Ayuda a NextN comprando en Amazon
You died but a necromancer revived you

Análisis – You died but a Necromancer revived you (Nintendo Switch). ¡Que me dejes morir ya, leñe!

¡Has muerto! Pero vas a revivir para leer este análisis

You died but a necromancer revived you
Fecha de lanzamiento
19 de abril, 2019
Jugadores
1-4
Idiomas
Español, francés, inglés
Tamaño
254,80 MB
Nuestra puntuación
85%

La muerte es el final del camino, y una vez hemos estirado la pata, es hora de abandonar nuestro mundo para siempre, o al menos ese es el planteamiento habitual siempre y cuando no nos topemos con un travieso nigromante que solo quiera destruirnos una y otra vez para divertirse. Si tenemos esta “mala” suerte de toparnos con un ser así, entonces lo más seguro es que estemos jugando a You died but a Necromancer revived you, un juego indie desarrollado por el estudio español BolHut disponible para Nintendo Switch, PC y Linux desde el 19 de abril de 2019, en donde la muerte no es el final, sino el principio de nuestro periplo por la torre de este diablillo. ¡Os contamos todos los detalles en nuestro análisis, y morimos un par de cientos de veces por el camino!

 

 

¡Has muerto! Pero un nigromante te revivió

Aunque la muerte suela ser el final del viaje en cualquier videojuego, en You died but a Necromancer revived you supone el principio, ya que morimos, resucitamos, y entonces nos ponemos a perseguir al diablillo del nigromante por toda su torre. El planteamiento es sencillo, ¿verdad? Pero no por ello significa que el juego también sea sencillo.

 

A lo largo de 6 zonas formadas por 4 pisos (a excepción de la última zona que cuenta con algunos más) nos movemos gracias a un control basado en los botones de direcciones (arriba, abajo, derecha e izquierda) y debemos enfrentarnos a mortíferas trampas que nos matan una y otra vez. No obstante, si muriéramos y todo fuera igual, el juego perdería su gracia en unos cuantos intentos. Lo que hace que este título sobresalga es que cada vez que morimos, el piso en el que nos encontramos cambia, por lo que no nos enfrentaremos dos veces a la misma disposición de trampas, y así en ningún momento se nos hace pesado morir y volver a morir. Igualmente, no podemos pasar por alto que hay un gran número de trampas, por lo que la variedad está a la orden del día en este título.

 

You died but a necromancer revived you

 

Además, You died but a Necromancer revived you nos da la posibilidad de elegir entre cuatro dificultades distintas según nuestra habilidad con el mando (fácil, normal, difícil y ultra) en donde el número de trampas, la velocidad con la que desaparece el suelo y el número de checkpoints disponibles varían. Sin embargo, si vemos que ninguno de estos ajustes se adapta a nosotros, siempre tenemos la posibilidad de crear nuestra propia dificultad. Eso sí, en todo momento podemos ver cómo el contador de muertes que se sitúa en la parte superior derecha de la pantalla aumenta poco a poco… ¡Y en mi caso ha subido hasta 232 en una partida en modo normal! Un detalle que hay que destacar por encima de todo es que, cada vez que morimos, la pantalla nos muestra un mensaje distinto. Hay muchos, tantos como muertes podemos llegar a tener, y algunos son tan graciosos que ni nos importa morir de nuevo para poder verlos. ¡Todo un acierto haber introducido estos carteles cómicos!

 

 

Es hora de morir de muchas maneras, y mejor en compañía

En You died but a Necromancer revived you tenemos disponibles varios modos de juego, los cuales son jugables por hasta 4 jugadores simultáneos de forma local. El primero de ellos es el modo normal, el cual está descrito en la primera parte del análisis, pero si en vez de superar varios niveles queremos ponernos a prueba y ver hasta qué piso somos capaces de llegar sin morir, también podemos jugar al modo “infinito”. Si decidimos jugar con amigos, en estos dos modos cooperamos para llegar hasta la meta, aunque en caso de querer quedarnos sin amigos podemos elegir el modo “versus”, en donde el objetivo es llegar antes que nuestros “amigos” hasta el detonador que hace que todo el suelo estalle.

