Análisis Creepy Brawlers – Nintendo Switch. Boxeo contra monstruos en 8 bits

Fecha de lanzamiento
24 octubre, 2019
Número de Jugadores
1
Idiomas
Inglés
Tamaño de la Descarga
72,3 MB
Nuestra puntuación
50

Ya ha pasado la friolera de 36 años desde que la FAMICOM o NES, como se le conoció en occidente, fuese lanzada por primera vez en Japón y varios países de Asia (tardaría un par de años más en llegar a Europa, Estados Unidos y Australia). Probablemente, muchos de los lectores de este análisis sean nostálgicos que pudieron disfrutar de niños de esta maravillosa consola de 8 bits que vio nacer a clásicos como Super Mario o The Legend of Zelda, entre muchos otros que perduran hasta estos días. Posiblemente, incluso, muchos aún la tengan conectada a una antigua televisión de tubo para encenderla cuando sufran la necesidad de volver a la infancia. Y lo más seguro es que más de uno haya aprovechado el servicio de Nintendo Switch Online para jugar a varios de sus clásicos en Nintendo Switch. Pero, ¿qué me diríais si os dijese que aún se siguen creando juegos totalmente funcionales con NES? Creepy Brawlers es uno de esos ejemplos, un juego indie de Mega Cat Studios que, además de la versión para la híbrida que ocupa estas líneas, tiene su propia edición física y en cartucho totalmente funcional. ¿Quieres saber qué tal recrea esa experiencia? Sigue leyendo para salir de dudas.

 

 

¿Guantes puestos? ¡Qué empiece el espectáculo!

Iniciamos el juego y vemos un cine con un público pixelado impaciente por la película que está a punto de comenzar. Algunos mandan a callar, otros roncan y otros incluso gritan de aburrimiento, pero a veces las películas tardan más de la cuenta, sobre todo si es la primera vez que la ponemos en el proyector. Somos una persona normal que, por alguna extraña razón, aparecemos dentro de dicha película para enfrentarnos a distintos enemigos clásicos del cine de terror. El hombre lobo, Frankenstein, la novia cadáver, Jason, Drácula… todos han venido a ponerse unos guantes de boxeo (alguno que otro cambia los guantes por objetos que dudo que sean muy legales en este tipo de combates, la verdad) y a pelear con nosotros por alguna extraña razón. Como no tenemos nada mejor que hacer, nos ponemos a pelear con todos ellos, hasta que les vencemos y acaba la película. Esto mismo ocurre hasta en cuatro ocasiones, las cuales representan una película «independiente». Cada película en sí misma tiene dentro de sí cuatro combates, los cuales se suceden de manera consecutiva hasta que ganamos o perdemos. Esto último es importante, y primer fiel reflejo de cómo eran los juegos de antaño. Aquí no hay puntos de guardado ni forma de decidir contra quién empezar a luchar. Si perdemos en el cuarto combate, por ejemplo, tenemos que volver al principio y luchar desde el primer enemigo.

 

Creepy Brawlers

Si en algún momento nos atascamos contra un enemigo, tenemos una segunda opción y único «modo», por llamarlo de alguna manera, extra, el Entrenamiento, en el cual podemos enfrentarnos a ese monstruo al que no conseguimos vencer y conocer sus combos. Porque sí, al principio pueden resultar complicados de vencer, pero una vez controlamos sus movimientos específicos es cuestión de recordarlos y esquivarlos en el momento determinado. Sin embargo, aquí existe una dificultad añadida, y son los fallos del propio juego a la hora de movernos o golpear. No estamos seguro de si esto es un acierto (recordemos que recrea fielmente el desarrollo de un juego de 8 bits de los 80) o un error que ni la recreación puede justificar, pero en muchas ocasiones nos encontramos con golpes que no restan nada de vida, mientras que a nosotros se nos golpea a pesar de haber esquivado, o a pesar de haberle dado a esquivar en una dirección y haciendo lo contrario. Esto resulta frustrante si tenemos en cuenta lo anteriormente dicho, por lo que, aunque conozcamos los movimientos y combos del enemigo, acabamos siendo golpeados igualmente.

 

De verdad que no quiero pegarle, pero no me deja alternativa

Creepy Brawlers recrea, hasta en cómo ha sido desarrollado, la experiencia que ofrecían los títulos de la época. O al menos eso es lo que busca. La influencia es clara, y creo que no haría ni falta decirlo. En efecto, el estilo de juego es idéntico al clásico de boxeo Punch Out!!, pero sin serlo a pesar de las similitudes. Los controles son también casi idénticos, pudiendo esquivar hacia derecha o izquierda, cubrirnos, lanzar un gancho alto y bajo tanto por la izquierda como por la derecha, y golpeando aún más fuerte si esquivamos en el momento indicado para ello. A pesar de la sencillez de sus mecánicas, la jugabilidad no es todo lo correcta y justa que esperaríamos, tal y como nombraba en el párrafo anterior. Sin embargo, y reiterando lo ya dicho, no sabemos si es algo intencionado o no para ser todo lo fiel a la época, incluidos los momentos de frustración de ciertos títulos y situaciones injustas.

 

Creepy Brawlers

Lo que sin duda no puede ser justificable ni siquiera si es algo intencionado es la cantidad de bugs, tanto visuales como sonoros, que posee el juego. Desde la misma pantalla de inicio, sufrimos determinados bugs visuales que resultan molestos, quitando visibilidad a un diseño de la época bien conseguido. Pero lo peor lo encontramos en su música. Estar peleando, y que de repente la música se vaya convirtiendo en un chirrido atronador que acaba por apagarse sin motivo aparente, para seguidamente crashear el juego. Porque sí, el chirrido es muy desagradable, y es como que el propio sonido acaba por apagarse a sí mismo según va pasando el tiempo.

 

Creepy Brawlers – Experiencia corta pero nostálgica

Creepy Brawlers tiene una particularidad, y es que es capaz de traer de vuelta todas las emociones de la época de los 80 y de NES. Sin embargo, esta experiencia nostálgica es breve (aunque intensa). El juego en sí es excesivamente corto. Una vez conocidas las mecánicas de los enemigos son fáciles de vencer, y no posee nada más allá que una serie de 18 logros que se obtienen con tan solo pasarse todos los combates, ni siquiera un modo para dos jugadores. Sus errores llaman más la atención que sus aciertos, y lo convierten en un juego que, de haber salido en su época, habría sido uno más del catálogo, a pesar del acierto en la selección de enemigos sacados de los clásicos del cine de terror.

 

Creepy Brawlers

Hemos analizado Creepy Brawlers gracias a un código digital cedido por Mega Cat Studios. Versión analizada: 1.0.1

Lo viejo no siempre es mejor
Creepy Brawlers revive en gran parte la experiencia que ofrecía NES, con sus aciertos y errores. El problema es que en este caso los errores son más que los aciertos, y la experiencia de antaño ya no funciona de la misma forma en la actualidad.
PROS
Gran variedad de enemigos sacados del cine clásico de terror
Una experiencia atrayente para el jugador más nostálgico
CONTRAS
El control no es ni preciso ni justo
El juego tiene diversos bugs que van desde lo visual y sonoro hasta el crasheo
Se presenta escaso de modos y jugabilidad
50
Más artículos
Zelda - The Blood Moon
Zelda – The Blood Moon es el nuevo corto de Devin Super Tramp inspirado en The Legend of Zelda.