Ayuda a NextN comprando en Amazon

Análisis de Pokémon Espada y Escudo – Nintendo Switch. Una nueva generación que emociona hasta el final

Fecha de lanzamiento
15 noviembre, 2019
Número de jugadores
1 (Comunicación en línea: 1-4; comunicación local: 1-8)
Idiomas
Español, inglés, alemán, etc.
Tamaño de la Descarga
9,5 GB
Nuestra puntuación
90

Toda historia tiene un comienzo, y en este caso, tendríamos que remontarnos al año 2001. Sí, ya sé que estamos en 2019 y esto debe ser el análisis de Pokémon Espada y Escudo, pero no viene mal una clase de historia. Tras la llegada del fenómeno Pokémon con sus tres primeras entregas (las ediciones Azul, Rojo y la edición especial Amarillo) y su popular serie de animación, llegan a Europa las ediciones Plata y Oro. Estos títulos fueron mi puerta de entrada al mundo de los juegos de Pokémon. Con plena ilusión, afronté la aventura que suponía explorar la región de Johto. No solo me reuní con tantas criaturas que había visto en el anime como Pikachu, Charizard o Mewtwo, sino que también descubrí a otras tantas totalmente nuevas y de las formas más inesperadas. ¿Quién no recuerda encontrar a los extraños Unown al acceder por primera vez a las Ruinas Alfa? ¿O cuando Raikou, Entei y Suicune huyen de la Torre Quemada y podían aparecer en cualquier momento? ¿O cuando Cyndaquil lograba evolucionar a Typhlosion? Son sensaciones emocionantes que nunca se olvidan.

 

Mucho ha llovido desde aquel entonces, y con cada nueva generación, el universo de Pokémon se ha ampliado más y más. No solo hemos descubierto nuevos parajes, monstruos y personajes que han aportado “un poco de azúcar” a las nuevas historias. También hemos visto que, con cada nueva consola, este universo adquiría una mayor fuerza y los Pokémon se mostraban con más vida que nunca. Nosotros mismos, como jugadores, también hemos evolucionado y hemos adquirido una experiencia en los combates Pokémon. Pero esas sensaciones a la hora de explorar una nueva región y ver nuevas criaturas es algo que no se pierde.

 

 

Y por fin, llegamos a 2019. Pokémon Espada y Escudo suponen la octava generación de estas adorables y poderosas criaturas, además de ser el estreno de una nueva generación en una consola de sobremesa. Nintendo Switch es la plataforma elegida en la que se presenta una nueva aventura en la que el objetivo es ser realmente “el mejor que habrá jamás”, haciendo frente a un Campeón que ha salido victorioso de mil batallas. La cuestión aquí no es si logramos convertirnos en el nuevo Campeón o Campeona de Galar, sino qué suponen estas nuevas entregas para la serie de Pokémon. ¿Logran revolucionar la fórmula que ha identificado a la franquicia tanto tiempo o es solo más de lo mismo? En NextN hemos tenido la oportunidad de jugar largo y tendido a estas nuevas entregas (concretamente a la edición Escudo) y probar sus novedades, además de acceder a algunas de sus funciones de comunicación local junto a otros jugadores. Solo podemos decir una cosa antes de entrar de lleno en nuestro análisis: es un verdadero título de Pokémon, con todas las de la ley.

 

Galar abre sus puertas a los nuevos entrenadores en Pokémon Espada y Escudo

Un reciente encuentro del Campeón Lionel es lo primero que vemos al empezar nuestra aventura. Y con ello ya se envía un mensaje: los combates dejan de ser meros enfrentamientos para convertirse en ocasiones en las que mostrar la pasión más ardiente. El contexto es similar al de títulos anteriores, con gimnasios que derrotar hasta convertirnos en Campeones. Pero en Pokémon Espada y Escudo, todo se engrandece. A cada paso que damos, descubrimos la relevancia que tiene el desafío de los gimnasios en la región de Galar y la admiración que siente el público hacia nosotros y los otros participantes. Y, por supuesto, hacia los líderes de gimnasio, a los que conocemos conforme recorremos la región incluso antes de nuestro enfrentamiento. Hay tiempo para las sorpresas y los enigmas a lo largo de la historia, pero hay que reconocer que se le da tanta relevancia al tema de los gimnasios que estos “misterios” acaban siendo pinceladas hasta que llega la hora de la verdad.

