Super Soccer Blast

Análisis Super Soccer Blast – Nintendo Switch. Todo un arcade futbolístico de corte indie

¡Tras Super Volley Blast y Super Tennis Blast el movimiento estaba más que claro!

Super Soccer Blast
Fecha de lanzamiento
19 junio, 2020
Número de jugadores
1-4
Idiomas
Inglés
Tamaño de la Descarga
378,00 MB
Nuestra puntuación
65

El fútbol siempre ha sido uno de los deportes que mayor expectación y euforia ha logrado despertar en el ser humano. Para bien y para mal, todo hay que decirlo… Y más allá del fotorealismo y del acercamiento a la simulación como filosofía de vida… Hubo un tiempo, que se remonta a los años 80 y 90 (época dorada del desarrollo de videojuegos), en el que la experiencia era eminentemente arcade. El estudio español Unfinished Pixel, más que consciente de ello, ha decidido poner cartas (o más bien balones) en el asunto con una desenfadada propuesta futbolística 100% arcade que nos promete horas y horas de diversión. ¿Logrará ganar el partido por goleada? No te pierdas nuestro análisis de Super Soccer Blast para descubrirlo.

 

 

Emulando a los clásicos

Unir arcade y fútbol nos lleva, sin ningún tipo de duda, a retrotraernos en el tiempo hasta los años 80 y 90. Época en la que títulos de la talla de Super Sidekicks, Sensible Soccer o Kick Off andaban sacándonos todas nuestras perras, primero en los salones recreativos y más tarde en los sistemas de sobremesa. Sí, aquellos que requerían vender nuestra alma al diablo para conseguir el dinero suficiente para obtenerlos, pero que una vez empeñado hasta nuestro último bien más preciado nos dejaban una fuente de felicidad y diversión infinita.

 

El título que aquí nos ocupa es, precisamente, heredero de todo lo comentado con anterioridad. Y es que Super Soccer Blast no se complica con enrevesados sistemas de juego o complejos desplegables. Contamos con lo básico, ¿quien necesita más? Aquí no encontramos ni rastro de licencias oficiales. Algo lógico si tenemos en cuenta que estamos ante un juego que, como sus hermanos de la saga deportiva Super Blast (voley + tenis), es de corte indie. Eso sí, ante nosotros se presentan distintas competiciones, algunas de ellas customizables, que, por desgracia, no dejan de ser una sucesión de partidos uno detrás de otro. No esperéis, tampoco lo pretende, ningún atisbo de inmersión en este apartado.

 

Super Soccer Blast
El editor de personajes y clubes resulta todo un acierto

 

Por suerte, contamos con un resultón editor, tanto de personajes como de equipos (9 clubes y 16 selecciones), que nos permite desde crear jugadores, partiendo de un amplio surtido de rasgos distintivos (incluidos tatuajes), hasta modificar los equipos existentes, indumentaria incluida, o incluso crear otros nuevos. Es cierto que poder modificar los nombres de los jugadores ya existentes hubiera sido bastante más cómodo que tener que crearlos de uno en uno para, posteriormente, asignarlos a determinado equipo. No obstante, tras unos minutos el proceso se vuelve bastante intuitivo. Más allá de esto no encontramos ningún tipo de opción que nos posibilite gestionar a nuestros jugadores. Es más, ni siquiera en el propio terreno de juego se nos permite realizar cambios.

 

Fútbol arcade sin filigranas y con algún que otro lesionado

Como os podéis imaginar, nos encontramos ante una propuesta directa, rápida y sencilla. Y es que Super Soccer Blast se aleja de cualquier atisbo de simulación para ofrecernos un juego 100% arcade. Tenemos botón para correr y chutar y 3 tipos de pase (normal, globo y pase al hueco). Algo que, pese a la simpleza de su propuesta, dota de cierta variedad al conjunto. De igual forma, y pasamos al modo defensivo, contamos con dos tipos de entradas (una suave y otra más… bruta). Y hablando de entradas… Aquí, como suele ocurrir en cualquier propuesta de corte arcade, nada de preocuparnos por las consecuencias de cometer una aparatosa entrada sobre nuestros contrincantes. Lo peor que puede pasar, y normalmente solo si entramos por detrás, es que nos piten falta. Así, a secas. ¿Penaltis? Sí, existen… pero son, en pos de la diversión, una rara avis.

 

 

Todo lo anterior sirve para presentarnos un sistema de control bastante intuitivo, que centra sus esfuerzos en enfocar su jugabilidad al ataque. Y es que nos encontramos con un alto porcentaje de ocasiones en las que un centro acaba con un contundente remate de cabeza o con una espectacular chilena. Por no hablar de esos disparos (trallazos en mi pueblo) desde el centro del campo que entran por toda la escuadra. En pos de la espectacularidad, incluir un sistema de repeticiones hubiera sido todo un acierto. Por otro lado, y pese a ese enfoque ofensivo, defender es todo un desafío que requiere reflejos de acero. Algo que, sinceramente, es todo un acierto que hace que los piques sean continuos.

