Fire Emblem

Análisis Fire Emblem: Three Houses – En la boca del lobo – Nintendo Switch. El Abismo, lugar de secretos y artimañas

Fire Emblem
Fecha de lanzamiento
13 febrero, 2020
Número de jugadores
1
Idiomas
Español, inglés, francés, etc.
Tamaño de la descarga
11609,00 MB
Nuestra puntuación
77

Fire Emblem: Three Houses salió a la venta el pasado 26 de julio de 2019 para Nintendo Switch, y desde entonces hemos podido recorrer las numerosas estancias del monasterio de Garreg Mach, situado justo en el centro del continente de Fódlan. Sin embargo, muchos metros por debajo de ese lugar se encuentra el Abismo, una zona en la que se reúnen todos aquellos que han sido rechazados por la superficie, y en donde se ubica la trama de “En la boca del lobo”, una historia adicional que llega ahora como parte del Pase de Expansión. De esta manera, Intelligent Systems y Koei Tecmo aprovechan este contenido adicional para presentarnos a la clase secreta de los Lobos Plateados, pero también para plantear un desarrollo totalmente diferente a lo que ya hemos visto en las otras tramas principales de este título que supone el desembarco de esta longeva saga en la consola híbrida de la Gran N.

 

 

Nos adentramos en la boca del lobo

Esta historia adicional de Fire Emblem: Three Houses tiene lugar en el Abismo, una nueva zona completamente explorable que se sitúa en las profundidades de la tierra, justo debajo del gran monasterio de Garreg Mach. Así, este lugar está habitado por gente que, por algún motivo, se ve obligada a esconderse, y de su defensa se encarga principalmente la clase secreta de los Lobos Plateados, formada por 4 exalumnos de la academia de militares: Yuri, Hapi, Constance y Balthus.

 

Además, si hablamos del momento en el que se integra este contenido adicional, hay que decir que todo inicia cuando Byleth, Edelgard, Dimitri, Claude, Ashe, Hilda y Linhardt persiguen a un malhechor que se adentra en un túnel justo después de que hubieran pasado 2 lunas desde que el profesor se hubiera convertido en el docente de una de las tres casas. Sin embargo, pronto son emboscados por los Lobos Plateados y así comienza una trama que tiene como finalidad desarrollar la historia de estos nuevos personajes, pero que también profundiza algo más en el pasado de Byleth. En su nacimiento, más concretamente.

 

Fire Emblem

No obstante, hay que aclarar que esta historia adicional es autoconclusiva, ya que en las otras rutas no se ha realizado ninguna modificación que indique que los protagonistas han tenido estas vivencias. De hecho, uno de los contenidos adicionales que se añaden al juego base una vez finalizada la historia de los Lobos Plateados es la libre exploración de la zona del Abismo y, si descendemos hasta ella, podemos comprobar cómo los integrantes de esta casa ni siquiera conocen a Byleth, por lo que todo queda al final como si no hubiera sucedido. Entonces, ¿qué sentido tiene (a nivel de la trama) añadir una historia que al final no termina de integrarse del todo con la historia principal del continente de Fódlan? Pues simplemente el de servir de presentación para el contenido jugable que se añade posteriormente a nuestra partida principal. De hecho, una vez descendemos al Abismo en las rutas principales, podemos comprobar que ahora contamos con un gran número de misiones nuevas (las cuales se desbloquean haciendo uso de puntos de prestigio), con un altar pagano que nos permite conseguir puntos de prestigio adicionales y con la posibilidad de que los Lobos Plateados se unan a las Águilas Negras, a los Leones Azules o a los Ciervos Dorados.

