Análisis What the Golf – Nintendo Switch. Wario Golf existe y es este juego

Fecha de lanzamiento
21 mayo, 2020
Número de jugadores
1-2
Idiomas
Español, inglés, francés, etc
Tamaño de la descarga
689,00 MB
Nuestra puntuación
80

Habrá a quién le guste el golf. Personalmente,  yo nunca lo he probado, ni falta que me hace. Jugar al golf es algo que se le escapa a la mayoría de mortales, por lo que solo nos quedan los videojuegos. Probablemente fue tu deporte menos favorito del Wii Sports, aunque también era el más largo y el que aportaba casi todo el peso del juego. Los Mario Golf también tenían su aquél. ¿Pero meterte pal cuerpo un simulador de golf realista? Uf.

 

Al estudio Triband tampoco les debe gustar mucho el golf, porque su juego está lleno de mensajes quejándose de lo aburrido que es este deporte. Quizás por ello han partido de la premisa «¿cómo hacer un juego de golf divertido?» para espolear su imaginación. El resultado es What the Golf, un surrealista derroche de creatividad que funciona mejor como comedia que como juego en sí mismo.

 

 

Si odias el golf, este es tu juego

What the Golf está compuesto de decenas de microniveles de menos de un minuto, muy cercanos en esencia a Wario Ware. El modo principal es un modo historia en el que nos movemos por un mapa más o menos abierto, con mundos y entornos muy diferentes entre sí, en el que encontramos los niveles marcados en el mapa. Todos parten de la misma premisa: llevar la bola de golf al banderín. Para ello, la lanzamos a golpes, señalando la dirección y cargando una barra de potencia según presionamos el A (vamos, la misma mecánica básica que en cualquier juego de golf).

 

El resto de factores que componen cada nivel son completamente aleatorios. A veces no es la pelota la que llega al banderín, sino el golfista, lanzándolo por los aires y revolcándose como un peso muerto, al estilo Human Fall Flat. Otras veces la pelota es un cochecito y tenemos que conducirlo esquivando obstáculos. Otras veces es un balón de fútbol el que tenemos que llevar a la bandera mientras esquivamos a los niños que quieren chutarnos al vacío.

 

No tardamos en encontrarnos con niveles que olvidan por completo sus raíces golfísticas. Los hay en perspectiva cenital, otros en 2D  y otros en vista subjetiva. En algunos practicamos atletismo o jugamos a los bolos o al tiro con arco, en otros se parodian juegos como Portal, Superhot o Angry Birds (incluso Flappy Bird, ¡dónde quedó ese juego!). Otros son concursos de escupitajos o saltos de caballo en un tren en marcha.

what the golf

 

Y ya hemos desvelado bastante, porque es precisamente esa continua deconstrucción del golf la que hace que el juego sea tan divertido. La cantidad de referencias a otros juegos y géneros es alucinante, todo un derroche de imaginación en la que la única regla es que no hay reglas. La gracia es la misma que en Wario Ware: no saber qué idea loca y surrealista te encontrarás a continuación. Por eso decimos que funciona tan bien como comedia: hay un montón de niveles, y las sorpresas son continuas.

 

Pero tal cantidad y variedad de niveles y situaciones, significa que no todas van a tener la misma «chicha» jugable. Y aquí encontramos un poco de todo: hay niveles verdaderamente originales (los que juegan con la gravedad, por ejemplo) que algo ampliados podrían erigirse perfectamente como semillas de juegos propios. Pero también hay niveles tan, tan simples que se acaban en 3 segundos y solo están por el gag. Y según avanzas, empieza a evidenciarse que muchos niveles son lo mismo unos de otros, cambiando simplemente el decorado.

what the golf

 

Breve, pero intenso

Como dijimos, parte del encanto es no saber lo que te vas a encontrar en el siguiente nivel, pero eso no quita que la experiencia sea un poco irregular, y se eche de menos más complejidad en algunos niveles conceptualmente graciosos, pero de dificultad nula. Cada nivel, eso sí, tiene otras dos variantes más difíciles que necesitas si quieres conseguir el 100% en el juego. Algunas son modo contrarreloj, en otras tienes un número limitado de golpes para darle a la bola, y otras son prácticamente niveles nuevos. A eso hay que sumar los jefes finales al final de cada nivel, en un arcade en plan Alleyway, además del jefe final del juego (uno de los jefes más surrealistas que hemos visto en mucho tiempo).

 

Con ello, te queda un modo historia que puedes superar en 3-4 horas, y más o menos el doble si quieres conseguir el 100% (porque es probable que algunos niveles se te atasquen). Una duración más que aceptable teniendo en cuenta el ritmo endiablado del juego, y la cantidad de conceptos nuevos con los que te acribilla en tan poco tiempo. A eso hay que sumar retos diarios aleatorios (en los que puedes comparar puntuaciones online) y un modo versus para dos jugadores, cada uno con un Joy-Con, con algunos niveles exclusivos.

what the golf

El colofón del juego lo pone un apartado gráfico simple pero colorido y muy gracioso, lleno de monigotes de golfistas, gatetes o caballos; y una banda sonora igual de «lerda» que el resto del juego. Por cierto, al final de los créditos prometen que están trabajando en nuevas actualizaciones del juego.

 

What the Golf – Si hicieran un Wario Golf, sería como este juego

What the Golf se cachondea del golf, probablemente el deporte más aburrido sosegado del mundo, a base de deconstruirlo en clave de mofa con decenas de microniveles al estilo Wario Ware. En muchas ocasiones, el humor está más atinado que la jugabilidad, pero es una experiencia tan fresca y divertida que lo pasarás por alto. Si buscas una comedia, pocas opciones más recomendables.

 

Hemos analizado What the Golf gracias a un código de digital cedido por Dead Good. Versión analizada 5

El antigolf que necesitábamos
What the Golf es uno de los juegos más desternillantes del año, un desfile de microjuegos al estilo Wario Ware que reconstruyen el golf y aportan algunas mecánicas muy interesantes. El nivel no se mantiene en todas las pruebas, pero el derroche de imaginación y su humor compensan de sobra.
PROS
Un continuo desfile de situaciones desternillantes que dan mil vueltas de rosca al golf
Gráficos, música y sonido muy acordes con lo paródico del juego
Un gran número de niveles, con modo multijugador
CONTRAS
Aún así, es un juego breve (pero pasan tantas cosas en tan poco tiempo que cunde muchísimo)
Algunos niveles se pasan de simples, y se echa en falta más complejidad
Tenlo presente, el juego es como una comedia chorra: si buscas un juego de golf, aquí no lo vas a encontrar
80
Más artículos
CastleStorm II Switch
CastleStorm II estrena nuevo tráiler y fecha de lanzamiento en Nintendo Switch