Ayuda a NextN comprando en Amazon
1909-23 STAR WARS PINBALL

Análisis de Star Wars Pinball – Nintendo Switch. ¿Pinball Wizard? No, Pinball Jedi

Star Wars Pinball
Fecha de lanzamiento
13 septiembre, 2019
Número de jugadores
1-4
Idiomas
Inglés, Español, Francés, etc.
Tamaño de descarga
1453,33 MB
Nuestra puntuación
78

Zen Studios son unos auténticos veteranos a la hora de trasladar la experiencia de las máquinas pinball a las consolas basándose en licencias de todo tipo como el universo Marvel, las películas de la Universal, o videojuegos como Portal o The Walking Dead. También son los responsables de Infinite Minigolf (aquí nuestro análisis), y ahora publican en Nintendo Switch Star Wars Pinball donde el estudio recoge mesas basadas en las películas, eventos y personajes de la madre de todas las franquicias.

¿Como le sienta un género tan clásico como el pinball a la consola híbrida de Nintendo? Sigue leyendo para averiguarlo.

 

 

Ever since I was a young boy, I’ve played the silver ball

Antes incluso de que comenzase el auge de las máquinas recreativas, los pinball ya estaban allí. Las luces, la música y el sonido metálico de la bola golpeando los bumpers tenían un lugar que fue ocupado poco a poco por los videojuegos durante la década de los 70 y 80, conviviendo hasta que los dos tipos de máquinas fueron desapareciendo paulatinamente. En aquella época era típico colarte en los recreativos o incluso en algún bar con la esperanza de jugar un Street Fighter o un Final Fight. No eran los lugares más aconsejables, sobre todo los bares, para un crío buscando dejarse los duros en un videojuego pero las reglas eran más laxas en aquella época. Allí, entre el humo del tabaco y el olor a licoreta estaba siempre perenne una mesa de pinball, una ‘máquina del millón’.

 

La brecha generacional ya se veía ahí y es que los más jóvenes tiraban más hacia los sonidos de los Hadouken y Shoryuken (los Ayuken y Soyuken de toda la vida) que hacia el tintineo y los golpes de la bola plateada. Además ¿que sentido tenía aquella máquina si no tenía ni final ni argumento? El Final Fight te lo pasabas y rescatabas a la hija del alcalde y en las tragaperras , aunque eran aburridas, aún podías conseguir dinero. ¿Cual era el objetivo de un pinball? Pues el afán de superación, ni más ni menos. Aún con todo, la mesa tenía su público, normalmente un heavy legendario que, ataviado con su chaqueta de cuero y sus parches de Accept, Testament y Barón Rojo, hacía ascos a los cantos de sirena de Capcom y mantenía impertérrito su ritual diario: caña de cerveza sobre la mesa, pitillo en los labios y horas delante de aquella máquina decorada con motivos de los Kiss.

 

Y es que el gran gancho para estas máquinas de pinball eran sus licencias, es lo que hacía que «la juventud» se acercase a las máquinas alejándose de los beat’ em up del salón recreativo y descubriese que «oye, lo de la maquinita esta al final tiene su puntillo». Muchos, como jóvenes impresionables, llegamos al género atraídos por esas licencias: no había película o grupo de música popular que no contase con una mesa decorada con sus personajes. Ya en 1982, por ejemplo, Rocky III comenzaba con Paulie (ese cuñado idiota que todos tenemos) destrozando una máquina -real- del potro italiano, un pinball que surgió tras la popularidad de las dos primeras películas. Y no estamos hablando de poner la foto y ya, sino de mecánicas de juego adaptadas y sonidos totalmente fusilados de esas franquicias.

 

Más allá de todo este viaje por el callejón de los recuerdos los cierto es que el pinball como mecánica, cómo género, podría parecer olvidado. Quizá ya no lo veamos en los locales de ocio (tampoco se ven demasiadas máquinas recreativas, todo sea dicho) pero sí que se ha mantenido vivo dentro del mundo del videojuego a base de «mesas virtuales» o haciendo uso de esas mecánicas en otro tipo de títulos. Creature in the well, por hablar de un juego reciente, incorporaba a la aventura elementos propios del pinball y una rápida búsqueda en las tiendas digitales nos revela que el pinball nunca desapareció, solo se diluyó. En las stores para dispositivos móviles existen multitud de títulos de poco calado y escasa calidad. Sin embargo, en consolas y ordenadores, quizá haya menos variedad pero mucha más calidad y ahí es donde Zen Studios se mantiene como un baluarte.

