Star Wars Episodio 1: Racer

Star Wars Episodio 1: Racer retrasa su llegada a Nintendo Switch debido a la pandemia. ¡Vaya vaina!

Las vainas «locas» del Episodio I de Star Wars tendrán que esperar, al menos en Nintendo Switch y PS4. Debido a la actual situación de pandemia mundial, que también afecta, cómo no, a la industria del videojuego, Star Wars Episodio 1: Racer retrasa su lanzamiento en la híbrida, sin ofrecer una fecha alternativa para su salida.

 

Star Wars Episodio 1: Racer pierde la carrera contra el Covid

Posiblemente la única escena salvable del Episodio I de star Wars sea la original carrera de «vainas» en la que un jovencísimo Anakin Skywalker demostraba sus capacidades de Jedi, al ser el único humano capaz de participar en esa peligrosa competición. No es por ello de extrañar que este divertido título se convirtiese, ya a finales de los 90, en un clásico de la industria. Ese clásico, que prometía llegar a Nintendo Switch el mismísmo 12 de mayo de este año, se ha visto retrasado debido a la situación actual provocada por el Covid-19, que, como al resto, ha metido a los trabajadores de la industria del videojuego en sus casas. La cuenta oficial de twitter de Aspyr, compañía al cargo del port del juego a Nintendo Switch y PS4, ha sido la que ha informado del retraso del título:

 

 

¡Estamos muy emocionados por compartir pronto con vosotros Star Wars Episodio 1: Racer! Desgraciadamente, debido a las actuales medidas para trabajar desde casa que afectan a la industria, el juego será retrasado en Nintendo Switch y PlayStation 4. Volveremos con más información lo antes posible.

 

Sin duda, un jarro de agua fría para todos aquellos que estábamos esperando con ganas la llegada de este mítico título a nuestra Nintendo Switch. Lo peor de todo es que no se ha dado, aún, una fecha futura para la salida del juego, aunque esperamos que eso cambie pronto. Mientras tanto, os lanzamos una pregunta: ¿Cuál es vuestra vaina favorita?

 

Fuente

Más artículos
Skelattack
Análisis Skelattack – Nintendo Switch. ¡Este muerto todavía está muy vivo!