Ayuda a NextN comprando en Amazon
Ni no Kuni

Análisis de Ni no Kuni: La ira de la bruja blanca – Nintendo Switch. El cuento mágico de Level-5 y el Studio Ghibli

Ni no Kuni
Fecha de lanzamiento
20 septiembre, 2019
Número de jugadores
1
Idiomas
Español, inglés, francés, etc.
Tamaño de la Descarga
6169.82 MB
Nuestra puntuación
95

Han sido muchos años desde que Ni no Kuni: Shikkoku no madoushi (“el mago de las tinieblas”) saliera a la venta para Nintendo DS, pero, por desgracia, esta versión no hemos podido disfrutarla en Occidente, ya que en numerosas ocasiones los responsables de este título han declarado que a estas alturas ya no es necesaria fuera de Japón. No obstante, unos años más tarde recibimos Ni no Kuni: La ira de la bruja blanca, una nueva versión para PS3 que incluía gráficos en 3D totalmente nuevos y algunas mejoras, entre las que se encontraba la historia de la bruja blanca, una nueva antagonista que ampliaría aún más el universo construido en la versión anterior. Ahora, en pleno 2019, Engine Software nos da la oportunidad de jugar a un port de este título que fue desarrollado conjuntamente por Level-5 y por el mítico Studio Ghibli en Nintendo Switch, y gracias a Bandai Namco podemos disfrutar de este cuento tan mágico en nuestro país. Si queréis conocer cómo es esta aventura tan encantadora, que ahora podemos jugar cuando queramos, como queramos y donde queramos, ¡acompañadnos en el siguiente análisis!

 

 

Una historia mágica que llega al corazón

Ni no Kuni: La ira de la bruja blanca es un juego muy especial, ya que está desarrollado por dos “grandes” empresas en las que las historias son muy importantes: Level-5 y el mítico Studio Ghibli. En esta aventura (escrita por Akihiro Hino) acompañamos a Oliver en su viaje por “Ni no Kuni”, un mundo paralelo en el que sus habitantes comparten el alma con los habitantes de nuestro mundo. Después de perder a su madre en un trágico accidente, Oliver conoce a Drippy, un duende que le habla de este otro mundo y de que tal vez haya una manera de salvar a su madre, ya que ella es el alma gemela de la Gran Sabia Alicia, quien ha sido aprisionada por Shaddar, el mago oscuro. Si logran recuperar la conexión entre ambas almas, puede que la madre de Oliver vuelva a la vida.

 

Tras hacerse con una varita gracias a la ayuda de una misteriosa niña, este muchacho se embarga en un viaje en el que conocemos a un gran número de personajes carismáticos que parecen sacados de todas y cada una de las películas del Studio Ghibli, ya que las referencias al mundo de sus películas son constantes (por poner un ejemplo, en cierto punto de la historia nos enfrentamos a un enemigo llamado “Porco Grosso”, el cual nos recuerda demasiado a la película Porco Rosso).

 

De esta manera, a lo largo de las muchas horas que dura el juego, viajamos junto con unos personajes que evolucionan constantemente y que nos muestran los claroscuros de la vida debido a algunas situaciones dramáticas que todo el mundo debe afrontar en algún momento, como es la pérdida de los seres queridos o esos errores que consideramos como catastróficos. Esto último se desarrolla en gran medida gracias a la mecánica del relicario, pues en nuestro viaje nos encontramos con personas a las que el mago oscuro ha robado parte de su corazón y que se encuentran en un estado en el que están vivos, pero no sienten nada. Haciendo uso de un par de hechizos, podemos pedir a otras personas que nos presten parte de sus sentimientos (como la bondad, la autoestima, la moderación, etc.) para así recomponer los corazones de aquellos que sucumbieron.

 

 

Eso sí, debemos hacer una mención especial al Vademécum del mago (un libro que se encuentra dentro del juego y cuyas páginas debemos ir recolectando), ya que gracias a él, el universo del juego se expande todavía más a través de los cuentos, los consejos para ser mago, los hechizos, etc. ¡Y encima está totalmente traducido al castellano! De hecho, hasta sentimos envidia de los jugadores japoneses (y de aquellos que se hicieron con la edición coleccionista de PS3), porque este libro estaba impreso en formato físico.

 

 

¡Combate codo con codo con los únimos!

