Ayuda a NextN comprando en Amazon
Redout

Análisis de Redout – Nintendo Switch. Tu cara me suena

¿No nos hemos visto antes?

Redout
Fecha de lanzamiento
14 de mayo de 2019
NÚMERO DE JUGADORES
1 - 6 (Se precisa suscripción a Nintendo Switch Online)
IDIOMAS
Japonés, inglés, español, etc.
TAMAÑO
2.8 GB
Nuestra puntuación
69

Las comparaciones son, y siempre han sido, odiosas; y, sin embargo, necesarias. Sabemos que algo es «bueno» porque podemos compararlo con otra cosa con la que comparta características que no lleguen a dicho nivel, que lo definimos como «malo». Por ejemplo, podemos comparar dos figuras de forma que diremos que una es mejor que otra según el nivel de detalle, o podemos discernir sobre si un comportamiento es positivo o negativo según la forma en que te dirijas a aquellas personas que se detienen a preguntarte alguna duda que tengan. Saco esto a la palestra porque Redout se presta a la comparativa, algo que viene muy al pelo por el género al que pertenece. Ahora bien, esto no significa que salga bien parado de dicha equiparación, de hecho, es todo lo contrario; pero no adelantemos acontecimientos, no vaya a ser que nos la peguemos contra las protecciones del circuito. Empecemos por el principio, ¡comencemos con el análisis de Redout!

 

 

Redout is faster than you

Redout es un arcade de carreras donde nos ponemos a los mandos de naves que alcanzan velocidades de vértigo. El objetivo, como no podía ser de otra forma, es cruzar la línea de meta antes que nadie en el menor tiempo posible. Para ello, tenemos a nuestra disposición un variado catálogo de naves donde elegir. Cabe destacar que, al igual que pasa en otros títulos de su mismo género como F-Zero o Fast RMX, tenemos que estar atentos a una barra que nos indica cuánta resistencia le queda a nuestra nave, ya que si nos chocamos contra las barreras o contra las naves de otros pilotos esta va disminuyendo, hasta que nuestra nave quede reducida a un montón de chatarra. Por suerte, más bien por decisión de diseño, para nosotros, dicho medidor se va rellenando poco a poco con el paso del tiempo, unos instantes después de haber recibido el último contacto, si permanecemos sin chocarnos con nada.

 

Por ello hay que elegir muy bien qué estrategia debemos seguir en carrera, ya que hay algunos circuitos con largas rectas donde pisar a fondo el acelerador, y usar nuestro turbo, y algunos otros con bastante curvas. Y no solamente tenemos que estar atentos a las curvas del circuito, también a la anchura del mismo, así como a la inclinación que presente, pues en todo momento hay que maniobrar la dirección hacia la que nos dirigimos si no queremos dejarnos los dientes por la trazada. Además, contamos con loopings donde hay que levantar el morro de nuestro carro y zonas donde tenemos que saltar. Aquí viene el primer problema del título: cada vez que nos acercamos a una elevación parece que vamos a hacer un salto de fe. Esto es así por las físicas de los vehículos, que si bien en tierra funcionan correctamente, en el momento del salto tenemos que orientarnos hacia la zona donde queremos caer, pues de poca maniobra disponemos en el aire. También es posible mantener el morro elevado durante el salto, y si seguimos con ello levantado, ascendemos hasta los límites que te permite el juego, con la correspondiente destrucción de tu nave, quien se acerca demasiado al sol se acaba quemando. Y no es la única forma de romper tu nave en el aire, también puedes chocarte con algún obstáculo según el circuito y tener que perder tu valioso tiempo hasta que vuelves a coger velocidad tras la reparación.

 

¡Hasta el infinito, y más allá!

 

Las naves juegan un papel muy importante en el juego. Es vital elegir entre una nave cuyo punto fuerte sea la aceleración si no queremos pisar el acelerador a tope durante toda la carrera, o la velocidad si queremos ir quemando suela, aunque en este juego no haya neumáticos que desgastar. También es de suma importancia equiparnos con potenciadores que nos otorguen de habilidades especiales en carrera. Estos pueden ser de dos tipos, activos y pasivos, que van desde aumentar nuestra velocidad punta en carrera, hasta incrementar la velocidad a la que recuperamos la barra de resistencia, pasando por causar interferencias a otros pilotos para frenarles momentáneamente. Cabe destacar que mientras los potenciadores pasivos son útiles y se nota cuando llevas equipado uno, y cuando estás usando otro, los potenciadores activos se me antojan una mala decisión de diseño pues a las velocidades a las que nos movemos, sumados todos los elementos por pantalla a los que tenemos que estar pendientes, no da tiempo a decidir cuando usar dicha ventaja.

 

Respecto a las naves, hay que añadir por último que existen de cuatro niveles, donde las características de la nave aumentan todos sus atributos, siendo el nivel 1 donde están estos más bajos, y teniendo en el nivel 4 las estadísticas muy elevadas. Sin embargo, no he notado diferencia alguna entre conducir con una nave al nivel 1 que con una nave al nivel 4. La sensación de velocidad es la misma. De igual forma pasa con los distintos niveles de dificultad, que lo único que cambia es la inteligencia de la IA, la cual en posesión mínima de sus virtudes sigue siendo un hueso duro de roer.