 

Por desgracia, y todo suele tener un reverso de la… pelota, el apartado jugable no se encuentra lo suficientemente pulido. Y es que nos encontramos con inexplicables fallos en la IA que desembocan en porteros que se meten dentro de la portería, anotándose en propia meta, o jugadores que se quedan parados mirando el balón como si se tratase de un bicho raro. No se trata de errores constantes, pero si son lo suficientemente molestos como para afectar en determinados momentos a la propia experiencia de juego. Por si fuera poco, y adentrándonos en su desempeño en Nintendo Switch, Super Soccer Blast cuenta con ralentizaciones aleatorias que pueden, perfectamente, estropearnos la jugada de nuestras vidas. No es algo frecuente, pero están presentes en muchos de los partidos que hemos disfrutado. Y a vueltas con esa, en ocasiones, caprichosa IA, resulta importante reseñar que esto nos lleva a una excesiva facilidad que solamente se torna desafío si optamos por las dificultades más elevadas (algo altamente recomendable si no queréis que cada partido sea un festival de goles a vuestro favor).

 

 

El deporte mejor en equipo

Por otro lado, conviene recalcar que donde se le saca más partido a Super Soccer Blast es en su modo multijugador local. Permitiendo encuentros 2 contra 2 que, dicho sea de paso, resultan bastante entretenidos. Por desgracia, y como si de un penalti fallido se tratase, no encontramos rastro alguno de ninguna modalidad online que nos permita disfrutar frenéticos partidos con amigos de todo el mundo. La verdad es que, a pesar de encontrarnos ante una modesta propuesta, hubiera sido un verdadero punto a favor. Más aún si tenemos en cuenta que hubiera sido, mención a parte los distintos logros por desbloquear con los que cuenta el título, un aliciente que hubiera alargado considerablemente su durabilidad.

 

Graficamente, se nos presenta un título cuya única pretensión es replicar a los clásicos futbolísticos de corte arcade. Para ello, se sirven de animaciones toscas pero efectistas y de una estética desenfadada que, a pesar de la pobreza de los estadios y de los detalles en general, cumple su objetivo. Por suerte, se nos permite escoger entre diversas vistas dentro del terreno de juego. Algo que garantiza adaptar la experiencia a casi cualquier jugador.

 

Super Soccer Blast

 

Entrando en terreno sonoro, Super Soccer Blast apuesta, precisamente, por dejar dicho apartado en un segundo lado. Los menús de juego incorporan una melodía, al más puro estilo de los clásicos (y que incluso me ha recordado a series como Captain Tsubasa) que queda totalmente silenciada durante unos partidos donde lo único que se escucha es el balón, los gritos del público y algún que otro pitido del árbitro. Por otro lado, el título nos llega en inglés, sin posibilidad de cambiar de idioma. Algo que, al menos en esta ocasión, queda en un segundo plano dado el escaso texto a traducir.

 

Super Soccer Blast. Un arcade futbolístico con espíritu clásico y corazón indie.

Puede que Super Soccer Blast no pase a la historia ni sea recordado como un exponente dentro de su género. No obstante, nos encontramos ante un buen homenaje a los títulos clásicos de fútbol arcade de los años 80 y 90. Una propuesta que, a pesar de requerir un pulido técnico, cierta optimización (la IA y sus rascadas lo atestiguan), un mayor desplegable de opciones a nuestra disposición y pedir a gritos un modo multijugador online, agradará a los amantes del género. En definitiva, un juego entretenido que por menos de 8€ y 378 MB es, sin lugar a dudas, una buena alternativa para los amantes de la vertiente futbolística más arcade.

 

Hemos analizado Super Soccer Blast gracias a un código digital cedido por Unfinished Pixel. Versión analizada: 1.1

Super Soccer Blast
Fútbol 100% arcade
Super Soccer Blast se aleja de los simuladores futbolísticos para ofrecernos una propuesta 100% arcade que, pese a sus fallos y limitaciones, nos ofrece una buena propuesta para los amamantes del género.
PROS
Su fórmula arcade totalmente respetuosa con los clásicos
Una propuesta sencilla y tan adictiva como divertida
Su multijugador local de hasta 4 jugadores
CONTRAS
Una IA que, en ocasiones, deja un poco que desear
Ciertos problemas de optimización que se materializan en forma de ralentizaciones
Su falta de ambición nos deja sin demasiadas opciones a nuestra disposición y sin online
65
  1. Muy de acuerdo con el análisis, lo compré porque muchos youtubers lo probaron y lo ponían muy bien.

    Para mi gusto el gameplay es demasiado sencillo y por desgracia fácil.

    Luego, trae errores de bulto, ralentizaciones, al crear equipos los jugadores no salen en la posición donde los creaste, al salir «atrás» en torneo no vuelve al menú principal.

    Sacaron un parche que corregía todo eso pero traía un error fatal, los gatillos L y R no funcionaban, por ello es mejor NO ACTUALIZAR.

    Ellos pidieron perdón a través de su cuenta oficial en twitter indicando que es un estudio de 5 personas y la de switch es sólo una y no pudieron percatarse del error, algo extraño cuando ahora es injugable pues no puedes correr ni cambiar de jugador.

    Esperaremos al siguiente parche y a ver si dan con la tecla. Para mí lo más destacable y divertido es el editor/creador de jugadores y equipos.