 

Star Wars Pinball
Todos los personajes clásicos de la saga tienen su lugar en las mesas

 

Son los responsables de Pinball FX 3, título gratuito (disponible en la eShop) cuyo modelo de negocio es vender packs de mesas vía DLC, algunas basadas en licencias tanto de películas como videojuegos. En 2013 publicaron en Wii U una versión de Star Wars Pinball con mesas basadas en las películas de la saga y contenido inspirado en las series de TV. Star Wars Pinball para Nintendo Switch recopila todos aquellos escenarios añadiendo muchas novedades en un solo cartucho.

 

He’s a pin ball wizard, there has got to be a twist

Hablar de las mecánicas del juego es sencillo: es un pinball. Hacemos rebotar la bola contra todo aquello que dé puntos evitando perderla e intentamos hacer el mayor número de puntos posible, superando nuestros propios récords y los de los demás. No hay mucho más misterio. Star Wars Pinball parte de esa base para ofrecer un juego de pinball clásico con 19 mesas distintas inspiradas en todas las películas de la saga, desde el Episodio I a la más reciente, Los últimos Jedi, pasando por los spin offs (Han Solo y Rogue One) y las series de televisión Clone Wars y Star Wars Rebels. Mesas basadas en las películas, en personajes y en lugares comunes de todo el universo cinematográfico y televisivo de la franquicia.

 

¿Y donde innova? Pues no en demasiadas cosas. Estamos hablando de un pinball de toda la vida así que no hay mucho más donde rascar, aunque Zen Studios intenta que cada mesa sea distinta y llena de detalles que van desde los diálogos y fx de las películas hasta personajes modelados en 3D moviéndose en pantalla y, por supuesto, la música de John Williams. Desde luego no se puede decir que no se aproveche bien la licencia a nivel visual y sonoro. Si buscamos la innovación, algunas mesas incorporan minijuegos que nos trasladan a otros géneros como los matamarcianos para revivir escenas de la saga. Así encontramos pequeñas fases en las que debemos destruir Alas X y esquivar meteoritos, pilotar los cazas rebeldes en mitad de una batalla estelar (lo que me lleva a reivindicar y solicitar a quien corresponda la creación de un buen juego de pilotaje de naves de Star Wars, sea simulación como X Wing o arcade como Rogue Squadron) o batirnos en duelo de sables de luz con el mismísimo Darth Vader en la refinería de carbonita de Bespin.

 

En cuanto a lo técnico, contamos varios modos de visualización que acercan o alejan la mesa de forma que cada persona elija la que le sea más cómoda, incluso cambiando la orientación de la pantalla al modo vertical. Además incorpora el uso de la vibración HD (HD Rumble) para que los joy-con respondan con el golpeo y rebote de la bola. Sin embargo, esta función no está demasiado bien implementada ya que no se puede regular la sensibilidad de esa vibración así que uno termina por desactivarla cansado de que el mando vibre como el motor de un cuatro latas.

 

Star Wars Pinball
Existen distintos minijuegos en algunas de las mesas que nos trasladan a momentos clave de la saga galáctica

He ain’t got no distractions, can’t hear those buzzers and bells

A partir de esa base tenemos varios modos de juego, tanto en local como en multijugador. El más básico es el de toda la vida: un jugador, una mesa, tres bolas y tratar de hacer el mayor número de puntos posible. Si queremos incorporar más gente a la partida podemos hacerlo pasándonos la consola en modo hot seat, por turnos, con hasta cuatro jugadores. Existe otro modo para un jugador, el modo carrera, donde debemos superar escenarios para poder avanzar, cada uno con unos requerimientos que al final se reducen en hacer el mayor número posible de puntos ya sea en 5 minutos o todos los que consigas en 200 golpes o con tres bolas. Si superamos la puntuación mínima podemos pasar al siguiente y además, según nuestro desempeño, desbloqueamos piezas del Holocrón.

 

Los Holocrones son elementos de la tradición Jedi / Sith que cualquier aficionado a la saga galáctica conoce y que en el juego nos permiten aprender y mejorar poderes de la Fuerza. Estos poderes al final sirven para mejorar nuestra actuación en las mesas y hacer muchos más puntos, invitando así a rejugar los escenarios del modo carrera para mejorar esos récords. En cuanto al multijugador vía Internet, este es asíncrono, es decir, no vamos a competir en tiempo real con otros jugadores. Se ofrecen dos opciones de juego: las ligas y los torneos. En el caso de las ligas, competimos contra los récords de otros jugadores en las mesas que seleccionemos (el juego da bonus de puntos por diversidad si se alterna el juego entre varios escenarios). Estas ligas funcionan por temporadas de unos cuantos días de duración. Si nos mantenemos dentro del ranking cuando llegue el momento pasamos al siguiente rango.

