Análisis de Irony Curtain: From Matryoshka with Love – Nintendo Switch. Tras el telón de acero

Fecha de lanzamiento
27 junio, 2019
Número de jugadores
1
Idiomas
Inglés, alemán y polaco
Tamaño de la descarga
1,3 GB
Nuestra puntuación
76

Hoy nos adentramos en una aventura gráfica desarrollada por Artifex Mundi, una joven compañía polaca que posee grandes títulos en su haber, sin ir más lejos, son los responsables de un juego tan bonito y emotivo como My Brother Rabbit, que tuvimos el lujo de analizar hace unos meses. Irony Curtain: From Matryoshka with Love nos introduce en un país ficticio que se encuentra tras el telón de acero en plena Guerra Fría, en una aventura plagada de humor, comunismo y espías que nos llevarán a intentar salvar al amado Líder Supremo de un golpe de Estado inminente… o no.

 

 

Desde Rusi… digooo, desde Matryoshka con amor

Nuestra aventura comienza con Evan, un joven periodista cuya pasión por el pequeño país de Matryoshka le ha granjeado la enemistad de su país Los Estados. Tal es su amor por esta zona ubicada tras el telón de acero, que tras un desastroso programa de televisión donde intenta mostrar las bondades del Líder Supremo y su gran sistema comunista, una misteriosa y atractiva mujer pelirroja se le acercará para invitarle a conocer Matryoshka y a proteger al Lider Supremo de un golpe de Estado que está por producirse en breve, pero no será sencillo salir de Los Estados si no es con ingenio y algo de pericia para librarse de los hombres de la FIA.

 

Su jugabilidad es bastante sencilla, aunque en ocasiones el control del personaje y del puntero con el que seleccionamos los elementos para interactuar con ellos son un poco malos, ambos elementos funcionan por separado aunque es necesario combinarlos para poder jugar, esto es debido a que hay determinados lugares de los escenarios que no podremos ver si no es moviendo a Evan, así que hay que saber controlar ambos elementos con las palancas de control. Como grandes fallos se puede ver que en determinadas ocasiones podemos llegar a perder de vista el puntero, mientras que en otros momentos nuestro personaje no va hacia donde nosotros queremos.

 

 

Su dificultad es un tema del que hablar largo y tendido, esto se debe a que la curva de dificultad es realmente pronunciada, llegando a ser bastante sencillo durante la primera hora de juego hasta hacerse realmente endiablado en los últimos compases de nuestra aventura. Con puzles realmente ingeniosos, en algún momento podemos vernos muy perdidos porque no se nos termina de indicar del todo que debemos hacer a continuación, aunque para ello contamos con una pequeña ayuda en forma de teléfono u oráculo que nos puede dar algunas pistas sobre que vamos a necesitar para seguir adelante, aunque cuidado, porque no nos van a dar las pistas para solucionarlo, solo lo que tenemos que conseguir para avanzar por nuestra aventura.

 

Una aventura bien hecha

La calidad gráfica de este título es indiscutible, con una estética cartoon que le sienta de lujo, la simpleza de sus modelados hacen que el juego se vea con una calidad sublime. Aunque no es oro todo lo que reluce, porque aunque el juego está plagado de detalles y guiños a numerosos títulos del género y muchas referencias frikis, también posee algunas cosillas que empañan este Irony Curtain. El juego posee diversos bugs que nos van a hacer perder los nervios en algunos momentos, no convierten el juego en algo injugable, aunque si que nos obligan a salir de la partida y volver a entrar para solucionarlo. Desde perder de vista el puntero que nos ayuda a seleccionar las diversas opciones, hasta momentos en los que los botones no responden y no podemos saltar las escenas de vídeo, también vamos a encontrarnos con momentos, sobre todo jugando en modo portátil, donde los vídeos del juego se ralentizan de tal forma que nos es casi imposible ver que está ocurriendo en la historia, por lo que debemos apagar la consola y volver a encenderla para poder verlo bien.

 

 

En el aspecto sonoro el juego está bien cuidado, aunque no es algo que sea sobresaliente. La banda sonora intenta transportarnos a un lugar de la zona más profunda de la URSS, con algunos detalles graciosos que cansan tras varias horas escuchando casi lo mismo. Quizás una de las cosas más destacadas que posee es el excelente doblaje, que aunque está en inglés no es excesivamente difícil de seguir para los que no somos usuarios habituales del idioma de Shakespeare. Tanto su doblaje como su texto está en perfecto inglés, por lo que aquellos que no dominen el idioma es probable que no puedan jugarlo bien, esto se debe a que en alguna ocasión, algún personaje puede darnos alguna pista sobre como continuar nuestro camino y si no estamos atentos podemos llegar a perdernos. Hay que reconocer que es muy probable que el proceso de localización de este título puede llegar a ser bastante complicado, ya que cuenta con muchos chistes y juegos de palabras con dobles sentidos que difícilmente pueden ser traducidos de forma literal al castellano.

 

Irony Curtain no aprovecha ninguna de las características especiales que ofrece Nintendo Switch más allá del factor portátil, no podemos usar la pantalla táctil y tampoco vamos a poder usar los Joy-Con de forma independiente para que otro jugador se una a la partida.

 

 

Irony Curtain: From Matryoshka with Love. Tras el telón de acero

Sin lugar a dudas, esta divertida aventura gráfica debe ser tenida en cuenta por los amantes del género, Irony Curtain nos lleva a un mundo de humor y acción que no se encuentra muy alejado de la realidad de la época. Matryoshka es una parodia de un país comunista, de antes de la caída del Muro de Berlín, en plena Guerra Fría donde los occidentales veían un mundo completamente diferente a los que consideraban normal.

 

Su principal hándicap es el idioma, ya que muchos jugadores pueden llegar a verse completamente abrumados frente a sus diálogos complejos y los juegos de palabras que en ocasiones puede llegar a descolocarnos. Quizás, si en un futuro Artifex Mundi decide traducir este título, pueda llegar a convertirse en una de las mejores aventuras gráficas de Nintendo Switch, ya que aunque es realmente difícil al final, es realmente adictivo y nos invita a pelear por conseguir llegar al final.

 

Hemos analizado Irony Curtain: From Matryoshka with love gracias a un código digital cedido por Wire Tap Media. Versión analizada: 1.0.1

Bienvenido a Matryoshka, tovarich
Irony Courtain: From Matryoshka with Love es una aventura gráfica que lejos de su sencilla apariencia nos introduce en una alocada historia de comunismo, golpes de estado y espionaje que nos hará sudar con sus complicados puzles, como nota negativa nos llega en completo inglés, por lo que si no estamos atentos nos podremos perder alguna pista necesaria para resolver los entuertos en los que estemos metidos.
PROS
Una aventura gráfica original
Sus puzles nos hacen pensar bastante
Su estética está muy bien cuidada
CONTRAS
A veces los puzles no tienen mucha lógica
Sus bugs a veces resultan un poco molestos
Está en inglés, por lo que los que no dominen el idioma pueden pasarlo mal
76
Más artículos
¡Sorpresa! DuckTales: Remastered está de vuelta en la eShop de Wii U