Ayuda a NextN comprando en Amazon
Red Faction: Guerrilla

Análisis de Red Faction: Guerrilla Re-Mars-tered – Nintendo Switch. Revolución marciana

El grupo rebelde Red Faction vuelve en una guerra de guerrillas contra el malvado EDF.

Red Faction: Guerrilla
Fecha de lanzamiento
2 julio, 2019
Número de jugadores
1-16
Idiomas
Español, inglés, francés, etc.
Tamaño de la descarga
14850,98 MB
Nuestra puntuación
75%

Hace ya una década desde la llegada de Red Faction: Guerrilla a las tiendas, pero todavía tiene mucha guerra por dar. El título de THQ Nordic se presentaba como un shooter en tercera persona con la particularidad de poder destrozarlo todo. TODO. Siendo el tercer juego de la franquicia Red Faction, fue el primero en ofrecer un mundo abierto y total libertad a los impulsos destructivos de los jugadores. La híbrida de Nintendo recibe la re-Mars-terización de esta atractiva obra, y en esta ocasión nos toca ver como le han sentado estos diez años a este título.

 

Antes de comenzar me gustaría echar la vista atrás, concretamente a la primera década de nuestro siglo. La primera entrega de la saga, Red Faction, apareció en 2001 y ya incorporaba el motor Geo-mod; aún no llegaba el mundo abierto, pero sí que podíamos derribar cualquier estructura en suelo marciano. El segundo juego nos trajo de vuelta a la Tierra, pero continuaba aportando lo que hizo grande al primero. Fue Guerrilla el que expandió sus horizontes y cautivó a todo el mundo con un perfeccionado Geo-mod en la secuela directa de los acontecimientos del primer acto. Con un poquito de contexto ahora sí, comencemos con el análisis.

 

 

Los opresores caerán a martillazos

Red Faction: Guerrilla Re-Mars-tered nos situa en el siglo XXII, una época en la que el planeta rojo ha sido terraformado y colonizado por la raza humana. Mientras que en el primer juego de la saga contábamos como aliado al EDF (Earth Defense Forces), tras el desplome de la economía de la Tierra son estos los que oprimen a la sociedad marciana. Por suerte para los ciudadanos, los rebeldes de la Red Faction regresan para liberarles del yugo del EDF. El título nos pone en la piel de Alec Mason, un ingeniero de minas recién llegado a Marte que busca una nueva vida junto a su hermano Dan, miembro de la Red Faction. Alec es testigo de la brutalidad del EDF, y un desafortunado ataque de un equipo de asalto termina con la vida de su hermano. Al ser rescatado por los rebeldes no tiene elección: debe unirse a la Red Faction y liberar Marte.

 

No me gusta comenzar un análisis con sus puntos negativos, pero este caso es especial. La historia que presenta Red Faction: Guerrilla pasa por genérica, y la ausencia de personajes secundarios que le den sabor a la aventura no ayuda. A pesar de que la trama funciona perfectamente como excusa para sus mecánicas, se me queda algo corta de profundidad teniendo en cuenta el buen trasfondo del que parte. Quizá la época de la que viene limitara sus posibilidades, pero aun así estamos ante una historia poco relevante y desaprovechada.

 

Red Faction: Guerrilla

 

Esta edición del juego no trae en vano un chiste malísimo en el título, pues como versión «re-Mars-terizada» incorpora texturas, iluminación y sombras remodeladas para que se acerque al aspecto visual al que estamos acostumbrados hoy en día. Quizá no llega a la misma calidad que sus hermanas en el resto de plataformas, pero se agradece el esfuerzo de traer un juego de este calibre a la consola de los Joy-Con y así poder jugarlo en modo portátil.

 

Uno de los pilares de esta obra es, sin duda, su mundo abierto. Aunque en ocasiones se siente algo vacío no nos debemos olvidar de que toma lugar en el planeta rojo, hecho que puede excusar la escasez de infraestructuras relevantes. Sin embargo los únicos lugares de interés son los pisos francos, repartidos por la superficie marciana. El resto de edificios son propiedad del EDF, y nuestro objetivo es demolerlos para así disminuir su influencia.

 

Red Faction: Guerrilla

 

No quedará ni un edificio en pie

A más de uno le puede llegar a resultar repetitivo el modelo de misiones que propone Red Faction: Guerrilla, siendo esto un pecado generalizado entre los juegos del mismo género. Le salva por supuesto el hecho de que no hay edificio ni estructura que no podamos demoler, y el curioso repertorio de armas de las que disponemos para este fin amplía nuestras posibilidades a la hora de abarcar la destrucción. Desde los coches armados y tanques hasta las minas, pasando por el potente nanorifle, ¡todo causa una masacre en nuestras manos!