 

 

El tema de la grandiosidad se encuentra presente en muchos otros aspectos, desde los combates y los encuentros con rivales hasta el propio mundo. Estos títulos siguen la estela marcada por Sol y Luna para Nintendo 3DS, es decir, mostrar que el mundo es un lugar inmenso. Desde la primera ruta se pueden ver montañas y bosques a lo lejos que demuestran que la región de Galar es un lugar amplio y hermoso. Todos los entornos, y principalmente las ciudades, han sido creados con mucho mimo y atención al detalle, de forma que conservan esta inspiración británica que forma parte de la región (y que observamos cada dos por tres a través de los entrenadores contra los que luchamos) y al mismo tiempo, le dan un elemento especial a cada emplazamiento para que sea único. También es algo que observamos en los escenarios de combate, mucho más detallados y con más elementos que antes. ¿Son los títulos que más exprimen la potencia de Nintendo Switch? Desde luego que no, pero aun así, Pokémon Espada y Escudo logran ser las entregas más vistosas de la serie, superando con creces a lo que veíamos en Pokémon Let’s Go. Tanto si jugamos en modo portátil o en la televisión (modo en el que alcanza los 1080p), los 30 FPS son constantes, a excepción de alguna bajada muy ocasional. Tampoco podemos olvidarnos del ocasional efecto “popping”, con el que algunos elementos aparecen y desaparecen. Esto se da principalmente por la distancia, ya que carga los elementos más cercanos a nuestro personaje y no los lejanos.

 

Pero quizá, mi parte favorita y la que me recuerda más que somos el centro de atención se halla en los combates de gimnasio. No hablo solo de los escenarios, en los que miles de caras nos observan mientras luchamos. Tampoco me refiero a la banda sonora, que en su conjunto destacan por ser canciones enérgicas y divertidas a la vez que conservan ese toque Pokémon. Hablo de las ovaciones y reacciones del público cuando un Pokémon cae en combate. Hablo de cómo los fans nos vitorean a coro cuando usamos el Dinamax. Son estos pequeños detalles los que hacen que se acelere el corazón como no lo hacía en juegos anteriores.

 

Adentrándonos en el Área Silvestre

Una de las principales novedades de Pokémon Espada y Escudo es, sin duda, el Área Silvestre. El primer intento de GAME FREAK de ofrecernos un mundo abierto (más bien semi-abierto) donde hallamos la mayor variedad de Pokémon dentro del juego. La primera vez que llegué a esta zona pude percibir lo que impresiona estar en un lugar así. No hay caminos a seguir ni ningún tipo de bloqueo, sino que podemos desplazarnos con total libertad, y podemos girar la cámara 360º para poder observarlo todo. Es algo sin precedentes dentro de la serie principal de Pokémon.

 

Y cuando hablamos de la variedad de Pokémon, no exageramos. El Área Silvestre está “dividida” en pequeñas zonas que recogen a diferentes criaturas, e incluso cambian a medida que cambia el tiempo atmosférico. Resultó interesante que, nada más empezar, pudiéramos encontrar algún Pokémon de tipo Hielo porque en una zona estaba granizando. Quizá se trate de un sistema un tanto brusco, ya que una zona podía tener un clima normal, pero la contigua podía llover o nevar y resulta un poco extraño. Aun así, el hecho de tener tantas opciones desde primera hora es una novedad en sí misma. Es importante, eso sí, recordar que no es un lugar para ir con prisas. El Área Silvestre está pensada para que nos la tomemos con calma y descubramos las nuevas especies poco a poco, o bien para ayudarnos a entrenar. También encontramos muchos nodos de incursión repartidos por el lugar, pero eso lo vemos más abajo.

