Ayuda a NextN comprando en Amazon

Análisis de SCRAP – Nintendo Switch. Corre, corre pequeño robot

Fecha de lanzamiento
21 junio, 2019
Número de jugadores
1
Idiomas
Inglés
Tamaño
622 MB
Nuestra puntuación
58%

Ultimate Games y Woodland Games estrenan SCRAP en Nintendo Switch. Se trata de un título de plataformas en el que pase lo que pase, no puedes dejar de moverte. Sin centrarse demasiado en brindar una historia compleja y con dos mecánicas sencillas, cada nivel que encontramos en SCRAP se convierte en una experiencia más desafiante, y en una que pone a prueba nuestra paciencia y reflejos.

 

Antes de poner el piloto automático, vamos a ver si, pese a su aparente sencillez en escenarios, mecánicas e historia, SCRAP es capaz de generar en nosotros esas complejas sensaciones comúnmente conocidas como emociones. ¡Hablamos de emociones positivas claro está!

 

Buscando el camino a casa

Nuestra historia inicia en una fábrica, un lugar en el que día a día se sigue un estricto itinerario y todos cumplen la labor para la que se les ha programado. Sin que nadie se lo pudiese imaginar, un buen día despertamos con algo que va en contra de toda nuestra programación, una consciencia. Tras esto, decidimos salir de nuestra cadena de montaje y buscar una ansiada, pero hasta ahora desconocida libertad. Como era de esperarse, es probable que para otras máquinas seamos un fallo, una aberración que debe ser eliminada, así que todo lo que podemos hacer es correr, correr y saltar hasta estar lejos y a salvo.

 

Las mecánicas jugables de SCRAP no tienen ningún misterio y podemos hacernos a ellas gracias al primer nivel que sirve como tutorial. Con nuestro personaje moviéndose de forma automática, somos nosotros quienes controlamos los saltos y que tan sencillo será el camino. Además, para añadir una pequeña vuelta de tuerca, también contamos con la posibilidad de bajar de las plataformas a voluntad e incluso jugar con una sola mano. Estos sencillos cambios nos obligan a estar mucho más atentos, pues pese a que pueda parecer lo contrario, muchas veces el camino que a simple vista parece ser el más sencillo, resulta ser el que más habilidad y precisión requiere.

 

 

A través de sus diversos niveles, nos encontramos con trampas mortales como: minas, plataformas que caen, robots y más, así que es más que probable que terminemos dedicando más intentos de los que nos gustaría a algunos escenarios. Pese a que la duración del juego depende mucho de nuestra habilidad y contamos con objetivos en cada nivel, no deja de ser una experiencia corta que en el peor de los casos no debe llevarnos demasiadas horas. Eso sí, como promesa a futuro, sus desarrolladores pondrán a nuestra disposición niveles extras gracias a una actualización gratuita.

 

 

Pensando en la comodidad

El equipo de desarrollo de SCRAP ha hecho un buen trabajo a nivel estético y todos los elementos visuales utilizados en el mismo están pensados para trasmitir armonía y llamar la atención cuando sea necesario. Desde el color de los enemigos hasta el simpático y aerodinámico diseño del protagonista, en este apartado no se deja nada al azar.

 

 

Este principio también es usado con los sonidos y la banda sonora, la cual es futurista y transmite ese ambiente de «fábrica que nunca se detiene» en el que estamos. Eso sí, la variedad en la música es prácticamente inexistente y tras 15 minutos jugando lo has oído todo o casi todo. Finalmente, el rendimiento que he experimentado en el juego es bastante bueno. En todo momento las animaciones y transiciones son fluidas, y no existen problemas de caídas de frames o tirones, esto tanto en modo portátil como en dock.

 

Sólo un poco más…

Pese a que quizá para muchos sea así, SCRAP no es un juego hecho a prisas sólo para aprovechar el tirón de Nintendo Switch. Está hecho con cuidado y mimo, e incluso el mensaje que busca transmitir es precioso, pero el hecho de ser tan corto juega bastante en su contra. Una pena, pues sus mecánicas, pese a ser sencillas, resultan efectivas y pese a que es en ocasiones resulta algo frustrante morir repetidamente, en ningún momento es debido a problemas del juego, siempre se debe a tus propios errores.

 

Si queréis darle una oportunidad a este pequeño robot y ayudarle a huir de un mundo del que no desea formar parte, ya tenéis disponible SCRAP en la Nintendo eShop de Nintendo Switch. Su precio reducido es sin duda atractivo, aunque esos 3.49 euros que cuesta pueden convertirse en menos gracias a un descuento del 35% si somos poseedores de alguno de estos títulos: Chicken Rider, Gym Hero, Idle Fitness Tycoon, Pet Care, Guess the Word.

 

Hemos analizado SCRAP gracias a un código digital cedido por Ultimate Games. Versión analizada: 1.0.0

Sólo un poco más...
SCRAP es un juego entretenido y con desafíos que son completamente justos con el jugador. Cada muerte sufrida se debe a tus errores y no a un error en su diseño, y a esto también contribuye su armonioso apartado gráfico. Desgraciadamente, es demasiado corto y pese a sus desafíos no dura demasiado en manos con ciertas experiencia.
PROS
Entretenido y con dificultad justa para el jugador
Un buen uso del color y diseños que funcionan con armonía entre si
Precio económico
CONTRAS
Pese a sus añadidos es demasiado corto
58
Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más artículos
Mario & Sonic JJOO Tokio Tokyo 2020
Mario & Sonic en los Juegos Olímpicos: Tokio 2020 tendrá un modo historia. ¡Primeros minutos en vídeo!