Ayuda a NextN comprando en Amazon
Fire Emblem

Diario de Byleth (luna protectora) – Fire Emblem: Three Houses

Byleth, protagonista de Fire Emblem: Three Houses continúa narrando su día a día en la Academia de Oficiales en su diario. En esta ocasión, las entradas que publicamos son las escritas durante el primer mes del año, la luna protectora, en la que los estudiantes de la casa de las Águilas Negras se dirigen hacia el Bosque Velado para acabar con los responsables de la muerte de Jeralt.

 

Luna protectora – Fire Emblem: Three Houses

02 de luna protectora

Le debo mucho a mi alumna Edelgard, ya que ha sido ella quien me ha hecho ver que la pena me cegaba y que no podía ver lo que ocurría realmente ante mis ojos. Después de regañarme por mi actitud de esta última semana, me ha tendido su mano para continuar adelante. Además, me ha informado de que los Caballeros de Seiros ya se encuentran trabajando para dar con el paradero de los enemigos, por lo que, una vez den con ellos, deberé guiar a mis alumnos, pues Padre no querría verme así.

 

Fire Emblem

 

04 de luna protectora

Después de haber colaborado con él en varias ocasiones, Ashe, alumno de los Leones Azules, me ha pedido que lo acepte en mi clase. El alumno ha decidido que su formación debería continuar en esta casa, ay que mis métodos de enseñanza se corresponden algo más con lo que él desea para con su formación.

 

Más tarde me he dirigido a los que eran los aposentos de Padre y allí Sothis ha encontrado el anillo de Madre en un bolsito de cuero. Padre ya me había mostrado este anillo, y me había dicho que en un futuro sería mío, para que se lo entregara a alguien especial con quien quisiera pasar el resto de mi vida. Ahora que no está él, deberé cuidar este anillo hasta que mi camino y el camino de esa persona especial se crucen.

 

 

18 de luna protectora

Hoy era el día libre que tantos alumnos anhelan a lo largo de la semana, pero yo hoy he carecido de motivación alguna, por lo que me he limitado a deambular por los pasillos del monasterio de Garreg Mach. Cuando estaba en la cantina, Edelgard se ha acercado hasta mí y me ha comentado que está contenta de que poco a poco vuelve a ser el mismo de antes. A continuación, he aprovechado para invitarla a tomar el té a media tarde, ya que así podríamos charlas sobre lo que ha ocurrido estas últimas semanas, en las que nuestros enemigos nos han atacado en tantas ocasiones.

 

 

30 de luna protectora

Edelgard me ha informado a primera hora de la mañana de que los Caballeros de Seiros han averiguado el paradero de Solon, quien se oculta en un rincón del Bosque Velado, no muy lejos del monasterio. No obstante, la Arzobispa ha decidido dejarnos a mi clase y a mí al margen de la operación, ya que se teme que tenga la tentación de cobrarme venganza. Sin embargo, la delegada ha argumentado ante Lady Rhea las razones por las que deberíamos atacar y yo he mostrado mi acuerdo con lo dicho por mi alumna. Finalmente, la Arzobispa nos ha dado permiso, ya que contamos con una de las armas divinas, pero también nos ha pedido que seamos cautelosos.

 

 

31 de luna protectora

Finalmente, nos hemos dirigido hacia el Bosque Velado para vengar la muerte de Padre, pero Solon no se encontraba allí, sino que la comandante del enemigo era Mónica (quien asesinó a Padre) o mejor dicho, Kronya, pues este es su verdadero nombre. Cuando la batalla estaba casi ganado y cuando Kronya huía de nosotros, Solon ha hecho acto de presencia y la ha sacrificado para realizar un rito que le permitiera derrotarnos y yo, como un necio, he caído en su trampa.

 

Así, Sothis y yo hemos acabado atrapados en la oscuridad, y ella me ha regañado enormemente por haber sido tan tonto. Entonces, Sothis ha recordado que ella es la Diosa Madre y que Rhea, de alguna manera, hizo que pudiera existir en mi interior. Sin embargo, al carecer de un cuerpo, no puede emplear sus poderes para que podamos escapar de aquel maldito lugar, por lo que la única opción era que los 2 nos convirtiéramos en un solo ser, con cuerpo y poder capaces de desgarrar el tejido de la mismísima oscuridad. Una vez ya éramos uno, he logrado escapar y he regresado al campo de batalla, en donde mis alumnos estaban enfrentándose al séquito de Solon. Finalmente, y tras una ardua batalla en donde el antiguo bibliotecario ha empleado a todo su séquito de bestias demoníacas, hemos logrado vencer.

 

Tras esto, le he relatado a Edelgar que ahora cuento con el poder que la Diosa me ha concedido, mas no recuerdo nada de lo que ha ocurrido después, ya que he perdido el conocimiento. Cuando me he despertado brevemente, Lady Rhea me cantaba una canción mientras mi cabeza reposaba en su regazo. Sin duda, la Arzobispa de la Iglesia de Seiros sabe mi verdadera naturaleza pero, por alguna razón, todavía no ha compartido conmigo toda la información. Cada día comprendo más el porqué de la desconfianza de mi padre.

 

 

Realizamos esta serie de entradas gracias a un código de descarga digital para Nintendo Switch cedido por Nintendo.

Más artículos
Super Mario Bros. Película
Se mostrará metraje inédito de Super Mario Bros. (1993) en PAX Australia… ¡si votas en esta encuesta!