Ayuda a NextN comprando en Amazon
The Red Strings Club

Análisis de The Red Strings Club – Nintendo Switch. ¡Ponme otra, Donovan!

The Red Strings Club
Fecha de lanzamiento
14 marzo, 2019
GÉNERO
Aventura gráfica, aventura, acción
NÚMERO DE JUGADORES
1
IDIOMAS
Español, inglés, francés, etc
TAMAÑO DESCARGA
259 MB
Nuestra puntuación
89%

Resulta indiscutible, a estas alturas, afirmar que la industria del videojuego vive uno de sus momentos más maduros y, sobre todo, de mayor expansión. De otra forma no se entendería el hecho de permitir aunar grandes producciones con otras, experimentales, de presupuesto infinitamente menor. Como consecuencia de lo anterior, hemos vivido igualmente el auge de los pequeños estudios independientes. En España esto, por suerte, se ha traducido en una nueva Edad de Oro con nuevas desarrolladoras con poco presupuesto, pero grandes ideas y un pozo sin fondo de talento. Los valencianos Deconstructeam, creadores de Gods Will Be Watching, son claro ejemplo de ello y The Red Strings Club es su título más reciente. Tras asistir a su presentación en Madrid, ¡analizamos su versión para Nintendo Switch!

 

 

¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?

La idea de una sociedad como sistema operativo sobre el que las grandes multinacionales hagan funcionar sus programas no es nueva. Tampoco lo es la noción de una todopoderosa inteligencia artificial capaz de sentir. Ambos conceptos han sido explotados una y otra vez, con dispar suerte, tanto por la literatura como por la industria cinematográfica.

 

La posibilidad de que, en un futuro distópico, las corporaciones alcancen un grado de control sobre nosotros, que vaya un paso más allá de los mecanismos actuales de «manipulación» (medios y tecnología) es algo que ha crecido de forma paralela a los propios avances tecnológicos, y con ello un trasfondo ético y moral que daría para meses enteros de disertación. En The Red Strings Club, una vez más, dichos temores se nos presentan como toda una realidad.

 

The Red Strings Club
Las encrucijadas y los momentos de reflexión abundan en The Red Strings Club

 

The Red Strings Club, lo nuevo de Deconstructeam, es una experiencia narrativa, inspirada en la temática cyberpunk, que no se limita a insuflar estereotipos, sino que profundiza, copa en mano (nunca mejor dicho) sobre temas tan trascendentales como la felicidad o el destino, utilizando para ello una estética pixel art y una BSO que logra encajar con los distintos estados por los que discurre nuestra aventura.

 

Supercontinent Ltd es una mega corporación que prepara el lanzamiento del llamado Bienestar Psíquico Social (BPS). Una actualización «gratuita» de nuestros implantes que promete eliminar de un plumazo la ira, el miedo y la depresión. Bajo este futuro nada halagüeño se nos presenta a uno de nuestros protagonistas, Donovan, un barman cuyas particularidades al mando de la coctelera lo erigen como eje central de todo este tinglado.

 

The Red Strings Club
El humor es también pieza clave en un título enfocado al público adulto

 

Todo un cóctel de emociones bien atadas

Cuenta una leyenda oriental que las personas destinadas a conocerse están pre-conectadas por un hilo rojo, invisible, atado a sus dedos meñiques. Dicho hilo nunca desaparece y permanece constante a pesar del tiempo y la distancia. Da igual lo que tardes en conocer a esa persona y tampoco importa el tiempo que estés sin ella a tu lado o si os separan miles de kilómetros… el hilo se estirará hasta el infinito pero nunca se romperá. ¡Su dueño es el destino!

 

Bajo esta premisa, la desarrolladora afincada en Valencia, Deconstructeam estructura gran parte del universo narrativo de The Red Strings Club. Es más, por momentos, parece como si estuviera visualizando en mi cabeza parte del metraje de Your Name, una de las joyas del anime moderno bajo la batuta de Makoto Shinkai.

 

The Red Strings Club

 

Quiero una copa de Whisky… En el Red Strings la cosa no va así. Usted me dice cómo se siente y yo le sirvo una copa que se adecúe a su estado

 

En el Red String Club usamos licores para conectar con las emociones de los clientes. Uno de nuestros protagonistas, Donovan (barman del mencionado local) se define como prisionero de dichos hilos rojos, teniendo, a cambio, el poder de tejer el destino a su antojo. ¿Y cómo lo hace?, sincronizando las emociones de los clientes con los cócteles que les sirve con el único (o al menos principal) fin de recopilar datos e ir desenmarañando en una dirección u otra, cosa que depende de la información que consigamos recopilar en cada «coparrogatorio» (sonido de platillos), una historia realmente compleja, que nos lleva a un estado de reflexión casi continuo, en el que interpretar correctamente el estado de ánimo de nuestros clientes resulta fundamental para preparar el combinado que logre manipularlos a nuestro antojo.

