Ayuda a NextN comprando en Amazon
Mario Kart Wii

Mario Kart Wii le da cinco vueltas de ventaja a Mario Kart 8 de Wii U en cuanto a ventas en 2018

Los informes financieros de final de año, como el que tuvimos hace poco de Nintendo, porque dejan datos de ventas y uno puede ver cómo de bien lo están haciendo los diversos productos de la compañía e imaginarse por dónde van a ir los tiros de la compañía en función de ello. Pero también nos deja algunos sorpresas que desde luego si alguien nos dijese hace unos años que esto iba a ocurrir nadie se lo hubiese creído. ¿No nos creéis? El protagonista de hoy es Mario Kart Wii que frente a todo pronóstico sigue vendiendo mucho más de lo que cualquiera pensábamos, más incluso que Mario Kart 8 para Wii U.

 

Ni con la concha azul alcanzaría Mario Kart 8 a Mario Kart Wii en ventas el último año fiscal

Mario Kart Wii Mario Kart 8 ventas

 

Este gráfico viene directo del informe de inversores del año fiscal de 2018 (de marzo de ese año a marzo de este) donde podemos apreciar como mientras la octava entrega de la franquicia de carreras de Mario vendió 20 000 unidades para Wii U – las ventas de la versión Deluxe de Switch se cuentan a parte – Mario Kart Wii alcanzó la friolera de 100 000 copias. ¡Nada mal para un juego con once años a sus espaldas!

 

A estas alturas nadie se sorprende de que los videojuegos de Nintendo tengan una vida comercial más larga de la habitual, vendiendo bien a lo largo de todo el ciclo de vida de la consola en la que sale, pero es que estamos hablando de que Mario Kart Wii ha vendido más que muchísimos juegos que salen al mercado a día de hoy. Probablemente gran parte de las ventas tengan que ver con el hecho de que el pasado verano se publicó en China una versión HD del título distribuida a través de NVIDIA Shield. Sea como sea, lo cierto es que la entrega de Wii fué, es y será una de las más queridas y exitosas de la franquicia.

 

Fuente

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más artículos
Análisis de Lethal League Blaze – Nintendo Switch. Balonazos mortales a ritmo funky