Ayuda a NextN comprando en Amazon
The Walking Vegetables: Radical Edition Análisis Nintendo Switch

Análisis – The Walking Vegetables: Radical Edition (Nintendo Switch). ¡La rebelión de los vegetales!

¿Alguna vez has escuchado hablar de la lacanofobia? Aunque parezca mentira, existe una enfermedad similar a la acrofobia o a la aracnofobia que tiene como foco central un miedo intenso a los vegetales. En caso de que formes parte de dicho grupo, quizás debas evitar este texto, pues la cosa va de enfrentar frutas y verduras. Os traemos el análisis de The Walking Vegetables: Radical Edition, un videojuego desarrollado por Still Running que llegó a la tienda digital de Nintendo Switch el pasado 8 de noviembre.

 

La premisa de este título, aun siendo muy extraña, es sencilla. Una raza alienígena decide intentar la conquista del planeta Tierra, convirtiendo sus vegetales en una especie de zombies que atacan a los humanos. Las fuerzas armadas no lograron hacerle frente a esa alocada situación y el destino del mundo acabó cayendo en las manos del hombre más radical. La labor del protagonista no es otra que armarse hasta los dientes con todo aquello que encuentre por el camino y eliminar en solitario, o acompañado, la amenaza que azota su hogar.

 

 

¡Hora de hacer un par de ensaladas!

The Walking Vegetables: Radical Edition es un Twin Stick Shooter con vista cenital que tiene muy presente las características clásicas de los roguelikes. El conjunto de los objetos, las armas, los enemigos, la munición, los bosses e inclusive la distribución del mobiliario urbano depende del azar, lo que añade dinamismo a las partidas. Hay unos 6 o 7 jefes en total, los cuales están ligados a la zona en la que andemos. La primera zona tiene 2 jefes posibles, la segunda 3 y la tercera esgrime un enemigo final que es fijo. Aparte de dicho monstruo y de la equipación inicial, el único hecho que no cambia nunca es que en algún lugar del mapa se genera una tienda.

 

 

En la tienda venden botiquines de salud, llaves, armas y munición. Esos elementos se compran con las monedas que se obtienen en cofres o derrotando adversarios. Recolectar munición, llaves, armas y salud también es posible sin pasar por caja, solo se necesita un poco de suerte para encontrar los cofres adecuados e ir destruyendo todo lo que se pueda de las calles y los edificios. Las llaves sirven para acceder a ubicaciones cerradas, abrir cofres y, a diferencia de la munición, solo hay una clase de llave. La munición, por su parte, se divide en 4 tipos.

 

Por otro lado tenemos a las radirocas, unas piedras de color rosa que brindan al usuario la posibilidad de viajar rápido, vender armas y, además, desbloquear objetos y armamento especial mediante un cofre de aspecto peculiar. Cuando usas un objeto, pasa a no estar disponible por un tiempo. Dependiendo de su valor, tarda más o menos en recargarse. Al combatir en The Walking Vegetables: Radical Edition, dan acceso a dos artilugios para matar que no están restringidos por un número de balas o por tiempos de espera: la pistola base y la arma de combate cuerpo a cuerpo (esta última puede ser desde una porra hasta shurikens). Un dato muy importante a tener en cuenta, es que si te derrotan pierdes lo que acumularas. Las radirocas se consiguen aniquilando jefes y son una excepción. ¿Qué pasa con lo comprado mediante radirocas? El servicio de taxi o el de venta de armas se conserva después de morir y las armas y los objetos pueden ser adquirirlos en cofres normales.

 

Antes comentamos que el juego se divide en 3 zonas, lo que puede dar a entender que la diversión que es capaz de ofrecer es efímera. Si bien es cierto que se puede llegar a completar en menos de una hora, salvo que seas muy diestro en esta clase de videojuegos o te encuentres con dimensiones de bonificación que te respalden continuamente, lo más probable es que mueras un buen puñado de veces antes de ver los créditos. La curva de dificultad está realizada con precisión, pero no deja de ser un título desafiante cuyos jefes te van a poner en un aprieto si no logras equiparte en condiciones.

 

The Walking Vegetables: Radical Edition Análisis Nintendo Switch
En caso de que perderlo casi todo te parezca doloroso, te gustará saber que existe la posibilidad de que encuentres un fantasma que, haciendo uso de una ruleta, te devuelva algo de tu intento anterior.

 

The Walking Vegetables: Radical Edition carece de rankings online para aumentar la rejugabilidad, no obstante, tiene otros factores a su favor. Las “skills” cumplen dos funciones: la de facilitarnos o dificultarnos la vida y la de actuar como sistema de logros. El juego tiene 22 habilidades equipables que se desbloquean tras cumplir requisitos, por ejemplo, ganarle a 10 jefes. El protagonista puede emplear 4 de forma simultánea y una de ellas tiene la particularidad de elevar la dificultad activando el modo ultradifícil.

