FUSER

Análisis FUSER – Nintendo Switch. Conviértete en el alma de la fiesta

FUSER
Fecha de lanzamiento
10 noviembre, 2020
Número de jugadores
1-12
Idiomas
Español, inglés, italiano, etc.
Tamaño de la Descarga
5906,00 MB
Nuestra puntuación
85

El día de hoy nos dejamos llevar por el ritmo y analizamos FUSER, una propuesta musical de Harmonix que intenta recuperar el espíritu de los festivales musicales sin la necesidad de exponerse a multitudes. Pero, para comprender del todo quién está detrás de este juego, tenemos que remontarnos al pasado y recordar un tiempo en el que todos nos dejábamos llevar por el ritmo de una u otra forma.

 

Puede que esto resulte un poco difícil de creer, pero existió una época en la que los juegos enfocados en la música no eran un simple mercado de nicho o uno enfocado a reuniones con amigos. Existió un tiempo en el que estos juegos eran grandes éxitos allá donde se estrenaban, y fue en gran parte gracias a Harmonix con sus dos primeras entregas de Guitar Hero y la saga Rock Band.

 

Por desgracia, esta época fue llegando poco a poco a su final, y si bien Harmonix no desapareció del mapa, pasó a un plano mucho más discreto y se alejó de grandes y pretenciosos lanzamientos. Bien, esa historia parece haber terminado gracias a FUSER, un juego en el que podremos crear nuestras propias mezclas y sentir la adrenalina de hacer bailar a grandes multitudes. La pregunta es ¿tiene lugar una propuesta de este estilo en 2020? vamos a comprobarlo.

 

 

Hagamos que se muevan

La apuesta de FUSER se basa en convertirnos en una suerte de DJ novato que está intentando ganarse un nombre entre los grandes de los festivales. Pese a que, aparentemente, desconocemos todo lo que respecta al mundo del espectáculo musical de masas, nos encontramos con una serie de promotores que cumplen el papel de «guías» y maestros musicales dispuestos y dispuestas a hacer una apuesta por nuestro personaje para permitirle tocar en los escenarios más grandiosos, exigentes y psicodélicos del mundo musical. Eso sí, aunque haya aparente «bueno rollo», también son obstáculos a superar en nuestro camino hacia la grandeza.

 

Jugablemente, nos encontramos con un título con muchos elementos en pantalla y que requiere constante concentración, tanta que normalmente un jugador novato puede sentirse rápidamente frustrado. Y digo «normalmente» porque una de las cosas por las que FUSER destaca es su fantástica forma de lograr un equilibrio en su curva de dificultad. Cada uno de los escenarios incluye mejoras y nuevas características, pero el juego se toma el tiempo suficiente para enseñarte de forma corta y didáctica cómo debe hacerse cada cosa. Lo mejor de todo es que lo hace a través de los conciertos del modo campaña y sin necesidad de desviarte hacia largos tutoriales introductorios.

 

FUSER

Comenzamos pinchando sólo cuatro discos y creando unas mezclas muy básicas, pero según avanzamos en el modo historia, llegamos a crear mezclas avanzadas en las que se pueden incluir efectos de sonido, silenciar discos, cambiarlos rápidamente o mantener a los fans a la expectativa al cumplir con cualquiera de sus peticiones en directo. Todo esto puede hacer que pierdas los nervios rápidamente y termines por fallar en más de una ocasión, algo que se traduce en un público descontento y la sesión terminando de forma abrupta. Afortunadamente, FUSER permite jugar a todo el modo campaña con la opción de «fracaso» desactivada, una gran idea si todo lo que deseas es aprender, ganar créditos y pasar un buen rato desbloqueando escenarios y vestimentas.

 

Respecto a los escenarios, hay que decir que si bien estos últimos son seis de base, es posible personalizar nuestra pose de victoria, entrada, fuegos artificiales, las luces, el color de los leds y algunos efectos más, siendo uno de los fuertes del juego la variedad de opciones a la hora de permitirnos estar cómodos con nuestras sesiones. Aunque tampoco debemos olvidarnos de la ropa, ya que a una variedad más que respetable hemos de añadir todos los trajes que se desbloquean según progresamos en el modo historia o al obtener diversos tipos de puntuación. Cabe resaltar que pese a que podría parecer todo lo contrario, FUSER cuenta con un buen contenido base en todos sus apartados (en música tenemos cerca de 100 canciones) que se desbloquea a través de la moneda del propio juego. Es así como, personalmente, no se echa en falta el adquirir ninguno de los DLCs que se nos ofrecen.