 

Que Red Faction: Guerrilla tenga diez años no debe ser una excusa para justificar sus carencias, y es que además de lo relativo a su historia, sus largas pantallas de carga pueden llegar a desesperar. Debo añadir que se me llegó a cerrar el juego en un par de ocasiones, por lo que a pesar de ser salvado por el autoguardado, es un error grave que puede fastidiar a cualquiera en el momento menos esperado. Eso si, los textos los trae en perfecto español, ¡e incluso las cinemáticas y conversaciones están dobladas!

 

Red Faction: Guerrilla

 

No me malinterpretes; los puntos negativos, aunque existen, no logran ocultar lo divertido que es reventar edificios. Es lo que hace a la saga, esa destrucción. Y cuando entras en un complejo militar del EDF, aparecen camaradas revolucionarios para ayudarte en el asalto, comienzas a lanzar minas y martillazos por doquier hasta que la gravedad hace su trabajo, la sensación es muy gratificante. Porque Red Faction: Guerrilla intenta simular la física de la manera más fiel posible, y un detalle que lo demuestra son los saltos: como Marte tiene menos gravedad que nuestro planeta, Alec Mason salta más alto. Puede parecer una curiosidad sin importancia, pero es indispensable para diferenciar al planeta rojo del azul.

 

Hasta ahora he hablado sobre el modo historia, pero este juego ofrece mucho más. Lo más llamativo es el modo multijugador en línea, que a su vez dispone de distintos tipos de partidas. Lamentablemente, el modo online suele estar tan desierto como la propia superficie marciana. Pero eso no es excusa para no disfrutar de la destrucción con otras personas, ya que también disponemos de un modo multijugador local, aunque el resto de jugadores deben tener su propia consola y el juego, por supuesto.

 

Red Faction: Guerrilla

 

Red Faction: Guerrilla Re-Mars-tered – Martillo sin hoz, victoria sin revolución

El tiempo no parece afectarle a la revolución de Red Faction: Guerrilla, que mantiene su guerra de guerrillas tan fresca como el primer día. Sus puntos negativos terminan siendo anecdóticos, y quedan totalmente opacados por las divertidas mecánicas que ofrece. Su duración no dejará insatisfecho a ningún jugador, pues más allá de la historia podemos disfrutar de partidas multijugador y demás extras, para que no pares de demoler estructuras marcianas. Red Faction vuelve a alzar el puño de la revolución, y aunque hoy en día ya no revoluciona nada, se agradece su regreso con texturas en alta definición. ¡Por un Marte libre!

 

Red Faction: Guerrilla

 

Hemos analizado Red Faction: Guerrilla Re-Mars-tered gracias a un código digital cedido por THQ Nordic. Versión analizada: 1.0.0

Revolución del proletariado en el planeta rojo
Red Faction: Guerrilla Re-Mars-tered vuelve a alzar el puño tras diez años desde su lanzamiento original, pero esta vez en HD. La demolición de edificios no envejece, y a pesar de sus lagunas en cuanto a historia, nos compensa con diversos modos de juego tanto en línea como para un solo jugador.
PROS
Destruir edificios nunca ha sido más divertido
Variedad bélica: armas, vehículos y hasta mechas
Completamente doblado al castellano
CONTRAS
Sus misiones se vuelven repetitivas a la larga
Pantallas de carga eternas
Historia genérica y completa ausencia de personajes secundarios interesantes
75
Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más artículos
Astral Chain
Es el turno de Yoshikaze Matsushita. ¡Nueva entrada en el blog de Astral Chain!

Centro de preferencias de privacidad

Cookies necesarias para NextN

Este grupo de cookies son imprescindibles para el funcionamiento correcto de NextN. Almacenan tu nombre, correo, IP y otros datos cuando utilizas comentarios, foro, formulario de contacto, acceso y tus preferencias de privacidad. El grupo de Cookies "apbct_" y "ct_" corresponden al servicio antispam de CleanTalk, del que encontrarás más información en nuestra política de privacidad. El grupo de cookies "wpf_" pertenece a las cookies necesarias para que el foro funcione correctamente.

AUTH_KEY, SECURE_AUTH_KEY, LOGGED_IN_KEY, NONCE_KEY, comment_author, comment_author_email, comment_author_url, rated, gdpr, gawdp, apbct_cookies_test, apbct_page_hits, apbct_site_landing_ts, apbct_timestamp, apbct_visible_fields, apbct_visible_fields_count, ct_checkjs, ct_cookies_test, ct_fkp_timestamp, ct_pointer_data, ct_ps_timestamp, ct_timezone, PHPSESSID, wordpress_test_cookie, wpf_viewed_forums, wpf_viewed_topics, RGPD

Cookies de terceras empresas

Son cookies necesarias para el funcionamiento de servicios de Google, como las estadísticas de Google Analytics o la publicidad de Google Adsense. tk_tc es necesaria para las estadísticas de Jetpack, de la empresa Automattic, Inc.

_ga, _gid, _gat_gtag_UA_28547290_1, tk_tc, tk_ai