Ayuda a NextN comprando en Amazon

Análisis – Football Manager Touch 2019 (Nintendo Switch). Ahora mandas tú… Si puedes

Una mala adaptación a la consola es nuestro principal obstáculo para llevar a nuestro equipo al éxito

Para un analista de videojuegos, encontrarse con la nueva entrega de una saga anual supone un dilema. Debe elegir qué foco usar para el análisis, pues no se trata de un videojuego original, sino la sucesión de una franquicia de títulos que ha usado un mismo molde año tras año. Es una situación que nos encontramos especialmente con videojuegos de deportes, donde el fútbol, al menos en España, es el gran protagonista. ¿Debe el juego ser evaluado como una pieza única o bien ser comparado con su antecesor? En principio, de un año al otro, la nueva entrega aportará novedades a la saga, ya sea en forma de mejoras gráficas o de nuevas mecánicas. ¿Cuál debe ser nuestro nivel de exigencia? ¿En qué punto podemos afirmar que los nuevos añadidos justifican la mejora respecto al año anterior?

 

Estas son algunas dudas que me han surgido al analizar Football Manager Touch 2019, la nueva entrega de la saga desarrollada por Sports Interactive para Nintendo Switch. La franquicia debutó en la híbrida con Football Manager Touch 2018, que salió en abril de este año. La versión Touch es una variante del juego publicado en PC y Mac, que elimina algunas de las mecánicas secundarias del juego para centrarse en las más importantes. No os confundáis: no estamos hablando de la versión Mobile, disponible para Android e IOS, que se trata de una simplificación importante del juego; la versión Touch es muy parecida a la original. Se eliminan mecánicas como las ruedas de prensa o las charlas con los jugadores, que aportaban poco a la experiencia jugable, a cambio de un aumento en la fluidez del juego que se agradece.

 

 

Football Manager Touch 2019: menos añadidos, más profundidad

Antes de entrar en materia, me gustaría explicar un poco mi experiencia con la saga. Empecé a jugar a Football Manager en 2011, con la versión de ese año. Más de 600 horas en ese juego me convencieron para seguir dándole oportunidades año tras año a la franquicia, esperando ansioso los cambios de plantillas que se realizaban y complementando el juego con mods de foros de aficionados. Desde entonces, tan solo me perdí las versiones de 2016 y 2017, aunque es cierto que a la de 2015 no le presté demasiada atención. El año pasado retomé la saga en PC, y ahora me encuentro delante de la versión Touch de Nintendo Switch.

 

La saga Football Manager busca representar lo más fielmente posible lo que significa ejercer como entrenador en un equipo de fútbol. De hecho, como jugadores tomamos el papel de manager, figura más tradicional del fútbol inglés, en el que el entrenador, además de gestionar los entrenamientos, decidir las tácticas y dirigir los partidos, tomar funciones de confección de plantilla, escogiendo los fichajes y las ventas del equipo. Con esto tenemos las grandes áreas en las que nos moveremos: gestión de plantilla, entrenamientos, tácticas y fichajes.

 

Football Manager Touch 2019 análisis Nintendo Switch

Football Manager se diferencia de otras sagas relacionadas con el fútbol como FIFA o Pro Evolution Soccer en dos grandes aspectos: el rol que tomamos como jugador y la profundidad del juego. La primera es importante: somos los entrenadores, no los jugadores, por lo que nosotros no jugamos los partidos. Nuestra función es verlos en directo y tomar las decisiones estratégicas anteriores y simultáneas al encuentro para asegurar la victoria. Esto se traduce en diseñar las tácticas con las que queremos que juegue nuestro equipo y tomar decisiones durante el transcurso del encuentro, como realizar sustituciones, variar la estrategia o dar instrucciones específicas.

 

Dado que el juego se centra en el aspecto táctico del fútbol, la profundidad que encontramos es impresionante. A la hora de diseñar nuestra táctica, debemos escoger la mentalidad del equipo (más defensiva o más ofensiva), su formación (cómo se distribuyen los jugadores en el campo: en 4-3-3, 4-4-2…), la posición y rol de los jugadores (qué funciones deberán realizar durante el partido) y las instrucciones generales al equipo (presionar mucho o poco, ensanchar o estrechar el campo, ritmo rápido o lento…).

 

Football Manager Touch 2019 análisis Nintendo Switch

Para facilitar todo esto, la versión de este año ha añadido una serie de opciones predeterminadas para orientarnos a la hora de diseñar nuestra táctica. De esta manera, podemos escoger la opción “Tiqui-taca” si queremos optar por un juego de posesión o bien “Catenaccio” si buscamos un equipo que se centre en la solidez defensiva, para mencionar algunas de las opciones. Estos estilos tácticos, como los denomina el juego, nos autoseleccionan las instrucciones generales del equipo y nos sugieren las formaciones que mejor se adaptan a este estilo, aunque luego podemos cambiar lo que queramos. Otra novedad de este año es que ahora las instrucciones al equipo se han dividido en tres aspectos del juego: con posesión, en transición o sin posesión, que nos permite adaptar las instrucciones a los jugadores en situaciones más específicas.

