Análisis Thunder Paw – Nintendo Switch. A good boy con una escopeta

Fecha de lanzamiento
20 marzo, 2020
Número de Jugadores
1
Idiomas
Español, inglés, francés, etc
Tamaño de la Descarga
34 MB
Nuestra puntuación
60

¿Los perros sueñan? Todos sabemos que son buenos chicos, pero ¿qué harían si un día su familia desaparece? Bueno, en el caso del protagonista de Thunder Paw, está claro que coger una escopeta y salir a repartir mientras busca rescatar a aquellos que ama. Thunder Paw llega a Nintendo Switch de la mano de Ratalaika Games, y como parte de su línea de títulos enfocados al desafío y la acción, lo hace a un precio razonablemente bajo. Aunque en Nintendo Switch no ocurre, en otras plataformas esta línea tiene un gran atractivo debido al sistema de logros y la posibilidad de mejorar el prestigio de tu perfil ante la comunidad. Dicho esto, me gustaría advertir que debido a que el juego no es demasiado largo (20 niveles y 5 biomas), he optado por publicar sólo algunas capturas que corresponden a la zona inicial.

 

 

Un día de perros

Nuestra historia comienza una mañana como cualquier otra. El sol brilla, las pájaros revolotean por el campo y un cachorro llamado Thunder corretea feliz mientras disfruta de su pelota nueva. Bajo este panorama, todo apunta a que este buen chico tiene una vida sencilla y feliz, pero desgraciadamente eso está por cambiar. Sin que nadie se lo espere, una gran explosión cercana se produce y todo el área cercana es destruida. Preocupado por los suyos, nuestro cachorro se da cuenta de la terrible sorpresa que el destino le ha preparado. Su familia ha sido secuestrada por un enemigo anónimo y la única forma de rescatarlos es poniéndose manos a la obra. Así que, escopeta en mano, Thunder sale en busca de su familia y… venganza.

 

 

En lo que respecta a su jugabilidad, Thunder Paw es un título con el que no tienes que comerte mucho la cabeza, ya que todo es bastante intuitivo. Derrotando un número específico de enemigos se consigue avanzar de zona, y esta es una constante que se mantiene hasta enfrentarnos a un jefe final. En el camino hay algunas cajas ocultas que suponen cierto incentivo a explorar alguna zona, pero más allá de eso no hay gran variedad o ninguna capa de complejidad por la que haya que preocuparse. Con esto no estoy diciendo que el juego sea malo, pues enfrentarte a enemigos sin tener que preocuparte por complejos puzles o demás siempre es bienvenido, pero sí que es un detalle a tener en cuenta por parte de todos aquellos que busquen una historia con «algo más» (como algunos títulos de Ratalaika Games que ya han ofrecido).

 

Pese a no contar con una jugabilidad compleja, sí que existe un elemento que destaca por encima de los demás, y es la dificultad. En el modo normal, Thunder Paw es un juego algo accesible en el que la dificultad va escalando poco a poco para castigarte por tus excesos de confianza. En dificultad máxima es una locura bastante injusta para quienes no estén acostumbrados a esto y sabe presentar un buen desafío para los más veteranos.  Esto (además de la forma en la que está planteado el juego) se produce gracias a lo que para muchos podría considerarse algo «roto» e injusto, el retroceso al disparar.

 

Sólo hay «un arma» durante todo el juego, y aunque es posible mejorar la cantidad de daño que esta realiza y la clase de disparo a utilizar, no es posible añadirle efectos secundarios u otros cambios más relevantes. Pues bien, esta única arma cuenta con un retroceso más que curioso, uno que echa a perder cualquier estrategia común y en muchas ocasiones te juega más de una mala pasada. ¿Es un error del juego? ¿Una ingeniosa forma de aumentar la dificultad? No lo sé exactamente, pero cumple su objetivo con creces y en muchos casos transforma los combates en algo «frustrante» y desafiante.

 

 

Perrito bonito

El estilo pixel art de Thunder Paw es bonito y podría decirse que destacable. Las cinemáticas del juego son bastante sencillas, pero funcionan muy bien para transmitir un mensaje y narrar la poca historia con la que cuenta este título. A esto debemos sumarle que los enemigos pese a ser pocos, destacan gracias a ser de colores vivos y contrastar con los fondos apagados que nos vamos encontramos a lo largo de esta corta aventura. Finalmente, hay que decir que pese a no existir muchos textos, todos estos y la interfaz se encuentran traducidos al español, así como otros idiomas.

 

Tal y como era de esperar, el rendimiento del juego es impecable y fluido tanto en los modos portátil como dock, algo que no resulta ser sorpresivo, pues no estamos ante un juego que exija demasiado a la consola. Los glitches también están ausentes, así que la experiencia de juego no se ve empañada por cierres o errores aleatorios. Respecto a su banda sonora, hay que decir que si bien esta no es mala y tiene adrenalina, tiene poca variedad y por tanto cae en lo repetitivo.

 

 

Thunder Paw – Una cosa te digo, una escopeta tengo

Thunder Paw es un juego simple con el que puedes desconectar y olvidarte de todo lo demás para echar la tarde pegando tiros. Esto es una bendición sí, pues cualquiera podría disfrutarlo, pero al mismo es una maldición, pues no todo el mundo estará dispuesto a jugar a un título  tan simple y que no ofrece nada más allá de pegar tiros y unos jefes finales desafiantes. Actualmente tiene un precio bastante económico (4,99€), y los pocos textos con los que cuenta se encuentran traducido al español, por lo que esto es un incentivo más que adecuado para quienes busquen entretenimiento sin tener que reparar en mecánicas complejas o una historia enrevesada.

 

Hemos analizado Thunder Paw gracias a un código digital cedido por Ratalaika Games. Versión analizada: 1.0.0

Una cosa te digo, una escopeta tengo
Thunder Pawn es un juego con el que puedes ponerte en modo automático una tarde y desconectar del todo. Sin embargo, esta sencillez es un arma de doble filo, pues tarde o temprano la ausencia de una capa más de complejidad en sus mecánicas o extras le pasan factura.
PROS
Un juego sencillo y adictivo
Desafiante y con unos combates contra jefes finales bastante desafiantes
CONTRAS
Algunas mecánicas extras no le vendrían mal
Peca de ser demasiado simple
60
Más artículos
Rumor: varias remasterizaciones de Mario y un nuevo Paper Mario en camino a Nintendo Switch este año