Ayuda a NextN comprando en Amazon
PETE HINES, VICEPRESIDENTE DE BETHESDA

Pete Hines, vicepresidente de Bethesda, habla sobre el apoyo de la compañía a Switch

En el poco tiempo de vida que tiene Nintendo Switch quizá el apoyo más sorprendente que haya recibido de una Third Party haya sido Bethesda. La salida de títulos potentes como Skyrim, Wolfenstein o Doom en la híbrida de Nintendo hizo a más de uno enarcar una ceja con incredulidad pero Switch se ha convertido en una de las plataformas a tener en cuenta por parte de la compañía y no es algo casual tal y como ha explicado Pete Hines, vicepresidente de Bethesda, en un panel durante la PAX AUS 2018 celebrada en Melbourne la semana pasada.

 

Sobre el apoyo de Bethesda a Nintendo en el pasado

Hines ha contado durante el panel como surgió el apoyo a Nintendo Switch en estos últimos años después de haber ignorado a la compañía de Kyoto en plataformas anteriores como Wii o Wii U. La clave, como es lógico, se encuentra en las especificaciones técnicas de la consola. «Vimos un primer prototipo de Switch mucho antes de que se anunciase y ya entonces creíamos que la idea se iba a vender muy bien. Ademas, no podíamos tener una plataforma en la que no hubiese un Skyrim», bromea Hines.

 

Elder Scrolls V Skyrim Switch

 

El vicepresidente de Bethesda, que admite ser «jugón» desde los 10 o 12 años reconoce que la idea de poder jugar a juegos potentes en una plataforma portátil no es nueva pero que en su momento no llegaba a cubrir las necesidades del jugador. «Recuerdo haber tenido una SEGA Nomad y la idea de poder jugar donde quisiera, jugar a juegos de la Genesis en el avión era genial, aunque tenía que añadirle un pack de batería para que la consola aguantase una hora más». La consola a la que se refiere Hines, la Nomad, fue una portátil que SEGA lanzó en 1995 como sucesora de la Game Gear. Era más potente pero no tuvo demasiado éxito, entre otras cosas, por la pobre duración de su batería. No llegó a venderse fuera de América de Norte.

 

«La idea era de ser capaces de conseguir algo como aquello, con estas especificaciones técnicas y y mejor funcionamiento. Lo que ofrecía Switch estaba muy cerca de hacer funcionar los juegos en los que trabajamos y esa ha sido siempre la gran barrera con los productos de Nintendo. No es que no nos gustase la Wii o similares, es que si sus consolas pueden hacer funcionar nuestros juegos, las apoyamos», explica Hines.

 

Tampoco repara en elogios hacia Panic Button, los desarrolladores encargados de trasladar estos juegos a la consola de Nintendo. «Al ver todo el apartado técnico comenzamos a tantear el llevar a Switch juegos como Skyrim, Doom y Wolfenstein y tuvimos la suerte de contar con desarrolladores con mucho talento y grandes socios en Panic Button. Tuvieron la habilidad de coger lo que habíamos hecho y decir: Sí, podemos hacer que funcione en Switch».

 

Respecto a si seguirán prestando apoyo en el futuro a la híbrida de Nintendo, Hines lo tiene claro. Hace unos días ya confirmaba que el nuevo Wolfenstein sí llegará a Switch aunque no así el próximo Fallout 76. La clave está en las limitaciones técnicas de la consola y no en la voluntad de Bethesda. «Switch es un gran producto y Nintendo son unos grandes socios, unos muy entusiastas, y nosotros también estamos entusiasmados. Hay toda una audiencia de jugadores que no conoce nuestro trabajo en sus plataformas así que tener la oportunidad de llevarles lo que hacemos ha sido increíble, muy divertido. Está mereciendo la pena así que seguiremos haciéndolo».

 

Doom y otros ports en Switch

Hines también explicó como se realizó el proceso de trasladar estos juegos a una consola como Switch. «Mientras estaban trabajando en Doom 2016 id Tech 6 ya contaban con Nintendo Switch así que por eso el port fue posible. Sabíamos de lo que era capaz la consola así que se trabajó para que todo pudiera ser escalable y fácil de adaptar. Eso también ha allanado el camino para que los Wolfenstein lleguen a la consola así como el próximo Doom Eternal».

 

 

Durante el panel, Hines también respondió a preguntas relacionadas sobre el público al que suelen ir dirigidos sus juegos, tradicionalmente a una audiencia adulta, y sobre las conversaciones con Nintendo a la hora de llevar esos títulos a su consola, al ser Nintendo una compañía tradicionalmente centrada en un público más infantil-juvenil. «Bueno, una de las primeras cosas que nos preguntaron fue si no teníamos algo donde no hubiese tanta sangre y violencia. Les ofrecimos Fallout Shelter, que tiene un estilo mucho más cercano al cartoon y dijeron «vale, queremos ese también»», explica.

 

«Lo que creemos, y lo hemos comprobado en conversaciones recientes con ellos es que, en términos demográficos, la audiencia se está haciendo mayor. La gente como nosotros sigue jugando videojuegos y jugando en Switch, a pesar de que tradicionalmente, su público era bastante joven. Pero esa curva demográfica comienza moverse entre los 18 y 24 años. Yo estoy cerca de los 50 antes, en este rango de edad, no solía haber gente jugando a consolas de Nintendo. Ahora la hay así que tener opciones dirigidas a un público más maduro les ayuda a ellos y a nosotros también. Le damos una respuesta a esa gente que dice: Ok, ya he jugado a Zelda y a Super Mario ¿Que más tienes para mí?».

 

Hines también ha reconocido que, a pesar del interés de los fans en una hipotética llegada de Fallout 3 a Switch, es improbable que ese tipo de proyectos se lleven a cabo. Según argumenta, trasladar juegos antiguos a nuevas plataformas consumen una serie de recursos que prefieren destinar a nuevos proyectos, algo en lo que también coinciden los equipos de desarrollo.

 

 

Fuente

 

 

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más artículos
Película de Pokémon: Detective Pikachu
Pokémon: Detective Pikachu – Crítica de la película. Mucho que amar en una cinta irregular