 

 

Otra novedad dentro de esta zona son los “vatios”, la nueva moneda exclusiva del Área Silvestre. Estos vatios nos permiten comprar objetos exclusivos de este lugar, o bien emplearlos en algunos servicios especiales. Hay muchas formas de conseguir vatios, como interactuando con los nodos, participando en incursiones o buscando Pokémon con un aura amarilla. No es una de las mayores novedades, pero es una exclusividad del Área Silvestre, que por desgracia tiene pocas. Quizá sea uno de los inconvenientes de este Área Silvestre. Por lo que hemos podido probar, no hay elementos ocultos ni hay muchas funciones que sean exclusivas de este lugar. Sin duda, está pensada para que pasemos mucho tiempo en ella, tanto capturando Pokémon como participando en incursiones, pero nos hubiera gustado ver algún elemento más de exploración. Tampoco ayuda que, aunque podamos ver a los otros jugadores que se encuentren en el Área Silvestre, no podamos interactuar con ellos, y que incluso desaparezcan al instante cuando empiezan un combate (de nuevo el efecto “popping”).

 

Otro inconveniente del Área Silvestre en Pokémon Espada y Escudo es cómo afecta al resto de rutas. Porque sí, Galar tiene rutas tradicionales como en títulos anteriores, pero algunas de ellas se antojan algo limitadas. Eso no quiere decir que no haya gran variedad de Pokémon (más bien al contrario), pero algunos caminos pecan de ser un poco cortos.

 

Es hora de las Incursiones Dinamax

Como hemos dicho, el Área Silvestre es el escenario de las Incursiones Dinamax, que también se incorporan como novedad. GAME FREAK ya había experimentado con aspectos cooperativos en títulos anteriores (como las misiones de la Zona Nexo de Blanco 2 y Negro 2, o las misiones de la Festi-plaza de Sol y Luna), pero las Incursiones Dinamax centra el aspecto cooperativo en los combates. Hasta cuatro jugadores pueden unirse para enfrentarse a un Pokémon dinamaxizado. También existe la opción de jugar solo con NPCs, pero sin duda, es mejor jugar con otras personas.

 

 

Suponen todo un desafío, ya que los Pokémon dinamaxizados son duros de pelar, sobre todo los de rango más alto. Además, hay ciertas limitaciones que nos obligan a apoyarnos en nuestros compañeros para luchar. La primera de todas es que solo podemos llevar a un Pokémon al combate, aspecto que también influye a la hora de trazar una estrategia. Por otro lado, las batallas tienen un límite de turnos, y si no se ha decidido ningún ganador para entonces, finalizan con una violenta tormenta. Esto nos recuerda a Pokémon GO en cierto modo, ya que también hay un límite de tiempo en esas incursiones. Por último, el rival cuenta con algunas ventajas adicionales, como anular las mejoras de estado o protegerse cuando se encuentre débil.

 

Tras probarlas un poco, podemos decir que son una experiencia divertida y emocionante, más aún en modo local. No pudimos probarlas a través de Internet, pero creemos que el modo local resulta más divertido, al tener la ventaja de estar cara a cara con los otros jugadores y poder comentar el combate conforme avanza. Por último, estas incursiones no solo nos dan acceso a Pokémon fuertes o incluso con Gigamax (aunque nosotros no obtuvimos ninguno), sino que también proporcionan muchas recompensas de las que hablamos más tarde.

 

¡Pokémon, dinamaxízate!

Ha llegado la hora de hablar de la nueva función para los combates: el fenómeno Dinamax. Hasta ahora solo conocíamos algunos detalles de esta función, pero tras verla en vivo, entendemos mejor su funcionamiento y las posibilidades que tiene. El Dinamax tiene dos efectos (además de hacer que nuestro Pokémon alcance el tamaño de una grúa). El primero ya lo conocemos: los movimientos de nuestro monstruo se convierten en Maximovimientos, que viene a ser una versión mejorada de los Movimientos Z de Sol y Luna. Son ataques mucho más vistosos y, desde luego, más poderosos. Además, todos ellos cuentan con efectos especiales que se aplican durante el combate, como cambiar el clima o mejorar nuestras características. Puede resultar un poco lío cuando tú y tu rival usáis varios movimientos que cambian el clima, porque se reemplazan rápidamente el uno al otro, pero también se convierte en una lucha para ver quién se impone a quién. El otro efecto es que aumenta los PS de nuestro Pokémon, pero solo los PS. Puede que no parezca mucho, pero este aumento en la salud permite que nuestra criatura aguante durante más tiempo en combate o resista mejor los Maximovimientos del rival.