 

Obviamente, lo que más nos interesa en un juego de fútbol son sus jugadores. Y en Football Manager Touch 2019 hay muchos jugadores. Muchísimos. Tantos que, para asegurar el buen rendimiento del título, el juego nos limita la elección de ligas a tres países con sus respectivas categorías (tranquilos, podemos fichar jugadores de fuera de estas tres ligas. Simplemente no podemos entrenar ahí en esa misma partida). La profundidad del juego en este aspecto es abrumadora: cualquier equipo de la primera división española cuenta, además de con los jugadores de su primer equipo, con la plantilla del filial y del equipo juvenil, además de su cuerpo técnico. Eso sí, no tenemos las licencias oficiales. Así que si sois del Betis, tenéis que jugar con el Real Hispalis… Pero los jugadores siguen ahí.

 

Es difícil entrar, pero más difícil es salir

Football Manager no es tan accesible como puede ser FIFA 19. Tácticas, fichajes y partidos implican multitud de aspectos a tener en cuenta, que tenemos que conocer mínimamente para jugar con soltura. Además, el ritmo del juego es lento: cada día del calendario incluye un pequeño tiempo de carga, que puede ser de un segundo entre semana o de varios si hay más partidos por disputarse, y los partidos, aunque podemos seleccionar su velocidad y qué jugadas ver (desde únicamente jugadas de gol al partido entero), son largos.

 

Pero si somos capaces de adaptarnos a este ritmo de juego y de familiarizarnos con los conceptos básicos, el juego nos ofrece una ingente cantidad de horas de entretenimiento. Football Manager tiene una barrera de entrada alta y está orientado a un público muy determinado, pero a cambio nos ofrece la posibilidad de sentirnos entrenadores de nuestro equipo favorito, intentando acercarse al máximo al realismo de la gestión de un club.

 

Football Manager Touch 2019 análisis Nintendo Switch

 

Un juego enorme… con una adaptación nefasta

Sin embargo, hay un aspecto negativo que le hace mucho daño al título: su adaptación a Nintendo Switch. El juego tiene el mismo contenido que la versión Touch de PC, pero por desgracia también la misma interfaz. Football Manager siempre ha sido una saga de PC, y le está costando mucho adaptarse a la híbrida. La letra es muy pequeña, y los menús están pensados para navegar por ellos con ratón.

 

Football Manager Touch 2019 nos ofrece dos opciones de control: el modo táctil en portátil o bien con los Joy-Con, sea en portátil o en sobremesa. El problema es que ninguno de los dos, por sí solo, funciona bien. El modo táctil es útil para mover los jugadores en la pantalla de tácticas, por ejemplo, pero para navegar en menús llenos de nombres es un caos, ya que hay que ser muy preciso para bajar la lista (no nos vale simplemente desplazar el dedo hacia arriba, ya que eso selecciona un jugador, debemos mover la barra lateral, que es demasiado estrecha).

 

Football Manager Touch 2019 análisis Nintendo Switch

 

Usando los Joy-Con, en cambio, nos aparece un pequeño cursor que podemos mover con el joystick izquierdo, y aunque nos aporta mucha más precisión que en modo táctil, también es mucho más lento. Es por ello que la mejor opción es usar una mezcla de ambos modos: los joystick para navegar entre menús, los botones ZR y ZL para avanzar en el tiempo o volver hacia atrás en los menús, y el modo táctil cuando los botones sean lo suficientemente grandes como para no meter la pata.

 

Estos problemas ya los tuvo la versión del año anterior. En ese caso podía llegar a ser comprensible: Sports Interactive adaptó con prisas un juego ya creado para lanzarlo en Nintendo Switch. Sin embargo, para la versión de este año no hay excusa alguna. El control y la navegación por los menús del juego afectan hasta el punto de querer dejar de jugar por culpa de ello.

 

Football Manager Touch 2019 – Cómo desaprovechar un juego

Football Manager Touch 2019 es un juego enorme. Tenemos a nuestra disposición una base de datos de jugadores, equipos y empleados exagerada, aunque no contemos con las licencias oficiales. Además, las tácticas de partido son modificables hasta en los aspectos más ínfimos, y se han añadido facilidades para entender cómo funcionan. La versión Touch, al contrario de lo que podría parecer, no es una versión simplificada del juego original: mantiene toda la profundidad de la saga en los aspectos más fundamentales, eliminando los añadidos secundarios. Sin embargo, la horrible adaptación del juego a Nintendo Switch por segundo año consecutivo lo convierte en un título muy difícil de jugar. Si os interesa la saga, lo mejor que podéis hacer es comprar la versión para PC.

 

Football Manager Touch 2019 análisis Nintendo SwitchEste análisis ha sido posible gracias a un código de descarga digital cedido por SEGA

Ahora mandas tú... si puedes
Football Manager Touch 2019 para Nintendo Switch es una entrega mediocre. Su gran profundidad táctica y enorme base de datos se ven oscurecidos por una mala adaptación a la consola que dificulta mucho el juego, tanto por los controles como por la interfaz.
PROS
Base de datos enorme: cualquier jugador está ahí
La versión Touch elimina mecánicas secundarias y se centra en los pilares de Football Manager
Mucha profundidad táctica, este año con facilidades para introducir a los nuevos jugadores
CONTRAS
La interfaz está pensada para ordenadores: letra y elementos demasiado pequeños
Ninguno de los dos tipos de control (táctil y Joy-Con) son cómodos de usar
Pocas novedades respecto a la entrega anterior
65
Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más artículos
ASDIVINE HEARTS II
VÍDEO: Gameplay de Asdivine Hearts II, RPG que llega el 24 de enero a Switch