Ayuda a NextN comprando en Amazon
WorldEnd Syndrome

Análisis de WorldEnd Syndrome – Nintendo Switch. El año del Yomibito

El club de los siete

Fecha de lanzamiento
14 junio, 2019
Número de Jugadores
1
Idiomas
Inglés, japonés
Tamaño de la Descarga
4.8 GB
Nuestra puntuación
62%

WorldEnd Syndrome es un slice of life envuelto en una trama de suspense y adornado con toques echii. Quienes vengan hasta este juego buscando un thriller, que sigan investigando, que dicho elemento no es el centro narrativo de la historia. No, aquí se viene a ver cómo los personajes viven su día a día y se relacionan entre ellos. Al tratarse de una novela visual japonesa, como no podía ser de otra forma, tiene como protagonistas a personas que van al instituto y está orientado a un público con una franja de edad entre 15 y 17 años, la misma edad que la mayoría de personajes principales del juego.

 

La trama gira en torno al pueblo donde nuestro protagonista, a quien podemos ponerle el nombre y el apellido por el que queramos que se le dirijan durante nuestra aventura, se acaba de mudar, Mihate Town. Sin embargo, no es un pueblo normal y corriente, dado que sufre una terrible maldición, y es que los Yomibitos regresan de entre los muertos para deambular entre los vivos hasta que pierden el control y acaban por cometer crímenes entre la población. ¡Bienvenidos al análisis de WorldEnd Syndrome!

 

 

Si lo sé, no vengo

WorldEnd Syndrome toca palos previamente aporreados. Somos un chico que se va a vivir a una ciudad nueva. ¿Dónde vamos a vivir? En una mansión. ¿Sorprendente? Más bien conocido. ¿Estamos solos en nuestra nueva residencia? En absoluto, dado que una prima nuestra vive con nosotros y nos tiene como amo de casa. ¿Original? No lo creo. ¿Se unen más personas de nuestro sexo opuesto a vivir con nosotros? Muy rápido tenemos otra boca que alimentar. ¿Inesperado? Para nada. Y ahí no acaban los elementos más comunes dentro de su género. Si nos paramos a echar un vistazo a los personajes, encontramos los tropos una y otra vez utilizados. La chica orgullosa y mandona, la compañera rica y engreída, o el colega que te pilla por banda en cuanto llegas a clase y que te dan ganas de golpearle en la cabeza con un remo no se calla y resulta cargante e incómodo la mayor parte del tiempo. Si sois fans del género os vais a sentir como en vuestra propia casa, no vais a tener apenas margen para ninguna sorpresa ni nada que intente asomar los pies del tiesto.

 

Los personajes han sido diseñados por Yuki Kato, artista principal de la saga BlazBlue, quien a pesar de dejar su sello personal, no logra dotar de gran carisma a los personajes. Sin embargo, dichos diseños junto a unos escenarios detallados logran dotar al juego de una elegancia y una belleza que le sientan muy bien. La música acompaña bien, pero salvo dos temas, y uno de ellos es el que podéis escuchar en el tráiler que os hemos dejado arriba, es muy olvidable y pasa desapercibida la mayor parte del tiempo. Acabamos por prestar más atención a los efectos de sonido, como las pisadas de los alumnos del instituto o el vaivén de las olas del mar, antes que a su banda sonora. Por último, hay que remarcar que nos llega únicamente con voces en japonés y textos en japonés e inglés.

 

Y dad gracias que no nos piden hasta el DNI

 

WorldEnd Syndrome – You’re dead

WorldEnd Syndrome es una novela visual que ni se plantea salir de su zona de confort ni del estereotipo en ningún momento, que se conforma con contar lo mismo que otros muchos han dicho antes que ellos y que se acaba en un suspiro, lo que tardan en matarnos.

 

WorldEnd Syndrome

Este análisis ha sido realizado gracias a un código de descarga de WorldEnd Syndrome para Nintendo Switch proporcionado por Pqube. Versión analizada: 1.0.1

 

 

No todo es lo que parece

¡Esperad! ¡Hay más! Resulta que lo visto hasta ahora se trataba del prólogo del juego. Entonces la cosa cambia, no se puede valorar un producto solamente en base de una de sus partes. Hagamos un borrón parcial y cuenta nueva, ¿os parece? La característica que diferencia a esta novela visual de la competencia es el mapa. La trama del título se desarrolla durante las vacaciones de verano de nuestro protagonista, más concretamente durante el mes de agosto. ¿Qué nos decían y a algunos seguirán diciendo cuando llegaba el último día de clase? Que podríamos hacer lo que quisiéramos durante el verano.