 

 

En cierto modo, el Dinamax toma prestadas las mejores ideas de la megaevolución y los movimientos Z. Ello permite que sea una transformación que potencia al Pokémon, pero que puede realizar cualquier Pokémon, mejorando sus posibilidades de combate. Al mismo tiempo, solo un monstruo puede usarlo durante el combate y solo dura tres turnos, por lo que no es una función que se pueda explotar. Por otro lado, como cualquiera puede usarlo, nunca sabes qué monstruo del rival lo va a usar ni cuándo, lo que añade un matiz de tensión y emoción a las batallas. Además, se beneficia de que es exclusivo de los combates de gimnasio, incursiones y combates contra otros jugadores. Esto permite que no se pueda aprovechar para vencer rápidamente a los luchadores de las rutas, problema presente en los títulos de Nintendo 3DS.

 

Pokémon Espada y Escudo: Poké-campamento y Comunicación Y

Seguimos hablando de novedades de Pokémon Espada y Escudo, aunque quizá de segundo plano. El Poké-campamento viene a reemplazar las funciones anteriores de interacción con nuestros Pokémon. Esta vez, todo nuestro equipo está disponible al mismo tiempo, aunque siempre podemos seleccionar solo a uno. Las funciones que ofrece son algo limitadas, pues solo podemos jugar con un par de juguetes o hablar con ellos. Aun así, aprovecha los controles de movimiento a la perfección, sobre todo a la hora de preparar curry. Aunque pueda parecer algo anecdótico, en realidad el curry sirve para curar a nuestros Pokémon e incluso para darles algo de experiencia. Aunque funciona bien en lo primero (te puede salvar de más de un apuro), el tema de la experiencia es más difícil, ya que debemos interactuar bastante con los Pokémon para que compense la experiencia obtenida. Aun así, el campamento es algo divertido y original a lo que recurrir de vez en cuando para descansar de tanto luchar o atrapar Pokémon.

 

 

Por otro lado, la Comunicación Y se trata de una herramienta más importante, pues es donde se reúnen los modos de interacción con otros jugadores. No solo sirve para intercambiar Pokémon o combatir, sino que te avisa en todo momento de lo que están haciendo los otros jugadores. No importa que sea combatir, atrapar un Pokémon, que su criatura evolucione o que incluso preparen curry. Todo se muestra en todo momento en la pantalla a través de stickers (por suerte, las evoluciones no revelan a qué Pokémon evoluciona para evitar spoilers). En cierto modo, sientes que estás constantemente conectado a otros jugadores, y que estáis viviendo la aventura juntos. Estos stickers también te avisan cuando otros jugadores quieren luchar, intercambiar o buscan gente para una incursión, y es tan fácil como seleccionar la opción adecuada en la Comunicación Y o incluso el propio sticker para conectarte. Sin embargo, puede resultar un poco caótico al principio cuando intentas conectar con un jugador en concreto porque no deja claro los pasos a seguir.

 

No podemos olvidarnos de la personalización del personaje, que sigue presente desde la sexta generación. El repertorio de ropa disponible nos da muchas opciones para lucir el look que más nos guste. Pero esta vez, también tenemos muchas opciones en cuanto a peinados y maquillaje, lo que aporta más libertad. Dentro de este apartado incluyo también las tarjetas de entrenador, que también podemos diseñar a nuestro gusto. Podemos elegir poses, fondos y efectos para crear nuestra propia tarjeta que después entregamos a otros jugadores. Es algo secundario, pero al mismo tiempo, se percibe como algo más personal, e incluso puedes dedicarte a coleccionar tarjetas.

 

La misma fórmula, pero con grandes y pequeños cambios

Hemos hablado hasta ahora de las principales novedades de Pokémon Espada y Escudo. Aun así, lo que hace que siga siendo un juego de Pokémon es la fórmula, que se mantiene intacta. Capturar, entrenar y combatir siguen siendo los pilares que caracterizan a la serie, son su esencia y eso es algo que hemos disfrutado durante esta aventura. Sin embargo, también hay pequeños elementos que, sin cambiar esta fórmula tan característica, hacen que se vea mejorada.

