Ayuda a NextN comprando en Amazon
Fimbul Análsis Destacada

Análisis – Fimbul (Nintendo Switch). El Ragnarök llega a Nintendo Switch

¡Como se las gastan los vikingos!

Fecha de lanzamiento
28 febrero, 2019
Género
Acción, aventura
Nuestra puntuación
62%

En el terreno independiente, no es poco habitual ver acuerdos entre diversas editoras para poder abarcar un mayor ámbito de distribución. Fruto de uno de dichos acuerdos, más concretamente el llevado a cabo entre la alemana Eurovideo Mediem y la distribuidora española Meridiem Games (espero haberme explicado meridiaaanamente bien), recibimos en Nintendo Switch, Fimbul, título que ocupa este análisis. ¿Tenéis a mano una jarra de hidromiel?, ¿os sentís con ganas de gresca aunque el fin del mundo esté a la vuelta de la esquina? Si la respuesta a alguna de estas preguntas, o a ambas, es afirmativa, toca desplazarse a Escandinavia, este es vuestro juego. Afilen hachas, saquen brillo a las espadas y revisen sus escudos, comenzamos, ¡Mikill Wotan! ¡Doni langaspjot viti!

 

Una canción nace en Valhalla

Pocas cosas casan tan bien con el mundo de los videojuegos como una buena dosis de mitología nórdica. ¿Algún ejemplo a mano?, muchos… No obstante, hay uno que guardo con especial predilección en mi Valhalla jugable y no es otro que Jotun. ¿No lo conocíais?, echadle un vistazo a nuestro análisis para Wii U.

 

Fimbul

 

Los vikingos arrasaron y colonizaron las costas europeas y de medio mundo a lo largo y ancho de más de tres siglos, dejando, durante todo ese tiempo, una cosa bien clara: eran un pueblo de guerreros, comerciantes, agricultores y ganaderos verdaderamente complejo. Individuos poseedores de una extraña fe que se basaba en el deseo de alcanzar el más allá a toda costa. Para el pueblo vikingo todo, dentro de un alarde continuo de pesimismo, se basaba en la búsqueda de dicho final. Aquí pues, y de finales tenía que ir la cosa, es donde da comienzo nuestra historia. Fimbul viene a recoger toda esa idiosincrasia nórdica dando forma a un curioso cóctel visual y jugable. Kveldulve, nuestro héroe, ha caído en una emboscada, pero de forma inexplicable sorprendente acaba resucitando. ¿El motivo? Los dioses lo nos han elegido para viajar a Jötunheim, salvar Midgar y evitar el Ragnarök.

 

Fimbul

Un hombre que vuelve de entre los muertos y un cuervo, ¡Erick Draven el Rojo!

 

Fimbul viene a ser un cómic de acción y aventura ambientado en la mitología nórdica. Si, por un lado, la historia se nos cuenta en forma de cómic, el apartado jugable, y por ende la acción, se nos presenta en forma de Hack and Slash en 3D con un hermoso estilo artístico marcadamente minimalista y con regusto a low poly. La verdad es que el juego sabe combinar su historia, contada en viñetas e inspirada en los relatos del historiador medieval danés Saxo Grammatius, autor de la Gesta Danorum (Historia Danesa), con los abundantes momentos de acción. Lo mismo nos estamos enfrentando a trolls que a Jotun u otros seres de la mitología nórdica. ¿Objetivo?, cumplir con nuestro destino y salvar Midgard.

 

Fimbul

Lo siento, por más que escuchéis palabras que os suenen a truenos… Thor no hace acto de presencia en este título, ¿o sí..? 

 

No hay sitio en Valhalla para los cobardes (ni para los impacientes)

El apartado jugable de Fimbul es bastante más complejo de lo que podría parecer a simple vista y bien merece que nos paremos a desgranarlo punto por punto. Su sistema de combate parece simple, pero a poco que le demos una oportunidad, descubriremos su profundidad. Los primeros minutos de juego resultan algo desconcertantes y recibir más de una paliza acaba siendo bastante habitual. No obstante, una vez que nos aclimatamos a este gélido sistema, lo complicado se torna completo y lo mismo estamos bloqueando un ataque, que cambiando de arma, midiendo el tipo de ataque a lanzar, equipándonos un yelmo o realizando diversos especiales (bloqueos, recuperación de vida, etc..) Por otro lado, se nos permite reunir aliados dispuestos a luchar a nuestro lado, algo que allana su curva de dificultad. Pero no nos confundamos, Fimbul no es un paseo interactivo. Es más, aparte de familiarizarnos con su sistema, tenemos que memorizar las pautas de actuación de nuestros enemigos, localizar sus puntos débiles y derrotarlos sin pestañear.