En Ni no Kuni: La ira de la bruja blanca nos topamos con un sistema de combate cuanto menos peculiar, el cual se encuentra a caballo entre la acción y los turnos. Sin embargo, antes de pasar a describir este en profundidad, debemos hablar de quiénes son los principales protagonistas de estos enfrentamientos: los únimos. Estos seres provienen de diversas fuentes, como el corazón de los humanos o los monstruos que podemos domesticar, ya que a lo largo del juego debemos hacernos amigos de ellos para que nos ayuden en combate. Para poder hacerlo, tenemos que tocarles una melodía con el arpa de Estela una vez los hayamos derrotado en combate y a su alrededor aparezcan varios corazones volantes. Eso sí, es muy importante que este personaje tenga vida, ya que ni Oliver ni Jairo pueden domesticar a los monstruos para que se conviertan en nuestros únimos. Así, una vez pasan a formar parte de nuestro equipo, podemos cuidarlos gracias al “unimalario”, en donde les damos de comer para que sus parámetros aumenten y en donde los evolucionamos para que se vuelvan más poderosos, aunque si lo hacemos, su nivel desciende hasta el 1 de nuevo.

 

 

Si pasamos al sistema de combate propiamente dicho, al iniciar la batalla, tenemos la oportunidad de elegir si queremos controlar a un personaje humano o a un únimo, y podemos alternar entre ellos en cualquier momento. Sin embargo, al estar estos seres tan unidos a los humanos, en el juego solo encontramos una barra de vida y una barra de puntos de magia compartida entre los humanos y los monstruos, por lo que debemos tener muy en cuenta que con cambiar de personaje no se solucionan nuestros problemas. Además, los únimos cuentan con un medidor de tiempo que se va vaciando, lo cual nos obliga a alternar entre personajes en todo momento.

 

Asimismo, debemos hablar de dos temporizadores importantes con los que también cuentan estos combates: el tiempo que duran las acciones y el tiempo de enfriamiento. Por un lado, el primero de los temporizadores se pone en marcha cuando seleccionamos algunas acciones como “atacar”, ya que los personajes atacan de forma automática a los enemigos mientras el reloj de la parte inferior izquierda de la pantalla da vueltas; por otro lado, el segundo temporizador es el que nos impide volver a usar hechizos u objetos hasta que no haya pasado cierto tiempo, y este se sitúa en la parte superior derecha de los cuadros del menú.

 

 

Ni no Kuni, un basto mundo que se abre ante nuestros pies

En este título viajamos por el mundo de Ni no Kuni (el mundo se llama igual que el juego), pero también visitamos la ciudad de Motorville, de donde es originario Oliver y que se encuentra en EE. UU. Cabe destacar que la versión de Nintendo Switch es un port directo de la de PS3, y aunque no cuente con los gráficos remasterizados de las nuevas versiones de PS4 y PC, el mundo construido por Level-5 y el Studio Ghibli sigue siendo tan bonito y espectacular como lo era en la consola de Sony, pues se trata de un port bien hecho en el que no apreciamos diferencia entre jugar en el modo portátil y el modo de sobremesa. De hecho, como anécdota personal, debo decir que da igual las veces que juegue a este juego, sus entornos me siguen sorprendiendo como si fuera la primera vez (esta ha sido la sexta vez que disfrutaba de esta aventura, después de haber jugado cinco veces a la versión de PS3), porque siempre es muy sorprendente explorar las calles de la viva Villa Cascabel o recorrer los inmaculados pasillos de la Torre de Marfil. ¡Se trata de una película de Ghibli en la que nosotros llevamos la cámara! Eso sí, no podemos hablar de los gráficos y no mencionar que, intercaladas entre las escenas en 3D, el juego cuenta con escenas animadas por Ghibli, las cuales son toda una delicia para los más fans de este estudio de animación.

 

 

En cuanto a la banda sonora, esta corre a cargo de Joe Hisaishi, quien fue el principal compositor de películas como La princesa Mononoke, El viaje de Chihiro o El castillo ambulante. Además, hay que destacar que esta está interpretada por la Orquesta Filarmónica de Tokyo, por lo que no queda duda de que la calidad es muy grande. Mientras recorremos este mundo, tenemos oportunidad de escuchar un gran número de temas que casan perfectamente con los entornos que visitamos, pero debemos hacer mención especial a “Kokoro no kakera”, el tema principal del juego, ya que es imposible que no se nos escape al menos una lágrima cuando lo escuchamos.

