Análisis Spinch – Nintendo Switch. Brincando y corriendo entre arcoíris

Fecha de lanzamiento
3 septiembre, 2020
Número de jugadores
1
Idiomas
Español, inglés, alemán. etc.
Tamaño de la descarga
765 MB
Nuestra puntuación
72

A veces tienes un día tranquilo, en la naturaleza, pasando el tiempo con tu familia… cuando de repente, aparece una cabeza multicolor en el cielo y secuestra a tus bebés. ¿Que no? Quizá sea algo exclusivo de Spinch, la más reciente novedad de Queen Bee Games y Akupara Games. Como si saliera de un cuento adornado con purpurina, este extraño título nos lleva a un peligroso viaje en el que Spinch debe rescatar a sus crías de unas… extrañas criaturas psicodélicas.

 

Recientemente hablamos de este título dada su aparición en el gamescom 2020 que se celebró hace un mes. Tras su lanzamiento, hemos tenido la oportunidad de probar esta divertida propuesta y la compartimos con nosotros en este análisis. Esto sí que es un país multicolor, y no el de la abeja Maya…

 

 

Un plataformas colorido

Spinch es sencillo en muchos aspectos, pero eso hace que sea un título fácil de empezar. La historia no tiene mayor complicación que la que hemos mencionado antes: las crías de Spinch han sido raptadas y debemos viajar a lo largo de 6 mundos para rescatarlas. En cada mundo se hallan 4 niveles en los que se esconden estas crías y un combate final contra un jefe. ¿Cómo avanzamos? Tan sencillo como saltar y esprintar, lo que hace que entender los controles sea fácil para cualquier persona ajena a este tipo de juegos.

 

El apartado artístico también es sencillo, pero tremendamente alocado. Los escenarios están llenos de colores y formas que logran llamar la atención, sobre todo en comparación con el pobre Spinch que no es más que una bola blanca. Es aquí donde se percibe el gran trabajo del artista Jesse Jacobs (artista famoso por su aportación en la popular serie de dibujos Hora de Aventuras). Al comienzo del juego, los niveles son bastante fáciles, pero a medida que avanzamos, la dificultad aumenta de forma progresiva, lo que permite que el jugador se adapte a las mecánicas y a la dificultad creciente… al menos hasta que llegamos al último mundo. Los niveles se hacen demasiado largos, intrincados y difíciles. En parte se entiende, porque el objetivo de Spinch es ofrecer la experiencia clásica de los plataformas 2D, con saltos bien calculados para superar los obstáculos. Pero la parte final del juego quizá sea demasiado complicada.

 

Un plataformas desafiante

Además de los niveles normales, podemos desbloquear unos niveles bono en los que el Primo (sí, es su primo y no tiene nombre) lanza a sus crías (menudo padrazo) para que las rescates. Si logras rescatar las suficientes, consigues bombas. ¿Para qué? Para los jefes, claro está. La mecánica de combate se adapta al plataformeo del título: tenemos que recorrer la sala de combate de una punta a otra esquivando al jefe y cargando munición en un cañón para poder dispararle. Aquí es donde se ve el papel crucial de rescatar a las crías de Spinch a lo largo de los niveles, ya que estas (y las bombas extras que consigamos) son la munición. Por tanto, cuantas más crías rescatemos, más munición cargamos de una vez y menos movimientos arriesgados tenemos que hacer. Aparte de eso, los combates no tienen mayor complicación. Solamente tener en cuenta que el patrón de ataque cambia a medida que le hacemos daño y que las plataformas a saltar son más difíciles a medida que avanzamos de mundo.

 

En general, el título se puede hacer algo corto. Lo que más alarga la experiencia de juego en Spinch es tener que reintentar la misma parte una y otra vez porque no logramos superarla (nosotros tuvimos que invertir una hora entera en uno de los niveles finales dada su dificultad) o batir nuestro propio récord y reunir a todas las crías. Por otro lado, el apartado sonoro también es muy característico, ya que las melodías electrónicas concuerdan con todo el entorno psicodélico-colorista del juego. Por último, a veces notamos cierto lag al cargar los niveles al principio, pero tras este primer instante todo va muy fluido.

 

Spinch – Un viaje al mundo de los colores

Spinch puede no ser un gran título, pero se trata de una agradable y desafiante incorporación al catálogo de la eShop de Nintendo Switch. Un plataformas 2D con una apariencia dulce y colorida que oculta un desafío para los habilidosos. Es divertido, llamativo y, aunque sea breve, es un juego que te puede llegar a encantar y frustrar al mismo tiempo. Aunque quizá, después de jugar un rato a este juego, no quieras volver a ver un arcoíris en un tiempo.

 

SpinchHemos analizado Spinch gracias a un código digital cedido por Akupara Games. Versión analizada: 1.0.1

Una loca aventura
Si bien al final se puede hacer algo duro, Spinch es un título que se disfruta de principio a fin. Es un plataformas que destaca por su sencillez, pero esa sencillez hace que resulte entretenido desde el primer instante. Y desde luego, tiene muchos colorines.
PROS
Controles fáciles de dominar
Niveles y combates contra jefes bien diseñados
Apartado artístico impactante
CONTRAS
Los últimos niveles se hacen cuesta arriba
Hubiera estado bien algún nivel/actividad adicional
72