Ayuda a NextN comprando en Amazon
Dragon Quest XI S Ecos de un pasado perdido – Edición definitiva Nintendo Switch fecha de lanzamiento 27 de septiembre E3 2019

Dragon Quest XI S no sería un simple port, sino un remake, según Square Enix

Dragon Quest XI S: Ecos de un pasado perdido – Edición Definitiva llegará a Nintendo Switch el próximo viernes 27 de septiembre, y cada vez son mayores las ganas de poder disfrutar del exitoso título de la saga tras su paso por Nintendo 3DS y PS4. Pero, a pesar de estar a las puertas de poder tenerlo en nuestra consola híbrida (o portátil, en el caso de que tengáis una Nintendo Switch Lite), aún seguimos conociendo detalles sobre esta versión del juego. A través de una entrevista realizada a algunos de los miembros responsables del juego por Nintendo Dream, hemos conocido un curioso detalle sobre el título en cuestión, y es que, según dicho equipo, no estamos ante un port simple y llanamente, sino ante un remake en toda regla.

 

Dragon Quest XI S desenvaina su espada el próximo 27 de septiembre

En dicha entrevista, los miembros de Square Enix han explicado que consideran a Dragon Quest XI S como un remake debido a los numerosos cambios implementados en el título en comparación a sus versiones de 3DS y PS4, cogiendo todo el feedback y peticiones dadas en estos años por los jugadores para implementarlos en la que, como su propio nombre indica, sería la versión definitiva.

 

También afirman que todas estas implementaciones se realizaron porque no querían hacer un port sin más, sino que querían incluir mejoras y nuevas funcionalidades que no estaban en las otras versiones. Eso sí, aunque pueda parecer que han utilizado esta versión para hacer aquello que no pudieron en 3DS y PS4, Square Enix ha reafirmado que no es el caso.

 

 

¿Y vosotros? ¿Cómo consideráis a Dragon Quest XI S: Ecos de un pasado perdido- Edición Definitiva? ¿Cómo un mero port con añadidos o compartís la visión de remake del equipo de Square Enix?

 

Fuente 1

Fuente 2

  1. Es una afirmación arriesgada, pues los jugadores entendemos como remake algo que implica más que «simplemente» llevarlo a un nuevo sistema. Claro, como uso estricto de la palabra, lo han tenido que «rehacer» para que funcione en Nintendo Switch, aunque bien cierto es que han podido reutilizar la tira de contenidos, pero también han añadido nuevos, como la banda sonora orquestada… pero a mi en esencia me parece más correcto decir que es… pues lo que dice uno de sus subtítulos, la «edición definitiva».

    Hace años que imagino un caso, en el que mejorar los gráficos de un juego, rehacerlos y demás no sea necesario. No me refiero a las ya clásicas remasterizaciones HD o 4K, sino a que no se toque el apartado gráfico de un título, porque no es necesario para que sea un remake. Algún día veremos algo así, pero creo que con Dragon Quest XI S, aunque hayan rehecho tela, es más bien una nueva versión, que algo que pueda llamarse remake, según mi punto de vista, dado que por remake entendemos cambios más profundos, más allá de las mejoras que este presenta, que las tiene y palpables… pero que tampoco sería complicado de incorporar en las versiones previamente lanzadas, salvo por el hecho de que Nintendo tiene esta exclusiva.

Más artículos
Rad
Análisis de RAD – Nintendo Switch. Apocalipsis ochentero en un desafío incierto