Análisis Coffee Talk – Nintendo Switch. Al calor del Latte más relajante

Una deliciosa novela visual que contagia buen rollo

Fecha de lanzamiento
29 enero, 2020
Número de Jugadores
1
Idiomas
Inglés, Japonés, Coreano, etc
Tamaño de la descarga
611,00 MB
Nuestra puntuación
75

Para algunas personas, pocas cosas hay más sagradas que una taza de café. A veces, lo de menos es lo que se bebe, lo que cuenta es el ritual de sentarse en un sitio tranquilo y acogedor, calentarse el cuerpo con la aromática bebida, relajarse después (o antes) de un duro día de trabajo y dedicarse un tiempo a uno mismo.

 

En Coffee Talk, una original novela visual del estudio indonesio Toge Productions, el café es el nexo de unión de un variopinto grupo de personas que acuden al único local abierto de noche para compartir historias. Nosotros, los baristas, serviremos las bebidas que nos pidan, y que actúan como llaves para sacar sus sentimientos en tertulias cafeteras que parecen terapias de grupo. El juego se ambienta en un universo paralelo en el que coexisten razas fantásticas (elfos, orcos, vampiros), pero su ambientación, una cafetería moderna en el Seattle de 2020, acompañado de relajantes temas jazz lo-fi y expresivos gráficos pixel art, dan al juego una personalidad única (aunque, todo sea dicho, recuerda mucho a VA-11-HALL-A).

 

 

Al calor del Latte

En Coffee Talk asumimos el rol del barista, un personaje convenientemente dejado en blanco (nunca sabemos su edad, raza o género) pero que participa activamente en las historias que se desarrollan entre sus clientes. A lo largo de la docena o así de jornadas que dura el juego, conversamos con los clientes habituales, todo tipo de personas, como una joven hada buscando inspiración para su primera novela, una pareja en crisis formada por un elfo y una súcubo, una joven nekomimi (chica-gato) estrella del pop (y su desesperado padre), un sosegado hombre lobo, un vampiro modelo, un policía humano y hasta un alienígena.

 

coffee talk

 

Con la excusa de la bebida caliente, los clientes se liberan contando sus problemas y buscando consejos entre sus nuevos amigos, a veces no como les gustaría. No esperéis una construcción dramática que busque la intriga y el enredo: a veces historias llegan a un punto muerto o se tornan absurdas, otras veces se solapan o incluso se olvidan durante un tiempo («¿qué fue de fulanito? hace mucho que no se para por aquí»). Pero los guionistas son muy hábiles, y siempre respetando la naturalidad, se las apañan para que siempre se hable de algo. Se revolotea entre temas tan dispares como la paternidad, las relaciones de pareja, las costumbres sociales («¿cómo le explicarías el amor a un extraterrestre?»), la precariedad laboral o los videojuegos independientes (en serio) con la velocidad y desorden que solo se da en este tipo de conversaciones informales.

 

Y se habla, por supuesto, del racismo, pues todo el universo del juego (una sociedad en la que conviven razas fantásticas) es, evidentemente, una gran alegoría al conflicto racial. Eso sí, aquí está tratado con mucha más soltura y elegancia que otras producciones que se llenan la boca con su high concept metafórico para luego tratar de la forma más superficial. «En un mundo donde solo existiera una raza, por ejemplo, los humanos, ¿la gente seguiría encontrando formas de dividirse y discriminar?», se pregunta Freya, la escritora frustrada.

 

coffee talk

Algunas historias y personajes son más originales que otros, y si te empeñas en sacar punta, se le puede achacar alguna línea o giro un poco rebuscado. Pero en conjunto, el guión es muy fuerte: situaciones y personajes muy diversos, total naturalidad en los diálogos y algunos golpes de efecto muy inteligentes, a los que se llega sin la pomposidad habitual del que quiere tener abarcarlo todo sin atender a la coherencia interna. Te quedarás con la sensación de que has visto un cóctel muy concentrado con muchas historias muy interesantes, pero ninguna realmente excepcional. O mejor dicho, historias que entran dentro de lo que podría suceder en una tertulia de café, que es nada más, y nada menos, lo que pretende Coffee Talk.

 

Quizá se eche de menos una participación más activa en la historia. Si servimos bien (o mal) la bebida, el humor de nuestros clientes cambia ligeramente, aunque lo suficiente para hacer cosas como que una historia de amor acabe bien o mal. Aunque es un método muy ingenioso y sutil de participar en la historia, no es uno que tenga demasiado poder, ni repercusiones lógicas evidentes. De todas formas, si lo que te gusta es servir café sin miedo, hay un modo infinito donde puedes servir todos los que quieras, mezclando ingredientes para encontrar todas las variedades (entre cafés, tés y bebidas con leche), y practicar tu «arte latte».

 

coffee talk

 

Como extras, también hay una selección de relatos cortos escritos por Freya, una red social donde conocer un poco más a los personajes, una bonita galería de arte y un reproductor de música (que está disponible legalmente en YouTube, y querrás escuchar incluso tras haber terminado el juego). Gráficamente no es nada revolucionario, pero su pixel art es muy expresivo, y destaca con unos pocos rasgos la personalidad de sus personajes (ideales para fan-arts).

 

 

Coffee Talk – Una relajante experiencia que querrás repetir

Coffee Talk no es (ni intenta ser) la novela visual más innovadora, sorprendente o transgresora de su género. Pero bien podría ser la más acogedora. Hay algo contagioso en esas historias sencillas e identificables, en esos personajes fantásticos tan humanos, en esas calentitas y apetitosas bebidas, en ese rinconcito cálido en una lluviosa urbe donde todos son bienvenidos y nunca estás solo. Dan ganas de hacerse un café en casa y acompañarles. La parte «jugable» se queda muy escasa, y es también un poco corto. Pero con el tiempo, querrás repetir. ¡Ojo!, está en inglés, y algunas expresiones requieren de bastante nivel.

 

coffee talk

Hemos realizado este análisis con un código de descarga cedido por Toge Productions. Versión analizada 1.0.16

 

Late Latte
Los adictos al café disfrutarán sirviendo cafés virtuales en esta original visual novel. Un mosaico de historias interesantes, escritas de forma muy natural y cubriendo temas muy diversos, aunque quizás se eche de menos más poder de interacción. Te ganará por su estética acogedora y su música chill, perfecta para escuchar mientras trabajas.
PROS
Un mosaico de historias y personajes muy variado
Atmósfera cálida y relajante, con gráficos preciosos y música muy agradable
Los diálogos son muy naturales y trata muchos temas sin caer en la pedantería
CONTRAS
Jugabilidad muy escasa, sin casi poder de participación en las historias
Hacer los cafés es divertido al principio, pero acaba siendo muy anecdótico y hay muy pocas opciones
Hace falta dominar el inglés, pues no está traducido...
75
Más artículos
NextNews
NextNews#06 [17-24/01/20] Captain Tsubasa, posible nuevo Paper Mario, ¡y más!