 

El modo ultradifícil, además de reducir a tres las habilidades que podemos llevar, recorta los cuatro corazones de salud de nuestro personaje a solo dos, aumenta la cantidad de enemigos y sus capacidades ofensivas. Una cosa similar es ofrecida en el multijugador, aunque se diferencian en que los dos jugadores tienen 4 corazones y que ambos deben repartirse los recursos que encuentren. Ni que decir tiene, que pasarse la combinación del modo ultradifícil con el cooperativo es un reto digno de mención. ¿Qué pasa si uno de los dos pierde? Si el superviviente llega por su cuenta a la siguiente zona, el derrotado resucita con la vida al 100%.

 

 

Jugar en el dock de Nintendo Switch ofrece una experiencia libre de ralentizaciones en el framerate, independientemente de la cantidad de enemigos que haya en pantalla o de si jugamos con un amigo. El modo portátil no está tan pulido y es posible observar caídas muy leves en los fps. En el campo de los bugs, se presentaron dos errores. El primero se produce ocasionalmente y consiste en que elementos se queden inaccesibles tras una pared. Del segundo desconocemos qué fue el desencadenante… dado que solo lo sufrimos una vez, no debe preocuparos en demasía. Tras dispararle a una zanahoria mutante dentro de un edificio, el juego se congeló y la vibración enloqueció. Por cierto, hablando de la vibración, os recomendamos bajar su potencia en el modo portátil.

 

Una macedonia de los años 80

No conformes con el aspecto retro de The Walking Vegetables: Radical Edition, añadieron un filtro que emula a las antiguas cintas VHS, que prueba el amor de sus desarrolladores por la época en la que tratan de zambullirnos. El homenaje a tiempos remotos, no resultó ser un impedimento para asaltarnos con colores llenos de vida y con seres que refuerzan la personalidad del videojuego. Las naranjas, por ejemplo, se dividen en varios gajos al ser atacadas. Otra idea que nos gusta es el de las cebollas, las cuales hacen llorar a aquellos que se acerquen sin tener cuidado de sus lágrimas.

 

La banda sonora no es el punto fuerte del título, pues los temas que contiene se pueden contar con los dedos de las manos. Sin embargo, combatieron esa escasez haciendo que las piezas musicales se adapten al momento. Si te queda un corazón, el ritmo se vuelve más frenético y si estás en el menú de pausa, mirando el minimapa o en el “rosco” de cambiar de arma, escuchas cómo se ralentiza la composición que esté sonando en ese momento. Asimismo, la mayoría de los efectos sonoros cumplen su cometido y las frutas y verduras tienen ruidos propios que ayudan a identificarlas sin necesidad de que estén a la vista. Luego quedan un par de efectos sueltos que no son muy convincentes, verbigracia, el que se escucha cuando rebota una esfera de plasma contra el arma cuerpo a cuerpo (parece una canica).

 

The Walking Vegetables: Radical Edition – Agua, barro y basura, crían buena verdura

Sin tener los mejores gráficos, la mejor banda sonora o la mejor jugabilidad, el equipo de Still Running logró sorprendernos con un Twin Stick Shooter que, pese a sus limitaciones, posee la suficiente carisma como para merecerse un poco de amor por parte de los usuarios de Nintendo Switch. Es ideal para echar partidas cortas y liarte a balazos con ese vegetal que alguna vez te han forzado a comer.

 

The Walking Vegetables: Radical Edition Análisis Nintendo Switch

 

Este análisis se ha realizado gracias a una copia digital de The Walking Vegetables: Radical Edition proporcionada por Merge Games y Still Running.

The Walking Vegetables: Radical Edition es un Twin Stick Shooter con vista cenital, que ofrece un desafío bastante decente jugando en solitario y que se adapta si lo intentas batir acompañado. Si odias las verduras, creciste en los años 80 o simplemente buscas algo entretenido para cubrir un par de ratos libres, te lo recomendamos.
PROS
Su propuesta es interesante y muy disfrutable en compañía de un amigo
Hace un buen uso de las características principales de los roguelikes
Tiene una dificultad acertada, es desafiante sin llegar a ser injusta en ningún momento
CONTRAS
La traducción al español es mejorable
Se pueden presentar pequeñas caídas de fps en el modo portátil
Los bugs son capaces de empañar la experiencia
64
Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más artículos
The Bug Butcher
The Bug Butcher se encuentra camino a Nintendo Switch