Embracelet

Análisis Embracelet – Nintendo Switch. Unas vacaciones mágicas

El verano que viene repito

Embracelet
Fecha de lanzamiento
24 septiembre, 2020
Número de Jugadores
1
Idioma
Español, inglés, francés
Tamaño de la Descarga
630 MB
Nuestra puntuación
90

Me gustaría empezar este texto con una pequeña reflexión. En este medio, así como en muchos otros, siempre impera la necesidad de ser el primero. El primero en cubrir X noticia, el primero en analizar X juego, el primero… Siempre el primero. Y muchas veces se puede ver cómo esas ansias por llegar antes que ningún otro medio juega pasadas en la calidad del texto que se entrega al lector. Esto no quiere decir que por escribir acerca de lo que sea el último el texto sea mejor, en absoluto. A lo que voy, es que muchas veces no se le llega a dedicar todo el tiempo que se debería a ciertos textos y el resultado se transforma en inexactitudes en la información que se está compartiendo o cambios de opinión sobre ciertos juegos que no han tenido el suficiente poso en el redactor antes de ponerse a escribir sobre ello. Embracelet es un juego corto, que no llega a las 4 horas de duración y, sin embargo, nos hemos tomado nuestro tiempo, nos hemos explayado, para poder dejar un poso con el que poder traeros nuestra mejor valoración. Ahora sí, empecemos con el análisis.

 

 

Expandiendo el horizonte

Bueno, técnicamente ya os hemos dicho más o menos cuánto lleva completar Embracelet por primera vez, pero aún no sabéis si realmente esas horas que vivimos la aventura propuesta por Mattis Folkestad valen, o no, la pena. Spoiler: las valen; todos y cada uno de los segundos que pasamos en el juego valen la pena. En Embracelet nos ponemos en la piel de Jesper, un joven de 17 años que está pasando por una etapa complicada de su vida. Sin embargo, una vez su abuelo le dé un misterioso bracalete mágico y le pide que cumpla la promesa que él no pudo, parte rumbo a la isla de Slepp, donde vivimos una aventura muy cercana y entrañable.

 

La principal virtud de este título radica en su libreto, que es capaz de brindarnos una historia sincera, con unos personajes bien definidos y con los que es muy fácil empatizar. Algunos se apoyan en clichés y en otros se puede ver claramente la inspiración en personas con las que podemos interactuar cada día. El caso es que esta conjunción de personajes sirve para articular una historia que desde el primer minuto sabe qué es lo que quiere lograr y hacia dónde quiere llevar al jugador. Por supuesto, esto lo consigue en todo momento. El protagonista absoluto es Jesper y todo lo que vemos sucede a través de su visión. En consecuencia, es el personaje mejor definido, junto a Karoline y Hermod. Para conseguirlo, el título nos da en multitud de momentos durante nuestra aventura una serie de opciones que nos ayudan a definir a Jesper a nuestra semejanza. Estas decisiones no tienen un impacto en el desarrollo de la historia, pero sí en la forma en la que los personajes interactúan con Jesper, lo cuál nos ha encantado, pues las gentes de Slepp no nos tratan igual si somos amables con ellos o si nos comportamos como unos desagradables. Esto hace que nuestra inmersión en la historia sea mayor. Adicionalmente, el juego cuenta con dos finales, y en cuanto os hayáis pasado el juego por primera vez sabréis cuál es el otro final y cómo conseguirlo. Por la forma en la que se desarrollan también es fácil intuir cuál de ellos es el «mejor».

 

Embracelet

 

No penséis que Embracelet es una aventura gráfica, aunque se nota la influencia de Milkmaid of the Milky Way, por el peso que tienen las decisiones que podemos tomar durante nuestra aventura. La actividad principal que hacemos durante nuestro viaje por Slepp es explorar la isla, así como otras localizaciones, como nuestra casa o la residencia de nuestro abuelo, por poner dos ejemplos, ambas en la Noruega continental. Cada escenario esconde multitud de detalles por encontrar o simplemente por observar. Por supuesto, esto está relacionado con la parte de la jugabilidad que nos queda por comentar: los puzles. Nuestro brazalete mágico nos permite mover ciertos objetos, lo cual nos lleva resolver una serie de puzles desperdigados a través de los escenarios y la historia del título. El principal objetivo de Embracelet es que el jugador conecte con la historia, por lo que estos puzles no son en absoluto enrevesados, pero sí que aportan variedad y dotan de un cierto ritmo a nuestra aventura.

