horas de juego aniquilando toneladas de enemigos, un calvo con malas pulgas que metía muchos palos.

 

En resumen, es que en ventas tal vez no cumplió las expectativas pero en horas de diversión desde luego no se quedó para nada corta, y eso es lo realmente importante. La prueba de esto es que muchos de los juegos de Wii U están saliendo ahora en Nintendo Switch y lo están petando en ventas, ¿verdad?

 

WiiU

 

Como podéis leer, las opiniones son bastante variadas y todas ellas, con independencia de su postura, son igualmente enriquecedoras para el debate. En NextN tenemos claro que, bajo la premisa del respeto y la educación, todas las opiniones tienen cabida y son necesarias para la construcción de un correcto y sano entendimiento. Partiendo de ese espíritu constructivo, os invitamos a que os paséis por el foro a dejar vuestros comentarios, impresiones y vivencias sobre nuestra querida/odiada Wii U

  1. jajaja, uno de los mejores premios, ¿eh Desgra?

    A ver. Quizás, si Wii U hubiera tenido el éxito que se merecía, NextN sería muchísimo más grande a día de hoy, pero para eso las cosas deberían hacerse hecho de otra forma. El caso es que, por otro lado, no todo estuvo mal. Me he enrollado en el texto ya demasiado, como para iniciar en los comentarios otra opinión, pero decir que esa época de Satoru Iwata defendiendo a capa y espada la plataforma, realizando mil presentaciones que por desgracia no llegaban a las masas… ese hombre era muy especial, lo echo mucho de menos :( . Atravesamos también los peores años de la compañía, con gente que la daba ya por muerta como fabricantes de hardware. Nintendo ha demostrado que tras un traspiés, las cosas se pueden replantear, que la situación puede cambiar. Y Wii U fue un «traspiés» que ha hecho posible una Nintendo Switch que, de haber triunfado Wii U, habría llegado años más tarde, o sería de otra forma. Pues mira, ahí hay otra cosa que agradecerle, pero, después de todo, como consola no era una mala máquina, y no es que estuviera desprovista de grandes juegos.

    No se puede considerar fracaso en todos los sentidos una plataforma que ha albergado algunos de los mejores videojuegos de la historia, con características solo posibles en ella… sí en cambio ha sido un fracaso comercial, entre el público. Vivimos en una sociedad que en muchos casos se deja llevar por tendencias, por lo que está de moda, y que se para a escuchar un mensaje, a escarbar más allá de su superficie. Y si Wii U no fue comprendida, fue en gran parte por eso. Ahí estábamos nosotros, y muchos otros más medios, para hacerlo comprender… ese no fue el único problema, pero sí el mayor.

  2. Exito o fracaso dependen en gran medida del prisma. Es un fracaso cuando se ven las espectativas de popularidad y las de rentabilidad. Pero si no no se puede hablar de fracaso. sus usuarios estaban satisfechos con la consola, reinaba un sentimiento de que la consola era buena con un buen catalogo y los que la tenian estaban contentos. Mas que los que tenian una ps4 por ejemplo y mas que los que tenemos una switch. Wiiu por lo tanto es un fracaso relativo al prisma.

    Nintendo logro con los amiibos hacer Wiiu rentable por fin con solo 12 millones de consolas en el mercado o menos cuando salieron los amiibos… es decir Nintendo con sus 14 millones actuales ha hecho rentable una consola. Ken kutaragi padre de play station confeso en la era de la play 2 que eran necesarias 40 millones de consolas (en esa epoca) para ganar dinero con un sistema y Nintendo ya dio una leccion al ganar dinero con Game cube. Y es que la calidad, es la calidad y nintendo vende bien sus juegos. No hay mas. Es un exito poder rentabilizar Wiiu con tan poco y punto. Pero es un fracaso pretender hacer la caja de Wii con Wiiu y en cambio pasarte la gen luchando por no perder dinero …. Misma circunstancia diferente prisma.

    Usuarios contentos grandes juegazos y no piede dinero; cualquiera diria que wiiu fue un exitazo visto asi. Sin interes de las compañias menos precio del publico… desde esta otra pues es un fracaso.

    Es una pena por que Wiiu era capaz de hacer todo lo que hace switch en modo tablet y como switch tiene que tener en todos los juegos en modo tablet sencillamente puede con todos los juegos de switch… Pero eso no le dio los juegos de las terceras compañias que se empecinaban en que no podia ser. Fracaso y exito, luz y sombra. las 2 son validas pero es una triste historia.

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más artículos
Ni no Kuni La ira de la Bruja Blanca Nintendo Switch E3 2019
Engine Software es la encargada de llevar Ni no Kuni a Nintendo Switch. ¡Hora de reclutar únimos!