 

Redout

 

Keep calm and do not break your ship

En Redout tenemos tres modos de juego a elegir entre Trayectoria, Carrera Rápida y En Línea. Empezamos por la segunda, Carrera Rápida, donde podemos seleccionar las distintas pruebas que nos ofrece el juego que básicamente se resumen en contrarreloj y carrera, pero con aspectos que cambian como el uso o no de potenciadores y la penalización máxima por destruir tu nave. A destacar entre todos ellos último hombre en pie, donde por cada vuelta que demos al circuito el último piloto queda eliminado, y boss, donde enlazamos cinco circuito mediante portales por donde debemos disputar una carrera. A excepción de este último, el resto de modos se limitan a cumplir, lo que no quita que no estén bien. En Trayectoria es donde más tiempo pasamos jugando pues es aquí donde desbloqueamos todas las pistas, vehículos y potenciadores que nos ofrece Redout, y que hace las veces de modo historia o carrera.

 

Por último «tenemos» el modo En Línea, y lo escribo así porque la comunidad está muerta, nunca la hubo, lo cual no sorprende mucho viendo la nula publicidad que ha tenido el juego. Si hasta incluso en la página web del título de Nicalis pone Coming Soon! en vez de Now Available!. La versión del título para Nintendo Switch prescinde del modo multijugador local presente en el resto de consolas por lo que si queréis jugar con un amigo tenéis que hacerlo a través de internet, y después de haber pasado por cada dos veces en vez de una. Si bien es cierto que no puedes personalizar apenas las partidas en línea, no hay problema para que el matchmaking os junte en una misma carrera. Evidentemente, no hemos llegado a poder jugar ninguna carrera a través de internet, por lo que no podemos deciros si al menos no presenta problemas de conexión. Una pena. A pesar de esto, el juego se conecta a intenet nada más comenzar, lo cual resulta todo un incordio, sobre todo a la hora de jugar fuera de casa. Es recomendable poner en modo avión la consola para jugar al título en modo portátil, tarda menos en arrancar.

 

 

En cuanto al aspecto técnico tenemos un problema bastante notorio. Si bien es cierto que a las velocidades a la que nos movemos es normal que los gráficos se difuminen para dar la sensación de velocidad, si detenemos la nave no hay ningún tipo de mejora visual. Redout tiene un buen diseño artístico pero todo se ve demasiado borroso, como ya habréis podido comprobar a través de las imágenes de este análisis. Y esto pasa tanto en modo portátil como en modo sobremesa. Casi que empeora el nivel de optimización gráfica que tiene ARK: Survival Evolved, y eso son palabras mayores. Eso si, en cuanto a rendimiento no tenemos ni una sola pega. Los frames por segundo se mantienen estables como una roca. Tampoco nos hemos encontrado con ningún bug durante nuestras sesiones de juego. Por último hay que añadir que la banda sonora, si bien no presenta ningún tema que vayamos a recordar tras cerrar el juego, está bastante bien, e incluye algunos temas vocales.

 

Tras todo lo dicho toca volver al comienzo del texto donde os dije que este juego se presta a las comparaciones, y es que si entramos en ello, sale muy escaldado. La comparativa se hace con Fast RMX, que es el título con el que comparte más similitudes. Redout ha llegado a Nintendo Switch dos años más tarde, al doble de precio, sin multijugador local, con una calidad gráfica para hacérselo mirar y sin que la distribuidora le haya hecho apenas publicidad. ¡Si es que no tiene ni tráiler de lanzamiento! Ya lo he dicho, las comparaciones son odiosas, pero es que este título destaca sobre todo por sus aspectos negativos, pues las mayores virtudes ya las presentan otros títulos y algunos aspectos como la dificultad o la sensación de velocidad lo hacen mejor.

 

Redout

Redout – Corre, corre, que te pillo

Redout es un divertido y exigente arcade de carreras que si bien no innova para nada dentro de su género, ofrece una experiencia en solitario bastante entretenida. En compañía se ha limitado al escueto modo en línea, el cuál está desierto, por lo que si buscáis en este título una experiencia junto a otras personas lo vais a tener muy difícil si no las conocíais ya de antemano y tenéis una copia cada uno. Si aún con ello y con el paupérrimo aspecto gráfico que presenta seguís interesados adelante, no os defraudará. Eso si, tened en cuenta que en Nintendo Switch contáis con alternativas mejores y mucho más baratas.

 

Este análisis ha sido realizado gracias a un código de descarga de Redout para Nintendo Switch proporcionado por Nicalis. Versión analizada: 1.0.1

Corre, corre, que te pillo
Redout es una divertida y exigente propuesta de Nicalis y 34BigThings dentro del género de los arcades de carreras, que se ve eclipsado en todo momento por sus fallos y por la competencia a la que tiene que hacer frente.
PROS
El diseño artístico de los circuitos
La banda sonora
El modo Trayectoria
CONTRAS
Gráficamente no hay por donde cogerlo
Lo primero que hace el título es conectarse a internet
No tiene ningún jugador activo en línea
69
Más artículos
Pokémon Espada y Escudo
James Turner, director artístico de Pokémon Espada y Escudo, habla de la inspiración para crear Galar. ¡Todo un mundo nuevo!