Ayuda a NextN comprando en Amazon
Mochi Mochi Boy análisis destacada

Análisis de Mochi Mochi Boy – Nintendo Switch. ¿¡Es que nadie piensa en los limos!?

Mochi Mochi Boy análisis Lets Info
Fecha de lanzamiento
19 julio, 2019
Número de Jugadores
1
Idiomas
Español, inglés, francés, etc.
Tamaño de la Descarga
119 MB
Nuestra puntuación
60%

Ratalaika Games se ha convertido, a base de juegos, en uno de los estudios indies por excelencia para Nintendo Switch. Es raro el mes en el que no llega a la eShop un nuevo título (o títulos) del estudio español, ya sea desarrollado por ellos mismos o desarrollado por otras compañías pero adaptado y publicado en consolas por ellos. Mochi Mochi Boy, título que analizamos en estas líneas para Nintendo Switch, es un caso del segundo grupo. Desarrollado por Pixelteriyaki, llegó en 2018 a Steam, dando finalmente el salto a consolas el pasado mes de julio.

 

 

¡Oye, suelta a ese limo!

La historia que nos plantea Mochi Mochi Boy es bastante simple, común y sencilla. Somos un mochi (un pastel hecho de un arroz especial que, una vez aplastado el grano, se convierte en una pasta que puede estirarse y moldearse al gusto) llamado Mochi Mochi Boy que, jugando con nuestros amigos limos como cualquier otro día normal, acabamos sin quererlo ni beberlo en los dominios de Diablo, cosa que a este ser no le hace gracia y acaba secuestrando a todo el mundo menos a nosotros porque somos demasiado grandes y no cabemos en un cofre, así que nos deja libres. De esta forma, nos embarcamos en la misión de rescatar a todos los limos que se encuentran en la torre de Diablo.

 

Para alzarnos victoriosos de tal hazaña, tendremos que superar distintos niveles de torre (un total de 137), en los que aparecen, en determinados pisos, pequeños cofres que contienen a uno de nuestros amigos limos. Para superarlos, tendremos que pasar, sin poder repetir ni volver hacia atrás, por todas las casillas de la fase. Si habéis jugado a The Legend of Zelda: Oracle of Ages u Oracle of Seasons, probablemente os acordaréis de los puzles de baldosas de colores. Pues bien, el juego viene a tener la misma dinámica. Si nos atascamos o dejamos atrás alguna baldosa, nos toca reiniciar el nivel. En este momento es cuando surge uno de los primeros defectos del título, y es que la pantalla de reinicio se acaba haciendo densa, sobre todo cuando nos atascamos en una planta y tenemos que intentarla una y otra vez (porque sí, os vais a atascar en muchas de ellas). La animación de un portón bajándose y volviéndose a subir es relativamente lenta, y esto hace que, unido a lo anteriormente citado, se haga aún más frustrante.

 

 

 

Ensayo-error como estilo de vida

Cuando juegas a un videojuego de este estilo, lo que esperas encontrarte es que la dificultad vaya en aumento, es decir, que a medida que avanzas, los puzles sean más complicados y enrevesados. Aquí eso no ocurre. En cuanto avanzas lo justo, empiezas a encontrarte fases ridículamente sencillas seguidas de otras que te harán dejar de jugar y volver a intentarlo más tarde. Por suerte, los limos son adorables y lo mejor de todo el juego, y las ganas de liberarlos y conocerlos a todos son más grandes que nuestra frustración cuando no somos capaces de superar una nueva sala. Hay un total de 100 limos, cada uno con su nombre, su estilo y su breve descripción que podemos ver en la Galería (hay varios haciendo UwU, motivo más que suficiente para hacerse con el juego). La pena es que conseguirlos a prácticamente todos no supone un verdadero reto, puesto que en el otro modo de juego existente, el modo mazmorra (del que hablaremos un poco más adelante), siempre aparece uno en la primera fase, haciendo que no sea necesario ni proponerse en serio finalizar el modo si lo que queremos es completar la colección.

 

Mochi Mochi Boy análisis 12
Este limo me recuerda a alguien…

 

El modo mazmorra, el cual justo acabamos de nombrar, es el otro modo de juego existente en Mochi Mochi Boy. La dinámica es exactamente la misma que la torre de Diablo, pero con solo 10 fases generadas aleatoriamente y algunas trampas y enemigos que no aparecen en el modo historia. La ventaja de este modo es que siempre que lo juguemos tendremos nuevos niveles, por lo que aunque nos pasemos todas las fases de la torre siempre podemos volver aquí para encontrar una nueva a la que enfrentarnos.

 

En lo relacionado con los gráficos y el apartado sonoro, no hay mucho que añadir realmente. La estética es sencilla y colorida, y se nos permite personalizar a Mochi Mochi Boy con la tonalidad y colores que deseemos. Sin embargo, los escenarios y baldosas son siempre iguales, pudiendo haber sido positivo que se reflejasen cambios según avanzamos. La música es siempre la misma canción repetida en bucle, que está ahí, que acompaña, pero que realmente no tiene mayor impacto en el resto del juego.

 

Mochi Mochi Boy análisis 03
Gran parte de los limos se pueden conseguir en la primera fase del modo mazmorra, siendo todas iguales.

 

Mochi Mochi Boy – Fase a fase; limo a limo

Mochi Mochi Boy es un juego simple y sencillo, con unas mecánicas básicas pero entretenidas para los que les guste jugar pequeños ratos y trabajar la cabeza con puzles. Que tenga más de 130 fases junto a la infinidad del modo mazmorra lo hacen un título que, acompañado de su escaso precio (alrededor de 5 euros), puede resultar una buena opción para tener en la consola e iniciarlo en esos pequeños ratitos de desconexión. Y todo esto sin olvidar a los simpaticones limos, los verdaderos protagonistas del juego.

 

Mochi Mochi Boy análisis 11

Hemos analizado Mochi Mochi Boy gracias a un código digital cedido por Ratalaika Games. Versión analizada: 1.0.0

Por muy kawaii que el limo sea, limo se queda
Mochi Mochi Boy es un juego entretenido. Tiene una fórmula simple y sencilla que cumple, con una historia que no deja de ser una mera excusa para añadir a los limos, los verdaderos protagonistas de este juego, e infinidad de niveles gracias al modo mazmorra.
PROS
Los limos
137 fases en el modo historia e infinitas en el modo mazmorra
CONTRAS
Conseguir a la gran mayoría de limos no presenta un reto
Las fases están muy desniveladas en lo que a dificultad se refiere
Las transiciones para reiniciar un nivel cuando fallamos son frustrantemente lentas
60
Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más artículos
Super Smash Bros. Ultimate
Llegan las «Super Smash Sisters» en el nuevo evento de Super Smash Bros. Ultimate