 

A continuación, llega el momento de pasar a un plano más técnico, como es la dificultad, la duración o si existen algunos puntos negativos. En primer lugar, Ni no Kuni cuenta con dos modos de dificultad, el fácil y el normal, teniendo así los jugadores la oportunidad de centrarse en la historia con un combate más sencillo (pero ojo, si no somos precavidos este modo también puede volverse difícil) o de enfrentarse a enemigos algo más desafiantes.  En cuanto a la duración, este cuenta con una duración dentro de lo que se puede decir que es la media de los RPG, ya que podemos tardar de 35 a 45 horas en completar la historia principal, pero también debemos tener en cuenta que hay un gran número de misiones secundarias, tanto de recados como de cacerías de monstruos, que hacen que aumente. No obstante, es recomendable dedicarles una horas a estas misiones secundarias, ya que cuando las completamos se nos sella una cartilla de sellos que luego podemos canjear por algunas mejoras, como la posibilidad de desplazarnos más rápido en el mapa del mundo, conseguir más experiencia tras los combates, ¡o poder dar saltos que no sirven para nada! (Que conste en acta que esto último de los saltos lo dice el propio juego).

 

Si hablamos de puntos negativos, la verdad es que la lista es algo escasa, ya que Level-5 y Engine Software han puesto toda la carne (que esperamos que no sea de únimo) en el asador para hacer que los usuarios de Nintendo Switch disfruten de esta historia. No obstante, sí debemos destacar el hecho de que la historia de la bruja blanca no llegue a estar del todo bien introducida en este mundo. Como decíamos al inicio de este texto, esta versión de Ni no Kuni es posterior a la de DS, y en aquella el principal antagonista era Shaddar. Con la nueva versión de PS3 se creó a una nueva villana, la bruja blanca, de quien se nos introducen algunos detalles a lo largo de la historia, pero principalmente a través de cinemáticas que no están conectadas con lo que le ocurre al grupo principal de personajes. Es tan solo al final de la historia del mago de las tinieblas cuando Oliver y compañía descubren quién es la principal villana, aunque nosotros como jugadores ya lo supiéramos desde hacía tiempo, y el hecho de que la bruja blanca es un añadido se hace todavía más patente cuando observamos que en la recta final del juego ya no hay ni una sola cinemática creada por el Studio Ghibli y que el motor 3D del juego es el encargado de desarrollar estos últimos compases. Aún así, y siendo bastante evidente que se trata de algo posterior, la historia de la bruja blanca está a la altura de la del mago negro, por lo que tampoco podemos hablar de algo que enturbie la grandeza de este título.

 

Por último, solo resta mencionar que el juego se encuentra disponible con voces en inglés y en japonés, pero con textos en español, inglés, alemán, francés e italiano. ¡No hay excusa para no dejarnos atrapar por esta historia tan atrayente desde el principio hasta el fin!

 

Ni no Kuni: La ira de la bruja blanca — Cuando un juego es más que un juego

En Ni no Kuni: La ira de la bruja blanca acompañamos a Oliver en su viaje para intentar devolver la vida a su madre, quien había fallecido en un accidente. Así, comienza una aventura que nos trasporta por un mundo que está impregnado con toda la magia de las películas del Studio Ghibli combinada con el arte al que nos tienen acostumbrados los creativos de Level-5. Gracias a este juego, se nos escapará más de una lágrima, pero también aprenderemos cómo la vida nos pone ante algunas decisiones que nos vienen grandes, pero que debemos afrontar. Sin duda, este es un título más que recomendado para los amantes de los RPG, pero también para todos aquellos que busquen una historia que vaya más allá de la típica lucha del bien contra el mal.

 

Hemos analizado Ni no Kuni: La ira de la bruja blanca gracias a un código digital cedido por Bandai Namco España. Versión analizada: 1.0.1

La magia del Studio Ghibli y de Level-5 llega a Nintendo Switch
En Ni no Kuni: La ira de la bruja blanca viajamos a través de un mundo lleno de la magia del Studio Ghibli. Si buscáis un juego que tenga una historia emotiva, un sistema de combate bien construido y una dificultad que pueda ser desafiante, entonces no dudéis en haceros con una copia de este título.
PROS
Una historia emotiva que nos tiene pegados a la pantalla unas cuantas horas
La magia del Studio Ghibli se respira en todo momento
Su excepcional banda sonora nos ayuda a adentrarnos por completo en el universo del juego
CONTRAS
En algunas ocasiones se nota que la historia de la bruja blanca es un añadido de la versión de PS3
Cuando evolucionamos un únimo, este baja de nuevo al nivel 1, lo que puede ralentizar nuestro progreso
95
Más artículos
A Hat in Time Tráiler de Lanzamiento Nintendo Switch
A Hat in Time estrena su tráiler de lanzamiento en Nintendo Switch