Ayuda a NextN comprando en Amazon
Death Coming

¿Controlas el destino? ¡Conviértete en la Parca en Death Coming para Nintendo Switch!

Llega la hora de segar almas

La muerte nos espera a la vuelta de la esquina y de muchas maneras que ni siquiera imaginamos, o al menos eso dicen, y en el caso de Nintendo Switch, esto será una realidad absoluta. Este mismo mes llegará a la consola híbrida Death Coming, un juego de puzles en el que tendremos que ponernos en la piel (si es que tiene) de la Parca y en donde nuestro objetivo será conseguir el mayor número de almas posible. ¡Os contamos todo en las siguientes líneas!

 

¡Controla a la Muerte en Death Coming para Nintendo Switch!

 

De la mano de Next Studios el catálogo de juegos de puzles de la eShop de Nintendo Switch crece, pero su título no es uno más, ya que en Death Coming podremos controlar a la mismísima Parca y nuestro objetivo será segar todas y cada una de las almas que forman parte del mundo en el que vivimos. En este juego de puzles no lineares deberemos hacernos con el control del entorno para hacer que los ciudadanos del apacible mundo pasen al otro barrio y, así, una cosa tan simple como un macetero que cae desde una cornisa nos puede dar una nueva alma para nuestra colección. ¿Que esto no os es suficiente y queréis ser más bestias? ¡No os preocupéis! Incluso podéis desencadenar una guerra que asole todo el planeta y haceros con todas las almas de una sentada. Eso sí, deberemos enfrentarnos a los Protectores de la Luz, lo cuales evitarán en todo momento que causemos más muertes.

 

De esta manera, Death Coming estará disponible para descargar a partir del próximo 25 de abril de 2019 y, de seguro, hará que nos muramos de diversión con todos los macabros puzles que nos ofrece. Y a vosotros, ¿os gustaría convertiros en un segador de almas para así contribuir con el flujo de almas de nuestro planeta?

Fuente, vía

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más artículos
Astral Chain
Astral Chain presenta un nuevo trailer de 10 minutos. ¡Mejor luchar acompañado!