 

Y en este título así es. En el mapa tenemos señaladas varias localizaciones donde podemos ir casi siempre que gustemos, ya que, por ejemplo, el colegio está cerrado por las noches y a veces hay eventos que no podemos evitar (dichoso Kensuke). Según qué localización elijamos, a qué hora y en qué día, junto con las típicas elecciones que bifurcan el camino, vamos desbloqueando uno u otro final de entre los cinco disponibles, uno centrado en cada una de nuestras compañeras de nuestro club, así que ya sabéis cómo acceder a cada uno de ellos. Por supuesto, tras completar estos cinco finales podemos acceder al final secreto, que termina de dar un final conjunto a la obra.

 

Sin duda, el atractivo de la obra reside en nuestras interacciones con nuestras compañeras, en ver cómo vamos construyendo nuestra relación con ellas y cómo evoluciona la trama amorosa que se va desarrollando entre nuestra elegida y nuestro personaje. A pesar de contar con las típicas ilustraciones que nos muestran un primer plano sugerente de una escena en cuestión, y que en la gran mayoría de las ocasiones están protagonizadas por nuestras compañeras, los personajes, a excepción de Kensuke Asagi, muestran una madurez y un tacto que les hacen despuntar entre tanto tópico, algo que se ve acompañado de un desarrollo de personajes que, si bien no ofrece nada no visto anteriormente, es satisfactorio en la mayoría de los casos. En cuanto al apartado técnico no tengo más que añadir, sigo manteniendo lo dicho unos párrafos atrás.

 

WorldEnd Syndrome

 

WorldEnd Syndrome – El verano de mi vida

WorldEnd Syndrome es un slice of life que te deja un buen sabor de boca. No innova ni lo pretende. Su apuesta viene por engancharnos con una trama sólida que evoluciona según nuestra relación con nuestras compañeras, y que tiene como hilo conductor la trama principal relacionada con los Yomibitos. Si te gusta el género, aquí tienes un videojuego que puedes y tienes que rejugar bastantes veces para conseguir ver todos los finales que te propone.

 

WorldEnd Syndrome

Este análisis ha sido realizado gracias a un código de descarga de WorldEnd Syndrome para Nintendo Switch proporcionado por Pqube. Versión analizada: 1.0.1

 

 

No estás viviendo, solo huyes hacia atrás

Recuerdo que una vez en el colegio nos pusieron una película donde el protagonista podía volver atrás en el tiempo hasta el momento de su nacimiento. Solo tenía un problema, que luego no podía avanzar a través del tiempo, tenía que volver a vivir todo lo que había retrocedido. Cuando tenía ante sí dos opciones y la elección que había hecho no le gustaba retrocedía y elegía hacer lo contrario. También podía repetir los momentos de su vida que más le gustase las veces que quisiera. Me acuerdo que de pequeño conoció a tres hermanas, trillizas, quienes se llevaban bien con él. Gracias a su poder, pudo decidir llevar una vida con cada una de ellas. Casarse, tener hijos. Todo con sus buenos momentos y sus malos momentos. Siempre tenía que tener claro una cosa, él y solamente él era el único que se acordaba de todas las vidas que había vivido, por lo que sabía muchas de las cosas que iban a pasar, de un modo u otro. Haciendo una pequeña elipsis en el análisis diré que no me acuerdo del título de dicha película así que si lo sabéis agradecería que lo dejaseis en los comentarios. Volviendo al tema que nos ocupa, ¿por qué os cuento esto? Porque en WorldEnd Syndrome nosotros somos ese chico, revivimos una y otra vez el mismo mes hasta que logramos alcanzar el final que queremos.

 

Esto no tiene por qué ser malo per se. A pesar de revivir el mismo mes una y otra y otra vez, al elegir revivirlo con un compañero de viaje distinto podría llegar a ser una experiencia completamente distinta, incluso sabiendo que las localizaciones serán las mismas. Sin embargo, esto no es así. De hecho, es todo lo contrario. La estructura narrativa es exactamente la misma para cada uno de los cinco finales normales posibles. Por si esto no fuera poco, cada ruta nos viene a contar más o menos lo mismo, quedando como elemento diferenciador la poca información nueva relacionada con los Yomibitos que nos vayan desvelando, así como las particularidades de cada compañera, por lo que el aparente punto fuerte que era la rejugabilidad del título se torna en uno de sus peores vicios al volver el juego repetitivo y monótono con suma facilidad.