 

 

En The Red Strings Club nos encontramos ante una aventura eminentemente conversacional y narrativa. No obstante, son varias las posibilidades que, más allá de dicha interacción, nos ofrece este título. Por un lado, contamos con un mini-juego en el que, cual artesanos 2.0, tenemos que dar forma a diversos implantes cibernéticos (no voy a dar más detalles para no interferir en el propio hilo narrativo). Y hablando de hilos, por el otro lado, nos encontramos con la, ya mencionada, preparación de cócteles en el club, una de las piezas claves de este juego.

 

En función de hacia donde enfoquemos la conversación con nuestros combinados, el hilo rojo de nuestro destino va tomando una u otra bifurcación. Al igual que en la leyenda oriental, nuestro final resulta inmutable. Elijamos lo que elijamos el mundo sigue adelante, pero con diferentes consecuencias. Además, por el camino sí que nos encontramos diversas e importantes variables que aportan cierta rejugabilidad a un título que de otra forma podría completarse en apenas 3 horas. Por último, son varias las ocasiones en la que dentro de esa parte eminentemente conversacional, nos vemos en la necesidad de interaccionar, narrativamente hablando, de diversas y curiosas formas, que aportan un toque bastante fresco y original.

 

 

Como ya hemos mencionado, uno de los pilares de The Red Strings Club son sus minijuegos. Por un lado, como cyber-alfarero, se nos da la posibilidad de moldear implantes (tarea curiosa donde las haya). Por otro, como barman, podemos preparar cócteles con los que conectar con las emociones de nuestros clientes. En ambos casos, y de forma acertada, se han aprovechado las capacidades táctiles de Nintendo Switch. No obstante, como zurdo, puedo decir que dada su distribución me he visto obligado a optar por usar la botonera de la portátil para tener alguna posibilidad.

 

The Red Strings Club es un título que no solo destaca narrativamente. Artísticamente nos encontramos con un acabado pixel art cuidado hasta el último detalle y una BSO que combina jazz, blues, rock y toques electrónicos con un tono que oscila dependiendo del momento en el que se encuentre la aventura. Aquí, al contrario de lo que estamos acostumbrados, es la música la que toma prestado el entorno para ambientarse/reinventarse en todo momento, dotando al juego de un dinamismo sonoro bastante interesante.

 

The Red Strings Club

 

The Red Strings Club – ¡Toda una revolución cyberpunk a golpe de coctelera!

The Red Strings Red se erige, por méritos propios, como una de las aventuras narrativas/interactivas más frescas, interesantes y reflexivas de los últimos tiempos. Pixel art, un futuro distópico plagado de anhelos nihilistas, combinados mágicos y androides inteligentes logran formar un cóctel explosivo cuyo recuerdo perdura tras completar el título. Toda una revolución cyberpunk a golpe de coctelera cuyo hilo narrativo se torna realmente vital. Aquí no encontramos malos o buenos, sino diversos puntos de vista de un mismo dilema cuya intencionalidad no es otra que llevarnos a un estado de reflexión casi continuo. Un juego totalmente recomendado para los amantes del género y para las mentes más inquietas y reflexivas. Toda una experiencia que no debéis dejar pasar. Y recordad.. puede que nosotros ya ni estemos, pero los hilos rojos no se detienen..

 

The Red Strings ClubHemos analizado The Red Strings Club para Nintendo Switch gracias a un código de descarga proporcionado por Nintendo España.

 

¡Toda una revolución cyberpunk a golpe de coctelera!
The Red Strings Club es toda una experiencia narrativa ciberpunk con marcado sabor patrio, que versa sobre temas tan universales como la felicidad o el destino. Conversaciones, minijuegos y un carácter reflexivo logran formar un sorprendente combinado que deja impronta en el jugador.
PROS
Su apartado narrativo es soberbio. Tristeza, alegría, rabia, amor, ¡todo es posible en el Red Strings!
Destaca su cuidado pixel art y una BSO con toques de rock, jazz y techno que se ajusta bastante bien a las distintas fases de la aventura
El diseño de sus puzles...
CONTRAS
... no pensados para zurdos
Su escasa duración y no poder cambiar algún que otro suceso
No supone un reto a nivel jugable
89
Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más artículos
Luigi's Mansion 3
Vídeo de la introducción de Luigi’s Mansion 3 ¿Os atrevéis a verlo?