Análisis One Piece Pirate Warriors 4 – Nintendo Switch. Las mejores batallas al puro estilo GOMA GOMA

Fecha de lanzamiento
27 marzo, 2020
Número de jugadores
1-4 (modo local y en línea)
Idiomas
Español, inglés, alemán, etc.
Tamaño de la descarga
12454 MB
Nuestra puntuación
82

El mar… Una masa infinita de agua, con miles de secretos que se esconden en su horizonte. ¿Quién no sueña con subirse a un barco y descubrirlos todos? Islas paradisíacas, tesoros perdidos… bestias marinas gigantes, zombis, poderes mágicos, un reno parlante (¿o es un mapache?), robots, esqueletos pervertidos, espadachines con un nulo sentido de la orientación… No, no estoy mezclando series, sino que hablo de ONE PIECE, uno de los manga/anime más populares de los últimos años… 23 años para ser exactos. Hace más de dos décadas, Luffy comenzó su viaje en la revista japonesa Shonen Jump para conquistar el Grand Line y encontrar el mayor tesoro del mundo (y el que da nombre a esta franquicia). Cualquiera diría que, después de tanto tiempo, ya lo habría encontrado. Sin embargo, a los Piratas del Sombrero de Paja les faltan aún muchas aventuras por vivir, y la prueba más ferviente de ello es su nuevo juego, One Piece Pirate Warriors 4.

 

Esta nueva entrega supone la continuación de la serie co-desarrollada entre Bandai Namco y Koei Tecmo, en el que la segunda toma su popular serie Warriors/Musou y la mezcla con el universo de Eiichiro Oda para crear un juego en el que desatar toda la acción que caracteriza al anime. En NextN hemos tenido la oportunidad de jugar largo y tendido al juego, y nos ha quedado claro que no hay mejor momento que este para convertirnos en piratas y surcar los mares.

 

 

One Piece Pirate Warriors 4 – ¡Yo seré el Rey de los Piratas!

Como hemos dicho antes, los Piratas del Sombrero de Paja han vivido muchas aventuras durante todos estos años, y One Piece Pirate Warriors 4 permite revivir las grandes batallas de esta serie. Tanto las secuencias como los propios combates recrean con bastante similitud los acontecimientos e incluso algunas escenas especiales, desde la intensa pelea entre Luffy y Usopp hasta las batallas de Marineford. E incluso añaden el escenario del País de Wano, donde se está desarrollando actualmente el manga, pero en este caso se inventan la trama para poder cerrarla. El Diario Dramático, uno de los modos disponibles en este juego, nos resume toda la información para entender mejor la historia de ONE PIECE y, aunque a grandes rasgos es un modo que da bastante juego (entre 15 y 20 horas de juego), trae controversia para los fans de la serie.

 

One Piece Pirate Warriors 4

 

Por un lado, la precisión en los detalles hace que cada arco narrativo de la serie se divida en varias batallas para mostrar la mayor parte de los acontecimientos. Si tomamos como ejemplo Alabasta (arco en el que comienza One Piece Pirate Warriors 4, poco después de entrar en Grand Line), las misiones se dividen entre la llegada a la isla, la captura y rescate de Luffy, suprimir la rebelión de la isla y el enfrentamiento final contra Crocodile, lo que se podría considerar un resumen bien detallado de la trama. Por desgracia, esta precisión en los detalles pasa factura en otro aspecto: la amplitud del contenido. Se podía entender que eliminaran la trama anterior a este punto porque quizá ya no fuera tan necesaria, pero nos frustra mucho ver que hay varios arcos narrativos posteriores que no están presentes en el juego. Por razones que no podemos entender, decidieron no incluir algunas tramas, dejándolas solo como un resumen o simplemente con una mera mención. Por ejemplo, tras Alabasta debía tocar el arco de la isla del cielo Skypiea, pero te lo resumen en “tenían que ir a una isla del cielo, encuentran la forma de ir, viven aventuras, consiguen tesoros y vuelven”. En ese sentido, nos habría gustado ver aunque fuera una misión a modo de interludio para esas islas que no han decidido incluir. No hay de qué preocuparse en cuanto a los arcos finales, ya que han incluido desde Dressrosa hasta la actualidad.

 

Otro aspecto al que también afecta es a la mención o aparición de ciertos personajes. Es cierto que, tratándose de un juego que intenta cubrir tanto contenido narrativo, no es necesario que todo sea al pie de la letra, y os aseguramos que cualquier jugador o fan estará satisfecho con el contenido general. Pero aquellas personas que conocen bien la serie pueden notar esos momentos en los que algo “chirría” porque deciden eliminar ciertos sucesos o personajes secundarios y adaptan la trama para que el conjunto fluya mejor. Y tratándose de esta clase de juegos que mayormente están orientados hacia los fans, estos cambios son extraños y difíciles de entender.

