Ayuda a NextN comprando en Amazon

Análisis – Out of The Box (Nintendo Switch). Esta sí, esta no

Fecha de lanzamiento
22 agosto, 2018
Género
Simulación, Estrategia
Lanzamiento Físico
No
Nuestra puntuación
68%

Hoy analizamos Out of The Box, el simulador de portero de discoteca que todos querrán. Lanzado primero para Steam y llegando a Nintendo Switch el 22 de agosto de 2018, este juego indie ha sido desarrollado por Nuclear Tales, responsables de la divertida aventura gráfica Randal’s Monday. En él, vamos a meternos en la piel del portero de la discoteca de moda en la ciudad, donde ocurren los asuntos más turbios de los bajos fondos y donde nada es tan sencillo como parece, ya que cada acción tiene su repercusión.

 

 

Nada es lo que parece en The Box

Somos Warren Baker, un exconvicto que solo tiene la posibilidad de hacer de portero de The Box, la discoteca más famosa de la ciudad y que está en manos del peor criminal que se pueda imaginar. Su principal deseo no es otro que intentar recuperar su vida anterior y conseguir volver a ver a su hija, aunque para ello deba trabajar para la mayor escoria del lugar. Aunque todo comienza siendo normal, poco a poco vamos a ir viendo cómo todo se va tornando cada vez más turbio, y nuestro deseo de trabajar en un lugar legal se va a ir esfumando hasta llegar a plantearse colaborar con la ley para destapar los oscuros negocios de su jefe.

 

La jugabilidad es sencilla, aunque en alguna ocasión podemos llegar a liarnos con los controles. No nos vamos a mover en ningún momento de la puerta de la discoteca, aunque algunas escenas transcurren en otros lugares, y todas las acciones que podemos realizar se pueden ejecutar con unos botones asignados por defecto. Para hablar con un cliente debemos pulsar X, para pedirle el carnet L, para permitir que entre L2, para golpear a los alborotadores R y para echar a la gente el R2. Durante la historia, nos van enseñando a usar las diferentes acciones poco a poco, hasta que hay un momento donde vamos a poder tener libertad absoluta de acción, aunque hay que tener mucho cuidado ya que como bien os hemos dicho: cada acción tiene su repercusión. Tanto es así, que según las decisiones que vamos tomando, nos acercan hacia uno de los múltiples finales que posee este divertido y desafiante juego, llegando a morir de la forma más absurda posible si no tenemos cuidado a lo largo de nuestra vigilancia nocturna.

 

 

Su dificultad depende de las decisiones que tomemos y de cómo realicemos el trabajo, ya que al final de cada mes vamos a tener que pagar las facturas con el dinero que vamos ganando cada noche de trabajo. Para ganar ese dinero tenemos que ceñirnos a unas reglas que impone la discoteca: no pueden entrar menores de edad (solo mayores de 21 años), ni vagabundo, ni borrachos, ni gente con bolsas, entre otras muchas reglas que van a ir variando según haya alguna fiesta temática. Tenemos que tener cuidado con carnet falsos, gente impaciente que quiere entrar lo antes posible o borrachos que entorpecen la cola. Además también hay que tener mucho ojo con las decisiones que tomamos, ya que si decidimos ayudar a la ley podemos vernos en serio peligro, pero si hacemos la vista gorda quizás acabemos en chirona. También, como añadido a la dificultad, en ocasiones vamos a tener que retroceder en nuestra partida para subsanar un error que puede llevarnos hacia un final malo, por lo que tenemos que recordar donde tomamos esa decisión errónea para evitarla.

 

Con un estilo personal

El apartado gráfico de Out of The Box es sencillamente muy bueno, retomando el estilo de Randal’s Monday. El título posee una estética cartoon que no por ello deja de mostrar escenas violentas y sangrientas. No se ve que el juego posea ningún tipo de fallo que nos empañe la experiencia, ya que este va muy fluido y sin ningún problema, si bien es cierto que en ciertas escenas vemos imágenes estáticas, también podemos observar que hay una animación muy bien trabajada cuando vemos la cola que se forma a las puertas de The Box. El nivel de detalle está tan bien cuidado que a lo largo de nuestras jornadas de trabajo vamos a poder ver e incluso a reconocer a algunos personajes VIPs, ya que estos son personajes famosos (o no tanto) de la vida real que llegan a The Box con un nombre un poco diferente al que conocemos, aunque fácilmente reconocibles.

 

 

En cuanto al aspecto sonoro, no podemos decir que sea malo, pero tampoco vamos a alabar algo que es en algunos momentos casi anecdótico. El hecho de vernos ubicados en la puerta de una discoteca hace que durante la noche de trabajo escuchemos los temas que están sonando en el interior. Sin embargo, estos no son demasiado buenos para ser tenidos en cuenta. Quizás, a modo de detalle, podemos notar como la música sube o baja de volumen dependiendo de si las puertas están abiertas o no, por lo que cada vez que entra un cliente notamos ese pequeño incremento de volumen.

 

Desgraciadamente, Out of The Box no posee ninguna característica especial en Nintendo Switch, ya que no hace uso de su pantalla táctil, ni se puede jugar con otra persona con un Joy-Con cada uno porque es un juego para un solo jugador. El único punto positivo de poder disfrutar de este título en Nintendo Switch es la posibilidad de jugarlo en modo portátil, permitiendo así que podamos continuar nuestra aventura donde y cuando queramos.

 

¿Os suena? Hay varios «cameos» como este a lo largo de todo el juego

Out of The Box – Esta sí, esta no.

Este es un título a tener en cuenta en Nintendo Switch, una mezcla entre aventura gráfica y novela visual que puede ser un reto para aquellos que les gusta decidir qué ocurre en la historia en todo momento. Según vamos avanzando por la aventura, vamos descubriendo que si no tenemos cuidado podemos vernos en más de un apuro, y que cada acción que realizamos puede hacernos que el juego sea algo más sencillo o que podamos vernos en más de un apuro. Uno de los pequeños fallos que posee Out of The Box es que en ocasiones podemos sentirnos un poco frustrados con la clientela que llegan a la discoteca, ya que hay momentos donde solo aparecen borrachos o menores y no logramos llenar la sala, por lo que podemos llegar a no ganar el suficiente dinero para pagar todas nuestras facturas y acabar muy mal. Entre eso y que a veces hay días donde solo hay que intentar conseguir que entre el mayor número de personas antes de que acabe la noche, por lo que se vuelve un poco repetitivo, hay ocasiones donde quieres dejar de jugar por aburrimiento.

 

Yo recomiendo que solo la gente que tenga mucha paciencia, a los que les gusta que cada acción tenga su reacción y que les guste los giros de guión se acerquen a este juego. Out of The Box es de esos juegos que pueden gustar mucho o que la gente termine odiando del todo, por lo que hasta que no lo probéis no sabréis si sois de los primeros o de los segundos.

 

Este análisis ha sido analizado gracias a un código digital para Nintendo Switch cedido por Reiser Games.

Cada decisión cuenta
Out of The Box para Nintendo Switch es un curioso título que nos lleva a vigilar la puerta de la discoteca de moda mientras destapamos una red criminal. Cada decisión que tomemos puede hacer que logremos acabar con los malos o que ellos acaben con nosotros.
PROS
Una aventura diferente
Cada decisión puede costarnos la vida
La increíble cantidad de finales distintos
CONTRAS
A veces nos frustramos con la clientela
En ocasiones se vuelve demasiado repetitivo
68
Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más artículos
Dead Cells
Dead Cells – Rise of the Giant desvela su fecha de lanzamiento en Nintendo Switch