Donkey Kong 64
¿Estará el río sonando?

Detalles de las primeras fases de desarrollo de Donkey Kong 64 que no gustaron a Shigeru Miyamoto

Cómo pasa el tiempo, parece mentira que hayan transcurrido ya veinte años desde el lanzamiento del casi ya mítico Donkey Kong 64, uno de los títulos estrella del catálogo de Nintendo 64, la sucesora de SNES y antecesora de GameCube, que pilló de lleno la época de mayor fulgor de la añorada Rare, esa compañía británica que durante años fue casi como una First Party aliada con la de Kioto, hasta que sus caminos se separaron por la postrera adquisición por parte de Microsoft. Centrándonos en este curioso (y casi único) título de exploración 3D protagonizado por el simio estrella de la Gran N en plena efervescencia del género gracias a Super Mario 64, pese a que no alcanzó los niveles de carisma de otros títulos de la misma desarrolladora como Banjo-Kazooie, sí que se puede decir que marcó y mucho en el público de entonces, y, como en todo proceso de creación artística, no faltan anécdotas que compartir por parte del equipo implicado.

 

Así lo ha hecho George Andreas, uno de los antiguos directores creativos del proyecto, durante una reciente entrevista concedida al medio Games Radar a propósito del mencionado veinte aniversario, en la que comenta un momento un tanto embarazoso que tuvo lugar mientras se encontraba presentando junto a otros miembros del equipo las primeras maquetas del juego nada menos que a la plana mayor de Nintendo, con Shigeru Miyamoto en persona delante. Y es que parece ser que, aunque en un principio todo estaba yendo sobre ruedas, mostrando a los personajes en movimiento con los primeros bosquejos de ítems y enemigos, se les pasó por alto que como una primera idea de las famosas armas frutales que posteriormente portaron los personajes, fueron más bien armas de lo más realistas. Imaginad al enérgico Donkey Kong empuñando una recortada y disparando a diestro y siniestro a castores, avispas y otros tiernos animales, e imaginad la cara que pusieron al verlo Satoru Iwata o Howard Lincoln, el entonces presidente de Nintendo América, sobre todo considerando lo conservadora que era la compañía en materia de violencia por aquellos años, una situación que, como comenta ahora entre risas Andreas, le dio en ese momento sudores fríos.

 

Donkey Kong 64

 

No obstante, nada malo ocurrió, ya que el propio Miyamoto cogió un folio y en cuestión de minutos se le ocurrió bosquejar unas armas algo más «apropiadas» a la colorida temática de la franquicia, resultando en lo que posteriormente recordamos como el famoso cañón de madera lanza cocos, y los otros ítems bélicos correspondientes a los otros primates que resultaron ser mucho más suavizados para todos los públicos. Sin duda una anécdota de lo más llamativa, sobre todo si tenemos en cuenta lo que después ocurrió con el famoso Conker’s Bad Fur Day, pero eso ya, es otra historia…

 

Fuente

Más artículos
NARUTO ULTIMATE NINJA STORM 4 ROAD TO BORUTO
Naruto Shippuden: Ultimate Ninja Storm 4 Road to Boruto para Nintendo Switch – Fecha de lanzamiento en occidente