 

 

Veinte mil leguas de combates intensillos

Dejando a un lado el tema de la historia, nos encontramos con un título muy completo. One Piece Pirate Warriors 4 no se limita a ser un musou más ni una continuación que repite mecánicas, sino que añade muchos elementos nuevos que aportan una experiencia fresca y novedosa. Seguimos teniendo que enfrentarnos a un gran número de enemigos básicos y personajes principales, arrasando por donde vamos, y completando los múltiples objetivos que se nos señalan en el mapa. Pero el sistema de combate recibe cambios que pueden parecer pequeños, pero que mejoran la experiencia. El más básico de todos: saltar. El mero hecho de poder saltar desemboca en un nuevo repertorio de movimientos aéreos que, sumados a los ataques terrestres, nos permiten crear todo tipo de combinaciones. Y es tan sencillo como pulsar el botón de salto durante un combo para elevarnos (a nuestro personaje y a los enemigos) en el aire para seguir atacando (y con acelerones podemos alargar el combo mucho más).

 

 

Otra novedad de peso es el nuevo funcionamiento de los movimientos especiales, ya que ahora cada personaje puede aprender muchos movimientos especiales diferentes. De entre todos ellos, equipamos 4 antes del combate, dando la oportunidad de personalizar nuestro estilo de combate o usar nuestros ataques favoritos. También supone tener diferentes tipos de movimientos, siendo algunos de contraataque o los “Estallidos de fuerza vital”, lo que viene a ser la clásica potenciación temporal de todo Warriors. Además, cada movimiento especial posee su propia barra de energía que se rellena conforme luchamos, para así poder utilizar con mayor frecuencia estos ataques devastadores. Mención especial a los Estallidos ya que, para algunos personajes, supone la transformación en una forma distinta con un repertorio de movimientos diferente (por ejemplo, Luffy tiene un Estallido normal y otro para activar la Segunda Marcha).

 

Esto esta directamente relacionado con los mapas de progreso, que viene a ser el habitual sistema de los juegos Warriors para mejorar a nuestros personajes. A medida que luchamos y completamos niveles, conseguimos todo tipo de monedas y dinero que después nos permite mejorar las características de nuestro personaje y aprender nuevos movimientos y habilidades pasivas a través de un mapa con islas (cada isla representa una mejora). Una particularidad de este sistema es que existe un primer mapa que afecta y mejora a todos los personajes a la vez, y después cada personaje posee dos mapas propios (uno disponible al principio y otro que se desbloquea al subir el nivel de tripulación). En este juego no hay que preocuparse de subir de nivel a cada personaje, pero sí de mejorar los parámetros de estos mapas, lo que a su vez añade rejugabilidad ya que hacen falta muchas monedas (y algunas muy concretas) para poder desbloquearlo todo.

 

 

Sin embargo, también hay otras grandes novedades que mejoran los combates, aunque sea de forma indirecta. Decimos adiós a los clásicos mapas lineales con fortalezas que conquistar. Ahora, los mapas son mucho más variados, vistosos y únicos (y con edificios destruibles), llegando a haber mapas con grandes desniveles o directamente con varias plantas. De esta forma, todo el territorio está dividido en zonas que podemos conquistar (de la misma forma que en otros juegos), pero al no haber bases la acción no se centra en localizaciones concretas, sino que se adapta a las circunstancias. Además, los objetivos de las batallas se centran más en enfrentarse a enemigos que en capturar territorios, dando mayor relevancia a la acción. Por otro lado, tenemos los nuevos enemigos gigantes, con ataques más poderosos y amplios y una defensa mucho más férrea que, al principio, ponen las cosas muy difíciles. Pero si mejoras mucho a tu personaje, no supone mayor problema a la larga.

 

 

¿No quieres combates? Pues toma dos tazas

Si hay algo en lo que realmente nos ha sorprendido One Piece Pirate Warriors 4 es tanto en la calidad gráfica como en el rendimiento. Ya hemos mencionado antes lo bien que se recrea las partes de la historia, pero las animaciones y decorados muestran un gran trabajo por parte de Koei Tecmo. Es cierto que muchos personajes menores (soldados y capitanes) son “reciclados” del juego anterior, pero los mapas y las animaciones muestran que se hace un buen uso de la potencia de Nintendo Switch. Y lo cierto es que la fluidez de los combates es notable. Si habéis jugado a Hyrule Warriors o Fire Emblem Warriors, quizá hayáis notado alguna bajada de frames. Pero en todo el tiempo que le hemos dedicado a este título, hemos notado que los FPS se han mantenido constantes sin importar los personajes que haya en pantalla. En cuanto al apartado musical, encontramos muchas melodías conocidas de la serie, adaptadas a ese estilo “rockero” que se suele utilizar para los Warriors. Una buena selección de piezas con las que disfrutar cuando luchamos.