 

Misma jugabilidad, pero con reglas totalmente diferentes

Si bien es cierto que en “En la boca del lobo” seguimos con la misma base de los combates tácticos, lo cierto es que estos están pensados de forma totalmente diferente. Para empezar, hay que aclarar que tan solo contamos con un total de 11 personajes jugables (más uno adicional para un capítulo concreto) y que no podremos elegir libremente las clases que desempeñan, ya que es el propio juego el que nos limita las clases para ellos. Además, tampoco tenemos un acceso ilimitado al dinero y a diferentes recursos, por lo que puede que no podamos hacernos con tantas armas y objetos como desearíamos. ¿Y por qué ocurre todo esto? Pues porque este contenido está pensado para que los combates sean más cercanos a “puzles” que debemos superar con los pocos recursos que tenemos a nuestro alcance, ya que incluso contamos con algunas condiciones de victoria y de derrota especiales (por ejemplo, en uno de los mapas no puede morir ni una sola unidad y debemos atravesar varias zonas con todos los personajes en un número fijado de turnos). Puesto que el Abismo es un lugar en el que no se obtienen muchos recursos, los jugadores tampoco pueden acceder a todo aquello que haría que su vida (en el juego) fuera mucho más sencilla.

 

Asimismo, tampoco contamos con un sistema de progresión basado en un calendario, y entre mapa y mapa, podemos explorar el Abismo libremente. No obstante, esta exploración se limita a investigar para conseguir cierta información adicional, pues lo único que podemos hacer en estos segmentos es hablar con los personajes, acceder a las diferentes tiendas, y recoger algún que otro objeto equipable que algún transeúnte había extraviado.

 

De esta manera, es necesario decir que este contenido adicional, que tiene una duración de entre 8 y 10 horas aproximadas, está pensado para que los usuarios accedan una vez hayan completado al menos una de las rutas que nos propone el juego principal, ya que, aunque cuente con dos dificultades y con la opción de que nuestras unidades revivan, sus mecánicas hacen que sea algo más complejo progresar en él. De hecho, puesto que ya hemos dicho que existe mucho contenido que desbloqueamos una vez lo hemos completado, lo más recomendable es jugarlo una vez hayamos completado la primera ruta, porque así podemos acceder a todos estos nuevos elementos a lo largo de las otras rutas restantes.

 

Fire Emblem: Three Houses – En la boca del lobo – El Abismo guarda algunos secretos

En “En la boca del lobo” descubrimos uno de los lugares más oscuros de Fire Emblem: Three Houses, en donde se refugian aquellos rechazados por la superficie. Si bien su jugabilidad, en la que se nos limitan los recursos y se nos proponen mapas más complejos incluso en su dificultad más sencilla, es su punto fuerte, finalmente su historia se siente como si fuera un suspiro, ya que llegamos a su conclusión antes de darnos cuenta, y tampoco termina de integrarse correctamente con el resto de las rutas del juego. Por ello, podemos decir que esta historia adicional se trata de la puerta de entrada para el contenido que se añade a nuestra partida principal, pues nos permite conocer el entorno y a los personajes de los Lobos Plateados gracias a una jugabilidad que supone un soplo de aire fresco respecto a lo ya visto en el juego base.

 

Hemos analizado “Fire Emblem: Three Houses – En la boca del lobo” gracias a una copia digital cedida por Nintendo España. Versión analizada: 1.2.0

Fire Emblem
La cara oculta del monasterio de Garreg Mach
"En la Boca del Lobo" nos permite ampliar la historia de Fire Emblem: Three Houses adentrándonos en las profundidades del Abismo. No obstante, aunque su desarrollo sea algo corto, contamos con una gran jugabilidad que hace que disfrutemos hasta el último minuto de sus combates.
PROS
Una historia interesante que amplía lo ya visto en el juego principal
Una jugabilidad mucho más desafiante
Gran cantidad de contenido nuevo que se añade a nuestra partida principal una vez completada esta historia
CONTRAS
La historia puede ser demasiado corta y no termina de integrarse del todo en el juego principal
La exploración del Abismo llega a ser algo anecdótico durante este contenido adicional
77
Más artículos
Animal Crossing
Animal Crossing: New Horizons corrige algunos errores con su nueva versión 1.3.1. ¡Ya disponible!