 

Los torneos son competiciones a las que nos podremos unir o crear las nuestras propias. En ellas establecemos las reglas que nos interesen como jugar con o sin poderes de la Fuerza, mesa de juego, límite de tiempo o de intentos y si el torneo está abierto a cualquiera o solo a las personas que invitemos. Tras pasar el tiempo límite, el jugador con el mayor récord de puntos conseguido durante toda la competición se corona como ganador. Por último, otro conato de intentar llamar a la participación de la comunidad es el eterno conflicto entre el Lado Oscuro y el Lado Luminoso de la Fuerza que se traduce en que, cuando jugamos, podemos elegir servir a cualquiera de las dos tradiciones de la Fuerza y los puntos que generamos van para uno u otro bando en una competición global que solo sirve como curiosidad estética y poco más.

 

Star Wars Pinball
Además de las películas clásicas y los nuevos episodios también hay mesas ambientadas en los spin offs y series de TV

 

Star Wars Pinball: la Fuerza de un clásico

Star Wars Pinball desde luego ofrece lo que promete: trasladar la experiencia del pinball a una consola. En el caso de Nintendo Switch esta muy pensado para partidas cortas y directas, sobre todo en cuanto al modo carrera se refiere, lo cual es perfecto como consola (semi) portátil y la inclusión del multijugador local puede dar para grandes ratos de pique entre amigos con el modo por turnos. La licencia Star Wars está perfectamente aprovechada a nivel visual y sonoro y sus minijuegos, a pesar de sacarte un poco de la partida al principio, se agradecen para romper un poco la monotonía. Y es que, aunque cuente con varios modos de juego y sus 19 mesas, es lógico que pueda terminar aburriendo con el tiempo al tener solo como único aliciente el superar puntuaciones sin más.

 

Y ojo, esto no es malo ni mucho menos, es simplemente una consecuencia asociada al género del juego. Estamos hablando de un pinball en pleno 2019, el milagro es que algo tan de nicho aún pueda generar interés, sobre todo entre los más jóvenes. Y ahí quizá pueda ayudar la licencia aunque -opinión, no información-, a día de hoy el mayor grueso de los fans de Star Wars son personas que jugaron a los pinball en formato físico y muchos ladran en Internet acerca de si la saga evoluciona y se convierte en algo que no es «su Guerra de las Galaxias«. Pero volviendo al análisis, el caso es que una vez coges la Switch y comienzas a jugar, te pica y quieres llegar a más. Puede que lo dejes un tiempo, puede que te canses de los récords, puede que no tenga «ayukens» ni salves a la hija de Mike Haggar, pero al final vuelves un día, dices «voy a echar una partidita» y te enganchas como aquel heavy a su máquina de los Kiss.

 

Esa era la magia de los pinball entonces y el título, casi 40 años después de la época dorada del género, la transmite.

 

Star Wars Pinball
Podemos elegir bando, luminoso o Lado Oscuro para competir globalmente junto a toda la comunidad

 

Hemos realizado el análisis de Star Wars Pinball para Nintendo Switch gracias a un código de descarga proporcionado por Koch Media.

Un género que, como Star Wars, sigue vivo
Puede que sea un género muy de nicho pero los pinball enganchan y este no es una excepción. La licencia de Star Wars ayuda mucho a ello y se aprovecha con detalles visuales y sonoros que harán las delicias de los fans de la saga. El juego encaja perfectamente en Nintendo Switch aunque echan en falta más modos que impidan que, tras el "calentón" inicial, volvamos a jugar periodicamente.
PROS
Traslada perfectamente la experiencia pinball a la consola
Aprovecha bien la licencia de Star Wars con multitud de detalles visuales y sonoros
Los minijuegos, aunque escasos, ayudan a romper la monotonía
CONTRAS
A pesar de sus modos de juego, como cualquier pinball, puede generar cierto hastío
El HD Rumble no está demasiado bien implementado
78
Más artículos
GET ME OUTTA HERE
El shooter indie Get me outta here ya está disponible en la eShop