Sigilo y spaghetti western. Probamos El Hijo en la Gamescom 2019

HandyGames y Honig Studios, sus desarrolladores, nos han abierto sus puertas para permitirnos conocer de primera mano El Hijo, su próximo lanzamiento para Nintendo Switch. Estamos ante un juego que se inspira en las clásicas películas del género spaghetti western y añade mecánicas de sigilo y un apartado visual hecho con mucho mimo.

 

 

Buscando el camino

El juego nos cuenta la travesía de El Hijo, un niño de 6 años en la búsqueda de su madre. Abandonado por esta debido a motivos de fuerza mayor (un suceso de vida o muerte), nuestro pequeño protagonista tendrá que escapar de la aparente seguridad del monasterio en el que se encuentra recluido y enfrentarse a un mundo plagado de mafiosos, vicio, forajidos y más.

 

Además de esto, nuestro héroe tendrá que lidiar con tres facciones: El monasterio, los forajidos y los rangers. A su manera, todos ellos supondrán una traba en su viaje e intentarán que nos unamos a sus respectivas facciones, y en ocasiones usarán métodos bastante cuestionables…

 

 

 

Para ocultarnos de los enemigos y peligros podemos usar las sombras, conizas e incluso a algunos animales (en una clara referencia a Polifemo y Ulises). También podemos distraer a nuestros perseguidores con sonidos e incluso con pequeñas rocas, pero la cosa no termina ahí, pues es posible encontrarse con pequeños puzles que requerirán de nuestra velocidad para resolverlos y ocultarnos. Sobre estos he de decir que pese a parecer todo lo contrario, no son demasiado complicados, pero requieren un poco de atención.

 

Dado que su mecánica principal es el sigilo, la gran mayoría de los escenarios están enfocados en darnos esa sensación de «aquí podría ocultarme», así que todos los errores o veces que somos capturados se llegan a sentir como un fallo nuestro y nunca como un fallo o injusticia por parte de la IA. No hace falta matar a nadie para completar el juego, aunque eso sí, las elecciones nos permitirán alcanzar de más de una forma, además de tener repercusión a nivel narrativo.

 

 

Sé que 10 minutos no dan para mucho, y que al ser una versión temprana poco más se puede decir sobre la jugabilidad, pero me gustaría destacar lo bien hechos y armoniosos que son los escenarios del juego. Tal y como he mencionado antes, estos funcionan de maravilla con el concepto de sigilo que se nos propone, y parece que este es un concepto que se mantendrá a su largo de casi 30 niveles con los que contará el juego.  La música también tiene peso, y busca crear esa atmósfera de «Peli del viejo oeste» con melodías alegres pero también nostálgicas.

 

 

Nos veremos pronto Hijo

El Hijo es un título que llega a ser entretenido y divertido incluso si el sigilo no es tu género predilecto (el caso de quien escribe estas palabras). Sus mecánicas no son complejas y son fáciles de dominar, aunque requieren cierto sentido común para ser explotadas en todo su esplendor.

 

La maravilla visual que resultan ser sus escenarios y la forma en la que estos funcionan en armonía con las bases del juego son realmente admirables. Además, su apartado visual se fusiona junto al de la música para otorgar al juego esa atmósfera de película de vaqueros que tanto gustaron en 1960 y 1970. De la historia poco se puede decir, pero todo apunta a que estará bien  narrada y no necesitará de violencia explícita para plasmar los problemas de un niño en un mundo hostil.

 

 

HandyGames publicará el título de Honig Studios en Nintendo Switch y otras plataformas a lo largo de este 2019. Aunque no se ha confirmado, es probable que llegue traducido a nuestro idioma, aunque lo que Honig sí ha podido confirmarme es que no planean contenido extra en formato DLC o compras in-game.

 

Más artículos
Nintendo Switch eSports
Nintendo asegura no estar dando la espalda a los esports, solo tener una visión distinta