Ayuda a NextN comprando en Amazon

Análisis de Himno – Nintendo Switch. Un plataformas infinito

Fecha de lanzamiento
6 septiembre, 2019
Número de jugadores
1
Idiomas
Español, inglés, francés, etc.
Tamaño de la descarga
133,17 MB
Nuestra puntuación
50

Nintendo Switch está siendo toda una experiencia tanto para jugadores como para compañías. Al principio de salir al mercado se dijo que era una plataforma muy complicada para lanzar sus juegos, pero con el tiempo se ha visto que no, y que todo juego tiene cabida en ella. Muchos títulos indie están viendo la luz gracias a Nintendo Switch y sus desarrolladores están deseando de que sus obras estén en ella. Hoy analizamos Himno, un título patrio, creado por el madrileño David Moralejo Sánchez, un desarrollador de videojuegos independiente. ¿Queréis saber qué nos ha parecido su obra? Pues sólo tenéis que seguir leyendo nuestro análisis.

 

 

Plataformeo puro y duro

Himno es un título plataformas en el que, como cualquier juego de este estilo, nuestro objetivo no es otro que pasar al siguiente nivel. Como veis, la premisa es muy clara y sencilla, pero hay algo que caracteriza a Himno, y es que cada pantalla se genera de forma aleatoria, por lo que nunca vamos a jugar a una pantalla igual que la anterior, siendo esto algo muy positivo y novedoso en los juegos de este género. En cada pantalla o distrito tenemos que llegar a la puerta que da acceso al siguiente nivel para así avanzar en nuestra aventura. Para ello tenemos que saltar, escalar o deslizarnos por las diferentes plataformas y paredes del escenario. Al generarse de forma aleatoria los escenarios, hay veces que según empezamos un nivel, la puerta está a nuestro lado, pero hay ocasiones en las que la puerta se encuentra a la otra punta de la pantalla.

 

 

El concepto del juego es muy sencillo y como dice su desarrollador, es un título para jugar tranquilo, sin presión. Al principio del juego, te sientes un poco perdido, ya que según inicias el juego y tras una pantalla de carga bastante larga, aparece nuestro protagonista con los controles de movimientos, y ya. Esto es lo único que nos dice el juego, por lo que hasta que no empezamos a explorar, no sabemos en realidad de qué va Himno.

 

En la pantalla vamos a ver que tenemos una barra con un contador de nivel. Ésta se va a ir llenando según vamos explorando el escenario y vamos cogiendo una especie de bolas de luz. También vamos a observar en el escenario que hay una especie de objetos que podemos coger únicamente si hemos alcanzado el nivel necesario para ello. Estos objetos nos van a ayudar en nuestra aventura y siempre es muy recomendable cogerlos. Algunas de sus funciones son: flotar en el aire mientras saltamos, saltar más alto, recoger las bolas de luz para aumentar nuestro nivel, nos marca el camino hasta la puerta con una estela, etc. Tengo que decir, que ha habido muchos objetos que no sé qué función tenían ya que, como he dicho antes, no hay explicación alguna en el juego.

 

Un juego infinito

Una de las características por las que destaca Himno, es que es un juego infinito. Sí, es un juego interminable. Puedes llegar a pasar de una puerta a otra, que no vas a llegar nunca a su fin, por lo que no hay que frustrarse. Como decíamos más arriba, es un juego para jugar sin presión, por lo que creo que este hecho de que sus pantallas se creen de forma aleatoria y no tenga fin, cumple muy bien con este cometido. Sin embargo, hay que tener cuidado, ya que si caes al vacío, empiezas el juego de nuevo, en una pantalla creada aleatoriamente, eso sí, pero con el nivel 1.

 

A nivel visual, Himno es un título hecho con una estética pixel art muy sencilla con colores planos. Dentro de esta estética, destacan los momentos de luz y sombras. Hay momentos en los que no sabes si vas a llegar a otra plataforma debido a la oscuridad que hay en algunos puntos. De hecho en más de una ocasión he caído al vacío debido a la oscuridad del escenario. Sin embargo, cuando vemos bolas de luz, objetos o una puerta con sus gemas verdes, esa oscuridad se vuelve luz.

 

A nivel sonoro no hay mucho que destacar. No existe una banda sonora como tal, sino que hay distintas notas musicales a lo largo del juego. En la descripción de éste, se decía que nuestras acciones desencadenarían emotivas bandas sonoras, pero… sinceramente, esto no lo he llegado a sentir.

 

Himno – Un plataformas infinito

Himno es un plataformas que no requiere mucha experiencia para jugar, sino que gracias al ensayo error, vamos aprendiendo, por lo que es ideal para todo tipo de jugadores. Es un título hecho tanto para jugar periodos de tiempo cortos como largos, y la experiencia de juego que le da Nintendo Switch gracias a su modo portátil es increíble. Sin embargo, al ser un juego infinito, habrá ocasiones en las que te piques contigo mismo y quieras saber hasta qué nivel llegas, pero puede haber otras ocasiones en las que el juego se te haga repetitivo y lo abandones.

 

Hemos analizado Himno gracias a un código digital cedido por Ratalaika Games. Versión analizada 1.0.0

 

 

Una mezcla entre plataformas y roguelite
Himno es un juego que mezcla los géneros plataformas y roguelite, ya que sus escenarios se generan de manera aleatoria. Su premisa es sencilla, alcanzar el siguiente nivel, pero cuidado, si te caes, empiezas desde el principio.
PROS
Título hecho para todo tipo de jugadores, ya que su dificultad no es muy alta
Los escenario se crean de forma aleatoria
Al ser un juego infinito, te picarás para ver hasta dónde llegas...
CONTRAS
... o por el contrario, puede llegar a hacerse pesado y repetitivo
Hay momentos muy oscuros y puedes caerte al vacío
La banda sonora es casi nula
50
Más artículos
Atelier Ryza Ever Darkness & the Secret Hideout Tokyo Game Show Tráiler Vídeo Síntesis
Atelier Ryza estrena un nuevo tráiler y un breve vídeo enfocado en la síntesis