Análisis Melbits World – Nintendo Switch. Cucadas por doquier y colaboración en familia

Fecha de lanzamiento
19 diciembre, 2019
Número de jugadores
1-4
Idiomas
Español, inglés, francés, etc.
Tamaño de la Descarga
1003,00 MB
Nuestra puntuación
68

Nintendo Switch es una plataforma que cuenta con la suerte de recibir muchos juegos que hace algún tiempo jamás pensaríamos que llegarían a una consola de la Gran N. Vale, quizá Melbits World es un título que encaja estupendamente dentro del catálogo de la híbrida, pero, para el que no lo sepa, se trata de un galardonado juego perteneciente al estudio español Melbot Studios y distribuido por Plug In Digital que triunfó en el PS Talents de PlayStation. 

 

Después de haber pasado un tiempo desde que fue lanzado para la plataforma de Sony, ha acabado llegando a nuestra querida Nintendo Switch. De hecho, hay un importante cambio en el control entre ambas consolas y que ha hecho que este port no se haya llevado a cabo de la mejor manera. ¿Quieres descubrir por qué (además de saber si Melbits World merece la pena)? ¡Continúa leyendo!

 

 

Una buena propuesta: colaboración en familia (o amigos), diversión y dificultad a partes iguales

Melbits World tiene cosas muy buenas pero cojea en otras tantas. Primero hablaremos de lo bueno ya que esto incluye tanto la propuesta como la premisa de la que parte… el juego base, vamos. Es un juego de puzles y plataformas que se debe jugar obligatoriamente (a no ser que seas un maestro manejando varios mandos a la vez) en colaboración con hasta tres personas más. Los cuatro jugadores (no necesariamente tienen que ser cuatro, pudiendo jugarse con dos o tres jugadores) tienen que conducir a los adorables melbits (los personajillos que protagonizan este título) hasta unas tuberías por donde deben salir de los niveles que componen el juego. Sin embargo, los jugadores no controlan a los melbits, sino que tienen la capacidad de mover o activar una serie de plataformas u obstáculos repartidos por el nivel.

 

Ahora bien, un pequeño problema es que el juego consta de cuatro mundos con nueve niveles cada uno (un total de 36), pero siendo los mismos para todos los modos (dos jugadores, tres jugadores, cuatro jugadores o modo táctil). Snipperclips, por ejemplo, hacía de éste un aspecto muy positivo, ya que los niveles eran diferentes dependiendo de cuántos jugadores participasen en la partida. En el caso de Melbits World, cada nivel está diseñado para que jueguen cuatro jugadores, ya que suele haber unas cuantas plataformas móviles. En el caso de que jueguen dos personas (o tres), cada jugador debe «sustituir» a ese otro jugador que falta, haciéndose cargo de sus plataformas también. Esto hace que la dificultad se eleve considerablemente: cada nivel debe ser superado por, al menos, dos melbits y aparecen cuatro, de uno en uno, cada ciertos segundos. En el momento en el que hay cuatro melbits simultáneamente en la pantalla, es una locura estar pendiente de los personajes a la vez que de varias plataformas que deben controlarse para no perder a nuestros pequeños amigos. Si son cuatro jugadores, ¡la coordinación es mucho más eficaz! Por suerte, los controles son bastante simples (nos basta con pulsar uno o dos botones o con girar la palanca del mando, dependiendo del nivel).

 

¿Y qué hay de la dirección artística del juego? ¡Pues es una auténtica cucada! Los melbits y los mundos están compuestos por colores pasteles muy variados y que hacen de Melbits World un título muy vistoso. Además, los cuatro mundos disponibles cuentan con temáticas distintas (una ciudad nocturna y futurista o un mundo con dulces y gominolas por todas partes) y muy bonitos. La visibilidad de los mismos también es muy adecuada: vemos los niveles desde una esquina de los mismos, algo así como sucedía en muchos casos en Captain Toad, con la diferencia de que no podemos mover la cámara. A esto se le junta un diseño de niveles muy decente y que pueden ser un auténtico quebradero de cabeza en muchos casos. La colaboración entre los jugadores es el pilar fundamental y no basta con evitar que los melbits se caigan al vacío, sino que tampoco podemos dejar que se vean las caras con algunos enemigos que nos ponen las cosas muy difíciles. La curva de dificultad es estupenda, haciendo que los primeros niveles sean un paseo y que los últimos nos den ganas de tirar el mando contra la televisión.

 

Y, por si fuera poco, hay coleccionables llamados «semillas»; tres por nivel. Recogerlos todos en la mayoría de niveles es una auténtica odisea. También aparecen regalos en los niveles que, si los recogemos, se convierten en accesorios para poner guapetes a los melbits. Además, hay una sección del juego llamada «Álbum» donde hay varias pegatinas que se consiguen realizando una serie de desafíos que aparecen en esa misma sección.

 

 

Buen juego… y no tan buen port

Ya hemos mencionado todas o casi todas las cosas buenas que tiene Melbits World (¡que no son pocas!). Pero hay algo que, pienso yo, debe cuidarse al máximo a la hora de llevar un título que ha sido lanzado para otras plataformas a una en la que no estaba previsto su lanzamiento; ¡hay que hacer un buen port! Ni siquiera un buen port, simplemente uno que respete lo que nos vamos a encontrar en el título. ¿Por qué digo esto? Lo descubrí nada más iniciar Melbits World.