 

¿Crees que mi personaje tiene cara de Indi?

 

Para rematar la faena, nos queda la forma de conseguir alcanzar del todo cada final. Aquí el problema viene porque iniciar una ruta determinada no te lleva necesariamente a su final correspondiente. Existe la posibilidad de ver de nuevo el peor final. Incluso hay un final malo, con el mismo resultado para nosotros que el peor final. Por ello, si no contamos con una guía a la que poder mirar, nos vemos repitiendo la misma ruta constantemente hasta alcanzar el final deseado, uno de los muchos posibles. Este aumento artificial de la duración se debe a que muchas veces no somos capaces de saber a dónde nos debemos dirigir en el mapa para continuar por el sendero correcto de la ruta, y hay otras veces en las que lo que tenemos que hacer choca frontalmente con la decisión que tomaríamos nosotros. Por poner un ejemplo, en un momento dado nos despedimos de una compañera nuestra y cada uno decimos que nos vamos a nuestras respectivas casas. ¿A dónde hay que ir después de esto? A su casa, que está en la dirección opuesta a la nuestra desde el lugar en el que nos separamos. A veces, las decisiones que hay que tomar son de casquero, incomprensibles para según qué formas de pensar y actuar.

 

Todo esto se ve aderezado con el hecho de que de los cinco finales buenos disponibles inicialmente, hay que pasarlos por orden si queremos llegar al final verdadero. Si vamos siguiendo la disposición que quiere seguir el juego vamos viendo cómo cada vez descubrimos más cosas sobre el misterio del pueblo, que no tendrían el mismo sentido si lo conociéramos en distinto orden. Y esto no nos lo dice nadie dentro del juego. Respecto al final verdadero, hay que decir que a pesar de haber llegado a ello con el interés por la trama de los Yomibito bajo mínimos, consigue reavivar el interés por la trama y darle un final realmente satisfactorio; no sin antes cometer el agujero de guión más bestia que recuerde en muchísimo tiempo.

 

WorldEnd Syndrome

 

WorldEnd Syndrome – En ocasiones, veo Yomibitos

Ahora sí que si: vamos con las conclusiones. WorldEnd Syndrome no es un mal juego. Tiene sus vicios, como cualquier otro juego; sin embargo, que no arriesgue demasiado en su guión y se centre demasiado en los temas amorosos, sumado al número excesivo de veces que vamos a ver según qué partes del juego, hace que lo malo acabe pesando demasiado en el cómputo global. El final verdadero consigue levantar el nivel que iba cayendo en picado por la monotonía que domina las partidas tras haber completado dos rutas satisfactoriamente, pero no quita la sensación de que han perdido una gran oportunidad. Quién sabe, tal vez corrijan sus problemas en una posible secuela. A pesar de todo, si te gusta el género te dejará con un buen sabor de boca. Si finalmente decides confiar en este título, te recomendamos hacerte con la edición física de Meridiem Games. No solo te costará algunos euros menos según el establecimiento donde lo compres, sino que viene con un libro de ilustraciones exclusivo. Sin duda, es la forma de que WorldEnd Syndrome te ofrezca más por menos.

 

WorldEnd Syndrome

Hemos analizado WorldEnd Syndrome gracias a un código digital cedido por PQube. Versión analizada: 1.0.1

En ocasiones, veo Yomibitos
WorldEnd Syndrome es una buena novela visual que se siente como una oportunidad perdida. Un guión que no arriesga en exceso y la forma artificial que tiene de alargar su duración lastra en exceso una historia que podría haber dado mucho más de sí.
PROS
El final verdadero es satisfactorio
La trama, aunque convencional, engancha
Los escenarios de las localizaciones de Mihate Town son preciosos
CONTRAS
Alarga artificialmente la duración del título volviéndolo tedioso y monótono
No hubiera estado nada mal que el guión hubiese arriesgado más, tanto con la trama como con el desarrollo de los personajes
Los textos no nos llegan traducidos al español
62
Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más artículos
Dragon Quest XI S Ecos de un pasado perdido – Edición definitiva Nintendo Switch fecha de lanzamiento 27 de septiembre E3 2019
Dragon Quest XI S: Ecos de un pasado perdido entra en su fase Gold