 

Los encuentros contra Pokémon salvajes sufren una gran renovación, o más bien una “fusión” entre el sistema clásico y el de Pokémon Let’s Go. Las criaturas se muestran moviéndose por la hierba alta, como en Let’s Go. Pero ahora, también surgen pequeñas exclamaciones seguidas de hierba moviéndose. Estos son los nuevos encuentros aleatorios, ya que no sabemos de qué Pokémon se trata hasta que nos acercamos y luchamos. Esta combinación permite que tengamos en todo momento la decisión de luchar o no, pero a la vez conserva la sorpresa de no saber qué nos espera. Además, este sistema permite que haya una mayor variedad de especies (las exclamaciones contienen una mayor variedad de Pokémon que las que se muestran en el mundo), y lo mejor es que está disponible en todas partes, ya sea en el Área Silvestre o en una ruta tradicional.

 

 

Por otro lado, existen más facilidades para entrenar a nuestros Pokémon, y lo más curioso es ver cómo esto nos lleva de nuevo al Área Silvestre. Las Incursiones Dinamax ofrece recompensas en forma de caramelos de experiencia y movimientos nuevos. De esta forma, no solo conseguimos un Pokémon nuevo, sino que también obtenemos objetos para entrenar de una forma más eficiente al resto de nuestro equipo. Es una forma más de llamar nuestra atención a esta zona y de divertirnos en ella durante más tiempo. Aun con todo, son sistemas opcionales, y que los entrenadores más tradicionales pueden obviar en aras de disfrutar de los métodos de crianza tradicionales, pero son aspectos que mantienen el sistema de combate intacto y que se adaptan a los tiempos actuales. Y como remate final, debo hacer mención a las pruebas de los gimnasios. Recuerdan a las de juegos anteriores, pero algunas ideas son realmente alocadas y originales.

 

Pokémon Espada y Escudo – Una nueva generación llega por todo lo alto

Podría estar hablando durante más tiempo sobre lo que me he divertido con Pokémon Espada y Escudo. Podría hablar sobre lo mucho que me sorprendí al ver a las nuevas especies, disponibles desde el primer momento. Podría seguir hablando de incursiones, de Dinamax y sobre las posibilidades de ésta en los combates, o las facilidades a la hora de preparar a tu equipo. Pero creo que todo eso se puede resumir en que son unos títulos tan grandes como los Pokémon dinamaxizados.

 

¿Son perfectos? Para nada. La historia y el Área Silvestre son aspectos que están bien y cumplen las expectativas, pero se nota mucho que podrían haber dado más de sí. En el apartado gráfico no defrauda, e incluso notamos algunas animaciones bien elaboradas durante los combates y las cinemáticas, pero es evidente que aún les falta práctica para aprovechar al máximo lo que puede hacer Nintendo Switch, tal y como hemos visto con otros juegos de Nintendo o de otras compañías.

 

Sin embargo, desde el primer momento en el que empiezas la partida, se percibe lo ambiciosos que son estos títulos y la dedicación que ha puesto GAME FREAK en ellos. Las novedades incluidas sientan las bases de lo que debe ser la serie principal de Pokémon a partir de ahora. Son aspectos que han logrado mejorar la esencia de Pokémon a la vez que mantiene los elementos más tradicionales, y esperamos que en títulos posteriores permanezcan y evolucionen. La octava generación ha dado comienzo con Pokémon Espada y Escudo, y lo hace con bastante fuerza.

 

Pokémon Espada y Escudo

Hemos analizado Pokémon Espada y Escudo gracias a un software proporcionado por Nintendo España. Versión analizada: 1.0.0

Galar nos recibe con los brazos abiertos
Si algo nos ha quedado claro después de jugar a Pokémon Espada y Escudo es que son títulos que no defraudan. Cierto que a la historia le falta algo más de intriga y que el Área Silvestre podría haber dado más de sí, pero son títulos que cuentan con novedades ambiciosas y divertidas. El Área Silvestre es impresionante, las Incursiones son muy divertidas y el Dinamax puede dar mucho juego en los combates. Pokémon Espada y Escudo establecen el rumbo que esperamos que la serie siga durante mucho tiempo.
PROS
El Área Silvestre y las Incursiones nos divertirán durante mucho tiempo...
La región de Galar es hermosa y cargada de vitalidad...
Muchos cambios pequeños que mejoran la experiencia de juego
CONTRAS
...aunque han faltado funciones exclusivas para el Área Silvestre
...pero no demuestra todo lo que se puede aprovechar de Nintendo Switch
La historia podría haber sido más emocionante
90
Más artículos
We. The Revolution: Cómo se gestó el juego ambientado en la Revolución Francesa