Ayuda a NextN comprando en Amazon
Activision Blizzard

Activision Blizzard bate récords de beneficios y lo celebra con casi 800 despidos

Al final del día solo son un recurso

Se venía rumoreando desde hace algunos meses, pero finalmente ha ocurrido. Durante la tarde del 12 de febrero las altas esferas de Activision Blizzard han confirmado que, debido a los números obtenidos durante el pasado año, la empresa deberá despedir a cerca de 800 trabajadores. El giro de guión está en que los números de Activision Blizzard distan de ser negativos o de no llegar a las previsiones establecidas. Todo lo contrario.

 

Los rumores de despidos de Activision Blizzard se han cumplido

Uno puede esperar que un despido de alrededor de 800 trabajadores venga acompañado de unos malos números para la compañía, desafortunadamente no es el caso. Junto a la trágica noticia de tener a 800 personas rezando por no ser ellas las que acaban en la calle, Activision Blizzard a comunicado que «una vez más hemos alcanzados cifras de récord en 2018». De hecho el récord es doble pues es tanto de margen de beneficio como de ingresos. A pesar de esto, la compañía va a seguir adelante con la reestructuración que se lleva rumoreando desde hace meses y ha bajado las expectativas para el año que viene. La directiva afirma que esta nueva estructura no afectará a los equipos de desarrollo de sus franquicias claves (Call of Duty, Candy Crush, Overwatch, Warcraft, Hearthstone y Diablo), pero sí a todo aquello allegado a estos que no cumplan los objetivos.

 

Overwatch Nintendo Switch

 

En este aspecto la que se va a llevar el mayor golpe va a ser probablemente Blizzard. El año pasado ya tuvo que eliminar toda la rama de eSports de Heroes of the Storm, tras recibir un toque de atención por parte de los mandamases de Activision para que redujesen los gastos. Esto, sumado a la marcha en octubre de Mike Morhaime, CEO por aquel entonces de Blizzard, hace temer porque Blizzard ya no tenga toda la independencia creativa que se supone que tenía dentro de Activision Blizzard. De hecho Morhaime no es el único peso pesado que ha abandonado la compañía en los últimos años, y entre los fans existe el miedo de que poco a poco de Blizzard solo quede el nombre. Las declaraciones oficiales de J. Allen Brack, presidente de Blizzard, han sido las siguientes:

 

«Durante los últimos años, muchos de nuestros equipos que no desarrollan han crecido para cubrir varias necesidades. Actualmente algunos de los niveles de nuestro personal están desproporcionados en comparación con nuestro plan de desarrollo. Esto significa que necesitamos reducir plantilla en algunas áreas de nuestra organización. Siento tener que comunicar que tenemos que despedirnos de algunos de nuestros compañeros en E.E.U.U. hoy mismo. En cuanto a nuestras oficinas en otros lugares, evaluaremos la situación de manera similar, en función de los requisitos de cada lugar. No hay una manera de hacer la transición fácil para los empleados afectados, pero haremos todo lo posible para ayudar a nuestros compañeros».

 

En cuanto a Activision, el año pasado lanzaron Call of Duty: Black Ops 4, que fue un éxito de ventas según los datos de NPD, pero por otro lado la expansión de Destiny 2: Renegados no fue todo lo bien que esperaban, y terminaron cortando los acuerdos con Bungie sobre los derechos de publicación de las siguientes entregas de Destiny. Como resultado, todo el equipo de soporte de la franquicia (relaciones públicas, marketing, encargados de redes sociales, etc.) está ahora sin trabajo.

 

Money, money, money…

Jason Schreier, periodista de Kotaku especializado en este tipo de casos, asegura que ha hablado con un par de personas cercanas a la compañía que le han confirmado que Activision Blizzard ha ofrecido una recolocación a algunos de estos trabajadores en otros puestos de trabajo, aunque la oferta es limitada y no para todo los afectados.

 

Activision Blizzard Call of Duty Black Ops IIII

 

A continuación, podéis leer el comunicado oficial de Robert «Bobby» Kotick, CEO de Activision Blizzard:

 

«A pesar de que los resultados financieros de 2018 han sido los mejores de nuestra historia, no hemos alcanzado nuestro auténtico potencial. Para ayudarnos a alcanzarlo, vamos a hacer una serie de cambios importantes en el liderazgo. Estos cambios deberían permitirnos conseguir muchas de las posibilidades que la industria nos ofrece, especialmente con nuestras franquicias más fuertes, nuestras fuertes capacidades comerciales, nuestro contacto directo con cientos de millones de jugadores, y el talento extraordinario de nuestros empleados».

 

Llegados a este punto, creo que merece la pena recordar que los ingresos anuales del señor Kotick en el ejercicio fiscal de 2017 ascendieron a 28,6 millones de dólares, 306 veces más que lo que cobra un empleado medio de la compañía, seguido por el resto de jefazos de las distintas ramas de la empresa con sueldos millonarios.

 

Activision Blizzard beneficios presidentes

 

La segunda parte más triste de todo esto, (porque la primera es que hay 800 trabajadores sin trabajo a pesar de que la empresa tiene beneficios de récord), es que parece que la jugada le ha salido bien a Activision Blizzard, a juzgar por su subida en la bolsa de anoche:

 

 

La reacción por parte de los ahora ex-empleados de la compañía no se ha hecho de esperar y no son pocos los que han aprovechado las redes sociales para publicitarse de cara a encontrar un nuevo puesto de trabajo. Aquí podéis ver algunos ejemplos, pero por desgracia hay muchos más:

 

 

Una vez cubierta la información, toca quitarse las caretas y dar la opinión. Esta es una de esas noticias con las que uno no puede evitar enfadarse tras la lectura. Te tienes que enfadar, porque una de las compañías más grande de la industria está dirigida por un villano de película del nivel de Austin Powers. Una persona que el año pasado cobró un sueldo con el que se podrían mantener a 306 de esos 800 trabajadores. Evidentemente, estoy hablando de Robert «Bobby» Kotick, jefazo de Activision Blizzard, cuya empresa dentro de poco tiempo contará con cerca de 800 trabajadores menos debido a que, a pesar de tener beneficios que han roto todos los records de la compañía, «no se ha alcanzado el verdadero potencial de la empresa».

 

Parece increíble cómo en pleno 2019 los directivos de una macroempresa como Activision Blizzard puedan permitirse el lujo de salir y reconocer públicamente que, aunque los bolsillos están más llenos que nunca, es necesario que 800 personas se busquen otro trabajo, obligándolas a (con casi total seguridad) tener que mudarse a otra ciudad. Eso los que encuentren trabajo, claro está.

 

Luego el señor Kotick se escandaliza de su mala fama y de ver cómo al buscar su nombre en Google salen imágenes de él caracterizado como demonio. Me pregunto por qué será. Parece que el capital humano importa menos que los billetes para algunas empresas. Pero no pasa nada, porque los videojuegos son para «pasarlo bien» y la gente que hay detrás no es importante, ¿verdad?

 

Lamentablemente es bastante probable que hoy la directiva de Activision Blizzard haya seguido durmiendo sin problemas de conciencia.

 

Fuente 1

Fuente 2

Fuente 3

Fuente 4

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más artículos
Pico Park vende mucho mejor en Nintendo Switch que en Steam