 

Por desgracia, no todo es perfecto. Aparte de los problemas ya mencionados a nivel de historia, no podemos evitar sentir que el juego no cuenta con una gran variedad de modos, ya que solo cuenta con 3 modos de juego diferentes: el Diario Dramático (modo historia); el Diario Libre, que consiste en repetir las misiones de la historia pero con cualquier personaje que deseemos; y el Diario de Tesoros, que no llega a lucir mucho. Este tercer modo lo pintan como algo que disfrutar aparte de la historia, pero solo consiste en una lista de combates adicionales prediseñados repartidos en tres rangos de dificultad. Eso sí, cuenta con muchos combates diferentes y sirve para conseguir monedas concretas o para desbloquear ciertos personajes, pero no añade nada que lo diferencie de los otros modos.

 

 

Y aquí llegamos al problema habitual en este tipo de juegos: la repetitividad. Los juegos estilo Warriors se centran en luchar, luchar y luchar, y One Piece Pirate Warriors 4 no es diferente en ese aspecto. Por eso, a pesar de la amplia historia y de la inmensa lista de combates del Diario de Tesoros, lo único que haces es dar mamporros a diestro y siniestro. Por supuesto, los fans de estos juegos disfrutan de ese elemento, pero es un aspecto que puede echar para atrás a aquellos que no conozcan estas series. Solo hay dos elementos que añaden algo más de variedad. Por un lado, la nueva opción de juego online que te permite afrontar cualquier combate de cualquier modo con otros jugadores a través de Internet (y las veces que lo hemos probado funcionó bastante bien). Por otro lado, los más de 40 personajes disponibles, todos ellos completamente diferentes entre sí. Pero lo mejor de todo (y algo por lo que nos quitamos el sombrero de paja) es que los aspectos de un personaje también afecta a sus habilidades. Es decir, Luffy con el aspecto pre-New World cuenta con unos movimientos concretos y solo puede utilizar unos movimientos especiales concretos, mientras que Luffy estilo New World cuenta con otro repertorio de movimientos (por ejemplo, Luffy clásico no puede usar la Cuarta Marcha), por lo que tienes dos personajes por el precio de uno.

 

One Piece Pirate Warriors 4 – Todos a bordo del Thousand Sunny

One Piece Pirate Warriors 4 llega a Nintendo Switch con una entrega muy superior a su antecesora en algunos aspectos, pero no sin traer consigo algunas polémicas. Un modo historia que se salta algunos capítulos, pero los presentes en el juego los narra con mucho cuidado, y una variedad de modos que nos sabe a poco. Pero los demás componentes del juego solo cuentan con alabanzas, pues tenemos un sistema de combate mejorado y perfilado, unos mapas mucho más trabajados y que ofrecen más libertad y dinamismo, y un apartado gráfico y musical bastante bueno. Quizá no llegue al nivel del legendario tesoro de Gold Roger, pero se trata de una buena entrega con la que adentrarse en el fantástico mundo de ONE PIECE.

 

Hemos analizado One Piece Pirate Warriors 4 gracias a un código digital cedido por Bandai Namco. Versión analizada: 1.0.1

La batalla para decidir al Rey de los Piratas
One Piece Pirate Warriors 4 es la prueba de que Koei Tecmo puede hacer que cada juego Warriors sea único, y en este lo consigue con nuevas mecánicas de combate y mayor personalización. Pero ha pagado el precio ofreciendo un modo historia que se salta algunos capítulos y poca variedad en las opciones para jugar. Aun así, es una entrega la mar de emocionante.
PROS
Los arcos narrativos presentes están muy detallados...
Las nuevas mecánicas de combate reinventan la fórmula del juego.
Los mapas son impresionantes y únicos.
CONTRAS
...pero se salta algunos capítulos de la historia.
Pocos modos de juego, y todos son en esencia lo mismo.
Puede ser repetitivo si no te gustan los combates.
82
COMPRAR
Redactor
  1. 50

    Le he metido unas horas y he visto cosas a tener en cuenta, tanto positivas como negativas:
    NEGATIVAS.
    – Como pone en el análisis, se come bastante historia dejando arcos muy buenos fuera como Skyepie, Isla Gyogin o Punk Hazard. Si lo comparamos con OP3 deja mucho que desear y tiene pinta que se lo guardan para inflarte a DLC con la expansión de personajes.
    – No soy de fijarme en gráficos pero con OP3 era una maravilla, por lo que no entiendo como en OP4 ha caído bastante mostrando dientes de sierra como puños.
    – La cámara es de adorno y te deja vendido como quiere, el apuntar a un enemigo parece que se queda en mera anécdota.

    POSITIVO
    – Como pone en el análisis el sistema de combate es muy bueno y ojalá continúe en un supuesto OP5, Nico Robin es mi personaje favorito y si antes bufaba en OP4 revienta almas aunque haya personajes mas destructivos.
    – El sistema de mejora es de lo mejorcito, gracias a los mapas no solo pones tocho a tu personaje favorito y si inviertes en el mapa común (altamente recomendable) te aseguras que los demás no se quedan tan atrás quedándose mas accesible.

    Espero que para OP5 mantengan lo bueno y corrijan esos fallos que para mi impiden verlo como el juegazo que debería haber sido.

    1
    0
Más artículos
Unreal Life
El título de aventuras Unreal Life se prepara para llegar a la eShop japonesa. En Occidente toca esperar