 

Fimbul

 

Por desgracia, el control resulta tosco y mecánico y el rendimiento en Nintendo Switch hace que la sensación predominante sea que el juego va a trompicones. La cámara fija, por su parte, no ayuda, resultando en ocasiones desesperante y dejándonos vendidos más veces de las deseadas. Por no hablar de determinados fallos puntuales en los que dicha cámara se queda encasquillada en un punto y por más que avancemos no se mueve ni un milímetro (fallo que nos ha obligado a reiniciar el título en más de una ocasión).

 

Fimbul

¡Esto sí que es una cámara de ideas fijas!

 

Contamos con diversos puntos de guardado esparcidos por todos los niveles, pero tras morir y regresar a dicho punto de control no podemos pasar las escenas introductorias, algo que resta cierto dinamismo al título. Por otro lado, los tiempos de carga, aunque no demasiado largos, abundan a cada paso que damos, llegando a contabilizar hasta 5 segundos de espera entre zonas. Para rematar, y de fallos va la cosa, durante un par de batallas campales hemos muerto quedándonos aún un tercio de vida. Vamos, que dicha barra funciona peor que el indicador de combustible de mi coche.

 

Fimbul

 

Por otro lado, podemos utilizar un artefacto antiguo que nos permite aumentar nuestro tamaño de forma considerable para luchar contra los poderosos Jotun, algo que aporta variedad, un toque épico y además, para qué vamos a engañarnos, mola mucho. Para finalizar, durante determinados momentos de la aventura, llamados intersecciones, se nos da la posibilidad de tomar nuestras propias decisiones. Algo que afecta, de forma directa, al propio hilo narrativo del juego. No obstante, no nos pongamos nerviosos, Fimbul incluye el «Hilo de Vida» que, cual árbol plagado de ramificaciones, nos permite poder acceder a dichas intersecciones para replantear nuestro destino.

 

Fimbul

 

Tambores de guerra que nos dejan algo fríos

Llegamos a unos de los apartados más contradictorios de Fimbul, y es que a pesar de contar con una carga poligonal bastante escasa, propia del arte low poly (nadie buscaba foto realismo), observar como aparecen de la nada 2 matojos a nuestro paso o como las texturas de baja calidad visten todo nuestro entorno hasta que cambian bruscamente al caminar a su lado, resulta bastante chocante. La distancia de dibujado topa continuamente contra nuestras narices y puede acabar resultando molesto para los más puristas. En contraposición, los efectos y los juegos de luces, aunque no abundantes, son bastante vistosos y el diseño artístico, marcado por un tono marcadamente invernal, es de una bella factura. Nos encontramos ante un juego que no destaca especialmente por su duración, en nuestro caso lo hemos completado, siendo generosos, en un par de tardes. No obstante, el hecho de poder volver sobre nuestros pasos para modificar las decisiones tomadas, y ver como estas influyen en el desarrollo de la historia, alarga algo más la aventura.

 

Fimbul

 

La BSO es eminentemente instrumental y minimalista, algo que, curiosamente me ha recordado, salvando las distancias temáticas y jugables, a las aventuras gráficas de la longeva, hermosa y mágica saga Myst. Eso sí, tras varias horas de juego los «tambores de guerra» resultan algo repetitivos y cansinos. Como dato curioso, el sonido en modo portátil se antoja bajo incluso con el volumen al máximo, aconsejando el uso de auriculares para lograr una inmersión total. Volviendo al apartado de fallos, esperamos que subsanables en próximas actualizaciones, en 4 ó 5 ocasiones el sonido desapareció por completo, teniendo que reiniciar el juego para solucionarlo.

 

Fimbul – Nintendo Switch. ¡Es la hora del hacha y de la espada!

Fimbul es un título de acción cuyo apartado narrativo se presenta en forma de cómic y en donde nos ponemos en la piel de un guerrero vikingo, ya anciano, que vuelve de entre los muertos para evitar el Ragnarök. Hidromiel, mamporros a tutiplén, una cuidada ambientación nórdica y un destacable apartado artístico, que quedan empañados por un impreciso sistema de control y diversos y gravísimos errores gráficos, sonoros y jugables que esperamos sean solventados en próximas actualizaciones.

 

Fimbul

Hemos analizado Fimbul para Nintendo Switch gracias a un código de descarga proporcionado por Meridiem Games.

 

El Ragnarök llega a Nintendo Switch
El último invierno antes del Ragnarök ha llegado y lo hace con una preciosista, a la par que minimalista, aventura que mezcla, acción, comics y, por desgracia, algún que otro fallo ¿Estás dispuesto a plantar cara a tu destino?
PROS
Ambientación nórdica, acción y cómics, todo un acierto
Intensas batallas que incluyen enfrentamientos con seres gigantescos
Su diseño artístico es de bella factura
CONTRAS
Demasiados fallos. Parece como si cada parte de este título fuera por separado y a su rollo
La cámara fija juega más de una mala pasada
Nos queda la sensación de estar ante un diamante en bruto, una BETA/VETA aún por pulir
62
Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más artículos
Pokémon Espada y Escudo y la falta de Pokémon: confiando en GAME FREAK