Pikmin 3 Deluxe

Impresiones – Pikmin 3 Deluxe: Nintendo Switch. ¡Nos vamos de pícnic!

Pikmin 3 Deluxe
Fecha de lanzamiento
30 octubre, 2020
Número de jugadores
1-2
Idiomas
Español, inglés, francés, etc.
Tamaño versión digital
6663,00 MB
Comprar Pikmin 3 Deluxe

He de reconocer que el anuncio de Pikmin 3 Deluxe para Nintendo Switch, a pesar de no tratarse de ninguna sorpresa (a los rumores nos remitimos), logró despertar en mi ciertos sentimientos bastante positivos, que apelaban a lo más profundo de mi nostalgia. No podemos obviar que nos encontramos, ni más ni menos, que ante la revisión de la tercera entrega (lanzada en la extinta WiiU) de una de las sagas más curiosas y especiales de Nintendo. Y es que el primer título de la franquicia, publicado en GameCube, nos traía una verdadera joya nacida de la mente del mismísimo Shigeru Miyamoto. Pues bien, a la espera de traeros un análisis a la altura de las circunstancias, hemos podido jugar unas horas a Pikmin 3 Deluxe para serviros un tentempié, en forma de primer avance, con el que hacer la espera más llevadera hasta a su lanzamiento, programado para el próximo 30 de octubre de 2020. ¿Os apuntáis a un pícnic?, ¡dentro de impresiones!

 

 

Un viaje realmente inolvidable

Siempre he sido un apasionado de los viajes. Y no solo por conocer mundo, sino también por esa maravillosa sensación que genera el ser alguien anónimo en un entorno totalmente nuevo y desconocido. Puede que ese sea uno de los motivos por lo que el título que aquí nos ocupa logró generar en mi una sensación de equilibrio y satisfacción (al menos en terreno jugable) equiparable a la que debió sentir Daniel LaRusso en su primera lección en el Miyagi-Do Karate.

 

Pikmin 3 Deluxe nos presenta a Alph, Brittany y su capitán Charlie en una aventura de exploración, que les lleva a buscar diversos recursos para su maltrecho planeta (Koppai). Por desgracia, o quizás no tanto, un aterrizaje forzoso hace que sus destinos acaben cruzándose con unas criaturas tan extrañas como sorprendentes, los Pikmin. Y ya, tampoco es plan de desvelar el hilo narrativo o las posibles sorpresas presentes en estos primeros compases de la historia (aunque para muchos de sorpresa ya tengan poco), ¿verdad?

 

 

A partir de aquí, el planteamiento jugable es el ya consabido por muchos de vosotros. Vamos a parar a un sorprendente y bello entorno natural, sobre el que descansan los restos de una civilización inquietantemente parecida a la nuestra, en el que todo gira en torno a una serie de tareas fundamentales. ¿La primera?, alimentarnos. Y es que, tras cada día de aventura nos vemos en la necesidad de consumir un frasco de jugo extraído de las distintas frutas que recolectamos para evitar morir de hambre. Por otro lado, nos toca cumplir una serie de objetivos y recolectar diversos e importantes objetos con los que proseguir avanzando en la trama. Y como esto no va de finales felices y caminos de rosas (o eso dicen en Koppai)… contamos con una gran cantidad de obstáculos por el camino. Ya se trate de trampas naturales o de otros seres vivos (normalmente de bastante mayor tamaño y majestuosidad que nosotros), casi todo es hostil e intenta acabar con nosotros en este planeta tan inhóspito como mágico y misterioso. Por suerte, contamos con unos diminutos seres dispuestos a echarnos una mano en nuestro empeño por sobrevivir en un entorno tan peligroso… ¡Los Pikmin!

 

 

Pikmin… ¡reuníos!

Y es que son, precisamente, estos pequeños seres los encargados de ayudarnos a desbloquear obstáculos, derrotar enemigos o transportar alimentos y otros objetos a nuestra nave para su posterior procesamiento. Los Pikmin son la esencia estratégica de Pikmin 3 Deluxe y, por ende, todo gira en torno a ellos. Podemos lanzarlos contra barreras naturales, recolectar frutas o atacar enemigos. Podemos centrarnos en avanzar en nuestros objetivos, pararnos a observar nuestro bello entorno o simplemente dedicarnos a criarlos para aumentar los efectivos a disposición de la causa. Todo depende, en definitiva, no solo de nuestra forma de afrontar cada situación y de como decidimos aprovechar las virtudes y defectos de cada una de sus diferentes especies, sino también de como afrontamos los 20 minutos que, aproximadamente, dura cada día de juego. Factor este último que, a pesar de que se nos permite regresar sobre nuestros pasos, nos lleva a medir continuamente nuestros movimientos. Y es aquí donde llega el otro gran pilar jugable de Pikmin 3 Deluxe, la gestión. Y es que, tras acabar el día el planeta se vuelve aún más inhóspito, viéndonos obligados a escapar al espacio con los Pikmin que nos queden para mantenernos todos a salvo. Por si todo ello no fuera suficiente, en el ocaso de cada jornada tenemos, con independencia de si hemos podido recolectar alimentos o no, que consumir uno de los contenedores de zumo procedentes de las frutas que vamos recolectando. Algo que, para ser sinceros, estresa un poco al principio.