 

Para los que no lo sepáis, Melbits World estaba pensado para llevarse a PlayStation 4 con una característica muy concreta: PlayLink. Esto es que se debía jugar a este juego mediante una aplicación para móviles, facilitando la unión de más jugadores (ya que no haría falta tener cuatro mandos, solo el móvil personal de cada persona). Pero en la versión para Nintendo Switch no podemos conectar los móviles, sino que jugamos con nuestros Joy-cons. ¿Qué han hecho entonces? Han cambiado los controles y la forma de jugar… ¡pero no el vídeo introductorio! Nada más iniciar el título, hay un pequeño vídeo a modo de presentación donde aparecen distintas familias y amigos jugando desde sus teléfonos móviles… Esto no es algo tan grave, pero es que la primera vez que inicias te dice que no encuentra móviles (un mensaje que han puesto por defecto en Nintendo Switch por la razón de no poder jugar con móviles) y después aparece una pantalla con el símbolo de Wi-Fi (el cual debería ser usado para buscar esos smartphones) donde te dicen que pulses cualquier botón repetidas veces hasta que inicie el juego definitivamente. Es decir, no han personalizado una pantalla o un vídeo de introducción para la versión de la consola híbrida, sino que han reciclado los de la versión de PS4.

 

Sí que hay algo nuevo en esta versión y que es muy interesante y es el modo táctil que mencioné hace unos párrafos. En él nos encontramos los mismos niveles, con la diferencia de que cada plataforma se mueve tocando en ellas en la pantalla táctil de la Nintendo Switch. Es una forma de juego muy interesante, ya que puede jugar hasta un solo jugador sin los problemas que anteriormente citamos en caso contrario (aunque tienes que tener 5 ojos puestos en el mundo). De hecho, jugar cuatro jugadores en este modo es algo engorroso: imagina tener cuatro manos a la vez tocando cosas en una pantalla que no es que sea demasiado grande… Viniendo al caso, añado que no hay diferencia entre jugar en el dock o en modo portátil, aunque este tipo de juegos es lógicamente mejor jugarlo en una televisión.

 

Antes de llegar a la conclusión, hay que hablar de algo que me parece especialmente grave… la desastrosa localización. Bueno, no es tan desastrosa dado que no hay demasiado texto en Melbits World, ¡y tampoco sería tan grave si se tratase de otro juego! Pero estamos hablando de un título español, y que haya errores de traducción garrafales es algo, cuanto menos, extrañísimo. Os pondré los dos casos que me han chirriado: cuando estamos pensando qué nivel escoger, podemos seleccionar un mundo u otro con los botones L y R que, básicamente, sirven para avanzar o retroceder entre los cuatro mundos. Pues bien, en inglés aparece en el botón R la palabra «Next», es decir, este botón sirve para avanzar al siguiente mundo. En español lo han traducido como «Próximo». Vale, es algo raro y no es su mejor traducción, pero lo grave llega cuando el botón B, en inglés, aparece como «Back». Lógicamente, este botón sirve para volver al menú de inicio… y lo han traducido como «Espalda». Insisto, ¡me cuesta ver un fallo así en un juego español! Aquí tenéis una captura de esto mismo:

 

Melbits World

 

Melbits World – Diversión asegurada para toda la familia… pero con errores de contenido

Melbits World es un buen juego. Ya he dejado claras todas esas cosas positivas que tiene este título: un buen diseño de niveles, una dirección artística genial, una curva de dificultad muy correctamente ajustada, y está muy bien diseñado de cara a jugar en familia o con amigos. ¡Y es divertido! Pero también hay que tener en cuenta el poco contenido que tiene: los 36 niveles se completan bastante rápido, y más aún si participan cuatro jugadores. Cierto es que si vas a por el 100% se alarga la experiencia, pero no demasiado. Y es una pena que los niveles sean los mismos independientemente de cuántos jugadores estén en la partida. Los errores de traducción pueden ser más o menos graves, pero no arruinan la experiencia, por supuesto, al igual que no hayan adaptado esa introducción a la versión de Nintendo Switch. En resumen, Melbits World es un título que es capaz de sacar varias risas cuando juegues con amigos o tu familia… pero te durará un par de tardes. Eso sí, para el precio que tiene en la Nintendo eShop (9,99 euros), ¡no estaría de más darle una oportunidad!

 

Melbits World

Hemos analizado Melbits World gracias a un código digital cedido por Plug In Digital. Versión analizada: 1.0.

Muñecos cucos y puzles (pocos) complejos: ¡mezcla explosiva!
Melbits World tiene una muy buena premisa y está muy bien diseñado de cara a jugar en familia o con amigos pero, desgraciadamente, esa diversión no dura demasiado.
PROS
Diseño de niveles muy cuidado
Muy buena dirección artística
Está bien enfocado de cara a jugar con cuatro personas
CONTRAS
Los niveles son los mismos sin importar cuántos jugadores haya
Mala localización a pesar de ser un juego español
Se podría haber llevado a Nintendo Switch adaptándolo mejor
68
Más artículos
Rogue Heroes
Rogue Heroes: Ruins of Tasos, de Heliocentric Studios y Team17, llegará a Nintendo Switch en verano