Ayuda a NextN comprando en Amazon
OlliOlli: Switch Stance

Análisis – OlliOlli: Switch Stance (Nintendo Switch). ¡Mira, sin dientes!

Fecha de lanzamiento
14 febrero, 2019
Género
Deportes, acción, arcade
Lanzamiento físico
No
Nuestra puntuación
80%

Muchos de los aquí presentes, cuando éramos algo más pequeños y todavía no pensábamos en las responsabilidades que tenemos hoy en día, teníamos un patín con el que íbamos al parque o a cualquier sitio y, aunque no fuéramos muy buenos y nos diéramos unos cuantos mamporros, nos divertíamos enormemente. En esta misma época podemos ubicar los juegos de patines, pero en esta ocasión no hace falta remontarnos tanto para poder jugar a unos títulos que ahora llegan a Nintendo Switch (después de su paso por Wii U y 3DS) en una versión recopilatoria que incluye ambos. Si todavía conserváis aunque sean un par de dientes, ¡atentos a las siguientes líneas para conocer OlliOlli: Switch Stance!

 

 

¡Patinamos donde queremos y como queremos con Olli Olli: Switch Stance!

Quizá conozcáis a OlliOlli como a aquel juego al que pudimos jugar por primera vez hará ya 5 años, en 2014, y a OlliOlli 2 como a su secuela que nos llegó tan solo un año después, pero en esta ocasión os presentamos OlliOlli: Switch Stance! la cual viene para convertirse en la versión íntegra de uno de los juegos de patines mejor valorados de su generación. Nada más lanzar el juego tenemos acceso a una pantalla en la que debemos decidir si queremos jugar al primer título o al segundo y, una vez nos hemos decidido, ¡empieza la diversión!

 

OlliOlli: Switch Stance

 

Si decidimos jugar a OlliOlli, nos encontramos con el título original que nos encandiló en 2014. El objetivo principal del juego es avanzar con nuestro personaje hacia la derecha de la pantalla mientras vamos montados en nuestro monopatín. El planteamiento es sencillo, ¿verdad? Sin embargo, la jugabilidad llega a ser más compleja de lo que puede parecer en un primer momento. La base es que, si mantenemos pulsada la palanca derecha hacia abajo, nuestro personaje se agacha y si la soltamos, nuestro personaje salta, lo que le permite esquivar diversos obstáculos. Eso sí, debemos estar pendientes, ya que tenemos que pulsar el botón B en el momento preciso para realizar un aterrizaje perfecto sin tambaleos. Sin embargo, la gracia del título radica en que, dependiendo de la combinación de botones que realicemos, podemos realizar diferentes trucos. ¡Y hay tantos que incluso contamos con un diccionario para no perdernos con el vocabulario!

 

En este primer juego, los modos de juego son 2 principalmente: el modo carrera y el modo spot. En el modo carrera el objetivo es llegar hasta el final y, si lo queremos, podemos cumplir una serie de objetivos (relacionados con trucos concretos, aterrizajes perfectos o combos), los cuales nos darán acceso al modo pro; y en caso de ser muy pros y de cumplir los objetivos de esta dificultad superior, podemos acceder al modo radical. En el modo spot, nuestro objetivo es llegar hasta el final encadenando un grind detrás de otro.

 

OlliOlli: Switch Stance

 

Por el contrario, si decidimos jugar a OlliOlli 2, encontramos una jugabilidad idéntica, pero mucho más depurada, y muchos más trucos que podemos hacer con nuestro monopatín. A parte de las nuevas localizaciones en las que podemos hacer nuestros pinitos con el patín, también contamos con un modo multijugador de pantalla partida, en el que nos enfrentamos en torneos con hasta 4 jugadores en los que podemos decidir si queremos que el ganador se decide por tiempo, por la habilidad para llegar a la meta antes que los demás, por el mayor número de puntos o por sobrepasar un mínimo de puntos. Tampoco podemos pasar por alto que, si contamos con un sentido competitivo latente en nuestro interior, los dos juegos tienen un ranking online mundial y un modo de grind diario, en donde solo disponemos de una oportunidad al día para conseguir la mayor puntuación con nuestros grinds.