 

Como hemos podido comprobar de primera mano, y esto es uno de los elementos que engrandecen (nunca mejor dicho) el título, la fuerza aquí no radica en el tamaño o las capacidades físicas brutas, sino en el trabajo en equipo. Y es que, como solía decir un buen amigo, «hormiga que no camina, mal guía a su vecina…» Todo ello hace que, tras una primera toma de contacto, nos encontremos, dejando de lado los añadidos que abordaremos de forma más pormenorizada en el análisis, con la misma propuesta publicada en WiiU allá por julio de 2013. Un título de estrategia, bastante intuitivo y dinámico con un sistema de control y mecánicas que encajan a la perfección, resultando tremendamente cómodas, precisas y divertidas. Una deliciosa mezcla de estrategia, puzles y acción que sigue tan vigente como el primer día y que, al menos inicialmente, se siente igual de bien que hace ocho años.

 

 

En relación a su rendimiento y al propio apartado artístico, podemos decir que, dejando claro que no nos encontramos ante ningún tipo de remake sino más bien un port, lo que hemos visto luce practicamente igual que en WiiU. Eso sí, no encontramos ni rastro de los dientes de sierra (apreciables sobre todo en el gamepad), ni de las pequeñas y puntuales rascadas presentes en su día en la versión original. Por otro lado, su apartado sonoro, parece seguir cumpliendo una labor tan minimalista como efectista. Dicho todo lo anterior, conviene puntualizar que tan solo hemos podido disfrutar de una pequeña toma de contacto. Por ello, todas estas pinceladas puede que sufran cambios (o no) de cara al análisis final que ya se encuentra elaborándose en las cocinas de Koppai.

 

No vamos a engañaros, la apuesta por el cooperativo de Pikmin 3 Deluxe es clara. Y esto se personifica en la posibilidad de completar tanto el modo historia como las misiones y las batallas de bingo junto a otro jugador. Por otro lado, la Piklopedia o los nuevos episodios son un aliciente tan apetecible como los manjares que vamos recolectando durante esta particular aventura. No obstante, y a expensas de completar de cabo a rabo el título, aún resulta pronto para poder concluir si serán suficientes añadidos para captar capturar, no solo a los nuevos jugadores, sino también a los que tuvimos el placer de disfrutar la aventura original en WiiU.

 

Pikmin 3 Deluxe

 

Pikmin 3 Deluxe – Una aventura por la que no pasa el tiempo

Pikmin 3 es un título que mezcla con gran sabiduría tres de mis géneros favoritos (puzles, acción y estrategia en tiempo real) para ofrecernos un divertido cóctel que, pese a las diferencias con la versión de WiiU que abordaremos en su futuro análisis, parece agitarse igual de bien que en el juego original. Su apartado artístico, por el que no pasa el tiempo (y tras un aumento de resolución palpable con respecto a los 480p del gamepad), luce bastante bien. Una obra que sigue destilando personalidad por los cuatro costados y que es ya historia viva del mundo de los videojuegos en general y de la propia Nintendo en particular.

 

En otro orden de cosas, los nuevos modos de juego, por lo poco que hemos podido profundizar en ellos, y la posibilidad de afrontar la aventura junto a un compañero hacen que la diversión, sin lugar a dudas, se multiplique. No obstante, y aquí llega el dilema… Que nos encontramos ante un gran título resulta indiscutible, pero… más allá de la sorpresa inicial, ¿serán suficientes alicientes los nuevos añadidos para atraer a quienes ya jugaron a la entrega original?, ¿encajará esta curiosa propuesta en los estándares actuales? Es pronto para saberlo. Lo que si está más que claro, es que durante los próximos días vamos a poner nuestros mandos más al rojo vivo que a nuestros queridos Pikmin rojos, para poder contaros de primera mano hasta que punto Pikmin 3 Deluxe justifica o no hasta el último céntimo de su precio. Por cierto, os recordamos que ya podéis reservarlo tanto en la eShop como en formato físico a través de Amazon (forma esta última con la que aportáis vuestro granito de arena para con el mantenimiento de NextN).

 

Pikmin 3 Deluxe