Ayuda a NextN comprando en Amazon
War Tech Fighters Nintendo Switch Análisis

Análisis de War Tech Fighters – Nintendo Switch. ¡Zatros, voy a por ti!

War Tech Fighters Nintendo Switch Análisis
Fecha de lanzamiento
27 junio, 2019
Número de Jugadores
1
Idiomas
Español, inglés, italiano y francés
Tamaño de la Descarga
4344,25 MB
Nuestra puntuación
67%

Cuando hablamos de Japón, son muchas las cosas que se nos vienen a la mente: la gastronomía que tienen allí, los cerezos en flor, sus peculiares tradiciones, la arquitectura que emplean, los avances tecnológicos de los que hacen gala y como no puede ser de otra manera, los videojuegos, el manga y el anime. De esto último, hay multitud de clases de proyectos que con el tiempo han logrado hacerse con un hueco destacable dentro de la cultura japonesa y expandirse en el resto del mundo, como por ejemplo, los típicos shonen de peleas, las series centradas en la comedia o en el día a día de sus personajes y luego están las que tratan de arrancarnos lágrimas, las musicales e incluso existen obras que exhiben la fuerza de la tecnología a través de robots gigantes controlados por humanos, es decir, los mechas. Como es de esperarse, si algo es popular, es probable que acabe protagonizando algún juego y los mechas, desde luego, no son una excepción. De manos de Drakkar Dev, una desarrolladora indie que nació en Italia, llega a Nintendo Switch el título que vamos analizar a lo largo de esta redacción: War Tech Fighters. 

 

 

La clásica batalla del bien contra el mal

La historia de War Tech Fighters no trata de reinventar la rueda, es más, la mayoría de los giros que posee su argumento son predecibles y no es que se molesten demasiado en profundizar en las motivaciones y pensamientos del bando enemigo, para que sean algo más aparte de «los malos de la película». No obstante y sin entrar en spoilers, tampoco podemos decir que la campaña nos resultara aburrida. A lo largo de la aventura, nos ponen en la piel de Nathan Romanis, un habilidoso hombre de Hebos que con el apoyo de sus compañeros y de su mecha, también conocido como War Tech, trata de ponerle freno a la soberanía de Zatros, un imperio que surgió tras la fusión de las colonias más tecnológicamente avanzadas. Los sucesos son contados mediante cajas de texto sin doblaje y breves cinemáticas con una voz en off que habla en inglés. En caso de que un jugador quiera ampliar sus conocimientos, puede acceder a una base de datos con información de diferentes personajes, naves, War Techs y otros elementos.

 

 

Este videojuego ofrece entre 10 y 20 horas de entretenimiento, que pueden incrementarse o reducirse dependiendo de la dificultad que escojas, de si decides dar una segunda vuelta con el «New Game +» y de las ganas que le pongas a explorar los escenarios para reunir créditos (dinero) o los proyectos especiales. El 100% de la trama tiene lugar en el espacio exterior, dejando a un lado la posibilidad de desarrollar misiones en tierra firme o en lugares acuáticos, pues según explican, los War Tech no están preparados para funcionar correctamente con la gravedad de los planetas. Lo que nos ha hecho preguntarnos en más de una ocasión, un asunto relacionado con su diseño: ¿por qué tienen piernas los War Techs? No terminamos de comprender por qué Hebos, Zatros y las demás colonias invierten recursos en hacer que los War Tech carguen con peso muerto que, al final del día, solo aporta desventajas (son más pesados, menos aerodinámicos, etcétera). Sobre este apartado falta decir que aunque es mejorable, todo el título de Drakkar Dev cuenta con una traducción al español, lo cual siempre es de agradecer.

 

El as en la manga de la colonia de Hebos

War Tech Fighters es un título de acción con mechas que permite que elijamos en cualquier momento de la batalla cómo queremos la cámara. De base está en tercera persona, pero empleando el menú de opciones, se puede poner en primera persona. Eso sí, aunque selecciones la segunda alternativa, las animaciones de las ejecuciones, la acción de ola cuántica y los combates cuerpo a cuerpo contra otros War Tech, siguen siendo en tercera persona. Lo habitual en los War Techs, es que sean capaces de realizar ataques rápidos o pesados, protegerse con su escudo, lanzar misiles y usar sus propulsores para aumentar de velocidad, pero el de Nathan tiene un as en la manga muy útil para enfrentar grandes cantidades de enemigos al mismo tiempo, un ataque conocido como «ola cuántica». La misma hace daño en área a los enemigos y también es capaz de aturdirlos por unos instantes. Aunque no dependemos de munición para ninguna acción, todo en esta vida tiene un precio, la ola cuántica necesita que tengamos el medidor de energía cargado a tope y unos valiosos segundos para ser ejecutada, mientras que los ataques rápidos, los pesados, los misiles y los propulsores, consumen energía cada vez que los usamos. El medidor se carga automáticamente, siempre y cuando no estemos atacando o propulsándonos. Si bien es cierto que la inteligencia artificial de los aliados deja que desear, Nathan puede indicarle a sus compañeros que ataquen a un objetivo en concreto. Por otro lado está el «modo misil», que se acciona con los botones de dirección y sirve para elegir si queremos que estos se concentren en un solo punto o para buscar que actúen de manera dispersa.