 

Conforme vamos superando los desafíos que este título nos plantea, vamos desbloqueando nuevos personajes con los que poder enfrentarnos al nigromante. Eso sí, estos personajes simplemente son avatares distintos, ya que no cuentan con ninguna habilidad distintiva, ¡y es que todos somos iguales ante la muerte! Y si nos perdemos con todos los elementos que hay disponibles, también tenemos acceso a un manual en el que podemos leer varios datos sobre los personajes, pero también sobre las trampas que el nigromante ha dispuesto en su torre. Y lo mejor de todo, en los datos de las trampas también vemos el número de muertes que nos han provocado. ¡De seguro que los números no se quedan en cero!

 

You died but a necromancer revived you

 

Si pasamos aun aspecto más técnico del juego, es hora de hablar de los gráficos y de la banda sonora. Para comenzar con el aspecto gráfico, simplemente decir que, aunque You died but a Necromancer revived you no cuente con gráficos ultra HD 4k, su estilo es el más adecuado. Cuenta con un diseño muy simpático (sobre todo el nigromante) que hace que la sensación de estar ante un peligro constante disminuya, y así podemos divertirnos intentando esquivar las mortíferas trampas. Sin embargo, aunque no podemos pasar por alto el hecho de que el juego se desarrolla en un espacio cuadrado que se encuentra en el centro de la pantalla, se nos da la posibilidad de elegir entre distintos marcos que hacen que no veamos unas grandes barras negras en los laterales.

 

You died but a necromancer revived you

 

En cuanto a la banda sonora está totalmente en consonancia con lo representado por el juego, es decir, esa «pillería» del mortífero nigromante que se divierte asesinándonos una y otra vez. Si tuviera que poner un defecto, es que es algo escasa, ya que cuenta con pocos temas, aunque estos son muy pegadizos y pueden quedarse horas y horas en nuestra cabeza.

 

You died but a Necromancer revived you – Muere de diversión una y otra vez

En You died but a Necromancer revived you nos enfrentamos a un travieso nigromante que nos hace morir y morir incontables veces mientras intentamos llegar hasta la cima de su torre. Con un estilo de juego que nos permite hacer tanto partidas cortas como partidas de horas y horas, encontramos la muerte a la vuelta de cada esquina, ¡incluso antes de empezar una nueva partida ya hemos muerto! De esta manera, el título mezcla muerte, humor, habilidad, muerte, un espíritu de superación y muerte. ¿He mencionado la muerte? Sea como fuere, lo cierto es que cada partida es única en este título que podemos jugar solos o con amigos de forma local. ¿Seréis capaces de detener esta locura? ¿O abandonaréis?

 

You died but a necromancer revived youEste análisis ha sido posible gracias a un código para la eShop de Nintendo Switch cedido por BoldHut.

 

¡Has muerto!
En You died but a Necromancer revived you nos enfrentamos a multitud de trampas mientras ascendemos por la torre de un diablillo que no parará de revivirnos para divertirse. Así, estamos ante un título que nos ofrece muchas posibilidades y que de seguro no pasará desapercibido ¡Es hora de enfrentarnos solos (o con amigos) a este nigromante!
PROS
Algunas pantallas de carga son para morirte de risa
Podemos jugar solos o con amigos
La posibilidad de elegir una de las dificultades establecidas o de crear nuestra propia dificultad
CONTRAS
La banda sonora, aunque muy acertada, es algo escasa
Al tener dos bandas negras en los laterales, puede que la zona de la pantalla en la que se desarrolla el juego se nos haga algo pequeña si jugamos en el modo portátil
85
Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más artículos
Furwind
Análisis de Furwind – Nintendo Switch. El bosque está lleno de retos