 

Finalmente y para quienes deseen ir un poco más allá, encontramos el modo multijugador, el modo libre y la posibilidad de disfrutar de las sesiones de otros jugadores como espectadores. Sinceramente, pese a que me he centrado en el modo historia, todos los modos tienen su «algo» y terminas disfrutándolos sin darte cuenta. Incluso es posible compartir tus mezclas favoritas con la comunidad o guardarlas para incorporarlas a alguna sesión futura. Quiero destacar que a diferencia de otros juegos de Nintendo Switch, estos modos multijugador se encuentran muy vivos.

 

FUSER

 

Un fiestón lleno de color

Pese a que he quedado enamorado del color y variedad que ofrece el juego, hay que admitir que su apartado gráfico no es el más bonito y los personajes que se nos presentan (incluido el nuestro) tienen un aspecto similar al de un «Sim», pero un poco más bajito. Pese a esto, este apartado gráfico funciona perfectamente, y pasada la primera impresión se convierte en algo muy agradable a la vista. En el sonido nos encontramos con que el juego cuenta con voces en español (de España) y un gran abanico de canciones para mezclar y que abarcan muchos géneros. Es verdad que se echan en falta algunos auténticos clásicos como The Beatles o Queen, pero entiendo que no debe ser fácil negociar dichos derechos. Aún con esto, me parece maravilloso el poder fusionar Ella Perrea Sola con (Don’t Fear) The Reaper.

 

Finalmente, el rendimiento de FUSER se puede calificar como «correcto», funcionando bien tanto en modo sobremesa como en portátil, aunque en este último sí que notamos caídas de frames en alguna escena introductoria o al momento de personalizar nuestro personaje. Aún con esto, la tasa de éstos se mantiene estable durante las sesiones, da igual que estemos jugando en el televisor o en algún otro lugar de casa gracias al modo portátil de Nintendo Switch.

 

FUSER

 

FUSER- Conviértete en el alma de la fiesta sin salir de casa

Sobre el papel la fórmula de FUSER contiene ideas interesantes y divertidas, unas que Harmonix ha sabido trasladar a la práctica de forma bastante competente y, vamos a decirlo, impresionante. El hecho de que no haga falta disponer de periféricos extra para disfrutar del juego, consiguen que la experiencia sea mucho más accesible para cualquier que tenga interés por esta entrega y no cuente con grandes conocimientos sobre el mundo de los videojuegos. Además, el buen abanico de opciones musicales y de personalización te animan a seguir jugando e ir probando nuevas y extrañas combinaciones que llegan a sorprenderte y gustarte.

 

La curva de aprendizaje del juego está adaptada para que puedas disfrutar y aprender sin necesidad de frustrarte. Esto gracias a un Modo Historia que pese a ser sencillo, está bien cuidado y te hace sentir como parte del universo de fiestas que te presenta el juego. Eso sí, desgraciadamente no todo es perfecto y existen algunas caídas de frames, aunque afortunadamente no a la hora de jugar, y ciertos objetos se encuentran bloqueados por barreras de nivel muy altas.

 

El juego cuenta con contenido descargable, pero lo cierto es que las canciones que vienen en el juego base son suficientes y salvo que seas muy fan de alguna de las que están en el bando del DLC, no las echarás en falta. Puede que la época dorada de los juegos musicales haya pasado y quizá nunca vuelva, pero siempre es de agradecer tener propuestas entretenidas y bien hechas con las que disfrutar de este género que tanto ha sufrido.

 

FUSERHemos analizado FUSER gracias a un código digital cedido por Harmonix. Versión analizada: 1.0.2

 

FUSER
Conviértete en el alma de la fiesta sin salir de casa
La idea detrás de FUSER es buena, es por esto que da gusto que Harmonix ha sabido trasladarla al juego y convertirla en una experiencia que gusta y engancha.
PROS
Divertido y con un buen número de temas, así como desbloqueables
Puede disfrutarse en solitario o con amigos, da igual
No se requieren periféricos externos para obtener una experiencia completa
CONTRAS
Las sesiones libres se hacen eternas y no existe sensación de recompensa
El nivel requerido para desbloquear algunos objetos es demasiado elevado para un jugador casual
85