 

War Tech Fighters Nintendo Switch Análisis

 

En otro orden de cosas, las ejecuciones solo son accesibles si los enemigos son naves normales y tienen la resistencia (salud) baja, en cuyo caso son marcados con un hexágono y si el jugador presiona la «X» con precisión se inicia una animación con el mecha destruyendo la nave en cuestión. Lo bueno de esta acción es que al ejecutar un enemigo, nuestro War Tech se repara (para recuperar resistencia o energía también se pueden destruir cápsulas que se encuentran por los escenarios). Que hablando de precisión, el acto de disparar viene de serie con un autoapuntado («autobloqueo» en el juego) que a veces se descontrola ante condensaciones altas de enemigos. Afortunadamente, es posible inhabilitarlo. Falta mencionar que introdujeron cuatro tipos de daño diferenciados por colores (bala, láser, electromagnético y antimaterial) y los duelos cuerpo a cuerpo. Estos solo se producen entre dos War Techs y las acciones se limitan a: atacar con la espada con golpes rápidos o fuertes, a protegerse con el escudo y a esquivar. La espada únicamente se emplea en estos duelos y en el supuesto de que la acometida de los participantes choquen al unísono, se produce un tira y afloja en el que el jugador tiene que llevar la palanca izquierda hasta el centro de un círculo y pulsar el botón que le indiquen antes de que se acabe el tiempo. El perdedor de ese enfrentamiento se queda atontado y expuesto frente a todos los ataques del adversario. A su vez, protegerse justo antes de que te golpeen tiene un efecto similar en el enemigo. Un apunte relevante, es que a veces los cruces de espadas entran en un bucle que no deja de repetirse hasta que pierdes o te dejas ganar.

 

Al poco tiempo de empezar a jugar, nos hacen escoger entre 3 clases de War Techs para Nathan: el ligero, el pesado y el balanceado. Esta decisión no puede cambiarse durante la partida y ya depende de nosotros fortalecer virtudes o tratar de cubrir debilidades. Para mejorar un War Tech se presentan tres vías: subir de nivel ganando experiencia, comprar armamento nuevo o dedicar recursos a proyectos de investigación, que se dividen en proyectos de ataque, de defensa, de energía y especiales. Investigar es útil para aumentar el rendimiento, reducir la energía necesaria para un ataque, desbloquear nuevo armamento, etc. Por cierto, los proyectos especiales son inaccesibles salvo que se reúnan las partes que los componen (dichas partes están segmentadas por los escenarios del juego). Si vamos cortos de créditos, tenemos diversas alternativas aparte de avanzar en el modo historia: desmantelar equipo que ya no usamos a cambio de dinero, completar desafíos y el «modo sobrevivencia», que consiste en olas infinitas de enemigos que se refuerzan según avanzas. Cuanto más lejos llegas, más dinero y experiencia obtienes. Las dos posibilidades de antes se hacen con simulaciones, al igual que la repetición de niveles (allí solo proporcionan experiencia).

 

Existen 3 niveles de dificultad: normal, difícil y heroico. Incrementar la dificultad sube el potencial ofensivo de los enemigos y en los combates cuerpo a cuerpo contra otros War Techs, los rivales tienen menos aperturas. ¿Dan algo a cambio? No, independientemente de la dificultad, las misiones tienen una recompensa predefinida, que puede mejorar dependiendo de las acciones del jugador. Es decir, no hay ningún aliciente como créditos o experiencia para que nos compliquemos la vida. Aunque hace unos párrafos os comentáramos que Nathan es el protagonista, eso no implica que sea el único personaje jugable. Algunas misiones se fragmentan en varias partes y mientras que Nathan se encarga de «X», un aliado realiza «Y». Es importante destacar que los War Techs de nuestros compañeros, son independientes del que gestionamos.