 

Embracelet

 

Hermoso en todas sus formas

Con todo lo que os hemos dicho hasta el momento queda claro que Embracelet es una obra muy notable. Sin embargo, aún le queda otro aspecto que invita a darle una oportunidad. Nos referimos a su envoltorio, es decir, a su estilo visual y a su banda sonora. El título hace gala de unos gráficos poligonales sin ningún tipo de textura, pero que le sienta divinos. Esto se debe también por la gama cromática escogida, muy gris y deprimente (ojo al asilo), en la Noruega continental, así como verde y floreciente, aunque con regustos amargos, en Slepp. En cuanto a la banda sonora, esta sabe muy bien cuándo dar paso al sonido ambiental y cuándo deleitarnos con algunos de sus temas, todos de una gran calidad. Finalmente, el juego llega traducido al castellano con una adaptación de primer nivel y que sabe brillar con luz propia. La verdad, siempre es un detalle que las desarrolladoras independientes se animen a traducir sus títulos, pero no nos esperábamos unos textos tan bien escritos en nuestro idioma. Para quitarse el sombrero.

 

Como habéis podido comprobar, en todo el texto hemos dicho nada malo del juego. ¿Eso quiere decir que ahora viene lo malo? Sí. Y no. Embracelet no es un juego perfecto, tiene un par de aristas (más allá de las visibles por sus gráficos poligonales), pero no creemos que ninguna de ellas suponga un motivo en su contra. El puntero con el que podemos seleccionar cada objeto o lugar del escenario con el que podemos interactuar podría desaparecer si no lo movemos para tomar capturas más limpias, pero esto es algo de tiquismiquis. La cámara es fija, no la podemos mover, pero ello nos permite tener algunos ángulos de cámara maravillosos que una cámara libre no podría haber logrado. La traducción tiene un par de erratillas, pero nada destacable en mal lugar; de hecho, aún me rio al recordar el simpaticote «la selfie». No podemos decir nada malo de Embracelet que no sean minucias enanas y totalmente subjetivas, y eso es algo que nos encanta.

 

2010-17 Embracelet 09

 

Embracelet – De viaje al pueblo del abuelo

Se puede jugar a Embracelet y pasárselo en una sola tarde. Se puede jugar a Embracelet por fascículos, muy de poquito a poquito. De ninguna de las dos formas perdemos el interés o lío de lo que hemos hecho hasta el momento. Y es tan maravilloso como su historia, un cuento muy entrañable que tiene claras sus prioridades y cómo conseguirlas. Es muy sencillo empatizar con los personajes, así como con todo lo que nos cuentan. Nuestra aventura por la isla de Slepp no podría haber sido mejor. Sus maravillosos prados, sus nostálgicos habitantes o su aire decadente, todo en el juego tiene un sentido y un efecto, no ya sobre la propia historia o ambientación, que se cuenta con ello de base, sino sobre el propio jugador. Si os ha gustado lo que habéis podido ver en el tráiler y leer en este análisis dadle una oportunidad. Se la merece y más.

 

Hemos analizado Embracelet gracias a un código digital cedido por Machine Boy. Versión analizada 1.0.40

Embracelet
De viaje al pueblo del abuelo
Embracelet es una aventura entrañable con unos objetivos bien claros. Todo lo que hace lo hace bien, construyendo por el camino una historia cercana al jugador y que sabe cómo emocionar gracias a un guión y unos personajes muy bien construidos, junto con un apartado gráfico maravilloso y una banda sonora muy acertada. Os lo recomendamos mil.
PROS
Presenta una historia entrañable y unos personajes muy bien definidos
Es precioso a nivel visual y sonoro
Nos encanta que nuestras decisiones tengan un impacto en cómo se relacionan el resto de personajes con Jesper
CONTRAS
Ambos finales podrían haber estado a la par
90