 

OlliOlli: Switch Stance

 

Montar en Monopatín nunca había sido tan adictivo

Puesto que ambos juegos son, en esencia, lo mismo, creo oportuno hablar de la dificultad de los títulos de forma combinada. Tanto en OlliOlli como en OlliOlli 2 encontramos una curva de dificultad creada para que el jugador se adapte poco a poco a todos los elementos. He de decir que me costó media hora aprender a montar en monopatín en el primer título, pero a partir de ahí todo fue rodado. Los primeros niveles están pensados para que el jugador vaya aprendiendo de forma paulatina y para que, si comete un error, no se vea frustrado y pueda llegar hasta la meta. No obstante, conforme avanzamos en los 5 mundos con los que cuentan cada uno de los juegos, estos niveles dejan de ser tan fáciles y la precisión empieza a ser un elemento importante, ya que, en el último mundo, en caso de cometer un error minúsculo, nos vemos forzados a comenzar todo un nivel desde el principio.

 

Además, otro aspecto técnico que es necesario mencionar es la banda sonora. En el primer juego tenemos a nuestra disposición varias pistas musicales, las cuales podemos ir cambiando si en algún momento alguna no nos agrada, pero no contamos con melodías específicas para cada nivel, al contrario de lo que sucede en OlliOlli 2, en donde cada mundo y cada menú cuenta con su propia melodía específica. En ambos casos, las pistas musicales concuerdan perfectamente con la temática skater, por lo que se puede decir que ambos juegos cuentan con una banda sonora a la altura de las expectativas, aunque sea algo escasa.

 

Así, tampoco podemos pasar por alto el aspecto gráfico, ya que es uno de esos puntos en los que los jugadores suelen fijarse en un primer momento. En OlliOlli vemos un estilo más pixelado, pero que agrada desde el principio, mientras que en OlliOlli 2 este estilo es dejado de lado y pasamos a un entorno más colorido para ambientar el estilo de película que es característico de este juego.

 

OlliOlli: Switch Stance

 

Por último, queda hablar de la velocidad de los menús. La verdad es que este es un aspecto que me ha sorprendido gratamente, ya que la carga de los niveles es instantánea y, en caso de que nos estampemos contra uno de los obstáculos con los que nos encontramos en los recorridos, si pulsamos el botón X, volvemos automáticamente al inicio. Sin duda, se trata de todo un acierto que beneficia a aquellos que quieren hacer partidas rápidas, pero también a aquellos jugadores más entregados que quieren conseguir todos los objetivos y que, por lo que sea, necesitan reiniciar los niveles en varias ocasiones.

 

OlliOlli: Switch Stance – Monopatines para todo tipo de jugadores

Si finalmente decidimos hacernos con una copia de OlliOlli: Switch Stance, estamos adquiriendo un juego que se adapta a todo tipo de jugadores (ya que propone diferentes niveles de dificultad), pero que también cuenta con elementos para todos los jugadores. Además, esta versión es la más completa puesto que, pese a no contar con novedades respecto a sus lanzamientos anteriores, sí que contamos con dos títulos a los que de seguro dedicaremos un gran número de horas. ¡Coged vuestros patines y no os quedéis sin dientes!

 

OlliOlli: Switch Stance

 

Este análisis ha sido realizado gracias a un código de descarga para Nintendo Switch cedido por Good Shepherd Entertainment.

OlliOlli: Switch Stance es la versión completa de dos títulos que ya nos encandilaron en el pasado y que ahora llegan a Nintendo Switch para mantenernos pegados a las pantallas de nuestras consolas.
PROS
Se adapta a todos los jugadores
Curva de dificultad ascendente
El gran número de trucos y el diccionario de trucos
CONTRAS
Ninguna novedad respecto a anteriores lanzamientos
Puede resultar repetitivo para algunos jugadores
La banda sonora es algo escasa
80
OlliOlli: Switch Stance
Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más artículos
Godly Corp
Análisis – Godly Corp (Nintendo Switch). ¡Marchando una de pulpo!