 

War Tech Fighters Nintendo Switch Análisis
Con el aterrizaje en consolas de War Tech Fighters, estas han recibido en exclusiva tres versiones de un nuevo conjunto de War Tech y algunas espadas.

 

¿Además de la baja IA de los aliados se presentó algún problema más en la jugabilidad? War Tech Fighters es una obra entretenida, que cuenta con misiones centradas en la destrucción, en el sigilo, en hackear bases enemigas, en recolectar recursos, en investigar, en suministrar energía reflejando rayos láser con el escudo y en escoltar, pero lamentablemente todo eso no le hace estar exento de fallos. Para empezar, los tiempos de carga son muy largos y para colmo de males, en más de una ocasión se nos crasheó el videojuego mientras cargaba tras terminar una misión (el autoguardado nos salvó el pellejo en esos casos). El título está programado de tal forma que primero carga en inglés y luego reinicia dicha carga para ponerse en el idioma que hayamos seleccionado en partidas previas. Pese a que normalmente su rendimiento es bueno sin importar que estemos en modo portátil o en el dock, si el escenario está saturado de elementos, el framerate cae en picado. Y no podemos obviar que las animaciones de ejecución y los combates cuerpo a cuerpo, rompen un poco la inmersión, pues ignoran cualquier acción de los enemigos del entorno. Verbigracia, si estás rodeado de adversarios, no tienes aliados que distraigan su atención y estás atacando al War Tech del bando contrario en un 1 contra 1… ¿por qué no hacen nada para ayudar a su compañero? Si por casualidad un misil disparado antes de que inicies una ejecución o un combate cuerpo a cuerpo impacta contigo, ¿por qué no te baja la salud?

 

Controlando robots al ritmo del metal

Gráficamente hablando da la talla y la verdad es que agradecemos el buen elenco de naves y de War Techs del que hace gala esta obra, pero si nos ponemos quisquillosos, debemos destacar que algunas animaciones, sobre todo las destinadas a las cosas tras explotar en mil pedazos, pecan de verse un pelín toscas. La principal diferencia entre el modo dock y el portátil, es una mejora leve en lo referente a los dientes de sierra en la televisión, por lo demás, un mayor tamaño en las letras de cara al modo portátil, le hubiera venido de lujo.

 

War Tech Fighters Nintendo Switch Análisis

 

Las melodías que posee son decentes, pero la banda sonora está lejos de ser óptima. Es escueta y está formada casi en su totalidad por música metal, o lo que es lo mismo, la OST es incapaz de cubrir completamente las situaciones que se presentan en el juego. Sin ir más lejos, no crearon ningún tema que transmita tristeza para los momentos que lo requieren, no oímos nada que exprese la incertidumbre de descubrir un amplio paraje inhóspito, ni tampoco compusieron una pieza que logre plasmar de manera adecuada el amargor y la furia que pasa por la cabeza de alguien en el momento en el que una traición en su contra sale a la luz. En cuanto a los efectos de sonido, cumplen su cometido, sin embargo suenan algo genéricos.

 

War Tech Fighters – Un mecha en el que apetece montarse

Si hay una cosa que es imposible negar, es que el catálogo actual de Nintendo Switch en cuanto a juegos de mechas deja que desear. Drakkar Dev, ha traído un proyecto que está dispuesto a llenar ese vacío y a demostrar que Daemon X Machina no va a monopolizar el género en la híbrida. Si buscas peleas libradas en el espacio con robots gigantes metidos en el ajo y los tiempos de carga no son tu talón de Aquiles, no lo dudes dos veces y dale una oportunidad.

 

War Tech Fighters Nintendo Switch AnálisisHemos analizado War Tech Fighters gracias a una copia digital cedida por Blowfish Studios. Versión analizada: 1.0.0

 

Nathan, ha llegado tu momento de brillar
War Tech Fighters es un título de acción con mechas, que aun con sus pegas, logra ofrecer una jugabilidad elaborada con mimo y muchas posibilidades para crear un War Tech que nos enamore. El objetivo es claro y conciso: derrotar al malvado imperio de Zatros.
PROS
El sistema de combate es accesible y el título es entretenido de jugar
Cuenta con multitud de opciones para que consolidemos un War Tech a nuestro gusto
CONTRAS
Los tiempos de carga son demasiado largos
El framerate puede caer en picado si la pantalla se satura de elementos
La banda sonora es mejorable
67
Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más artículos
Gunvolt Chronicles: Luminous Avenger iX confirma lanzamiento físico y edición coleccionista