Capcom Logo

Filtración MASIVA en Capcom: varias franquicias afectadas por la información publicada

A principios de este mes, varios medios se hicieron eco de lo que parecía ser un ciberataque a gran escala a la desarrolladora de videojuegos japonesa Capcom que habría desembocado en una filtración masiva de contenido el pasado fin de semana. A primera hora del 2 de noviembre, varios grupos de trabajo de la compañía experimentaron dificultades para acceder a algunos sistemas, incluyendo emails y archivos de sus servidores. La propia Capcom confirmó que esto se debía a un acceso no autorizado que había detenido algunas operaciones de su red interna, y lamentó cualquier contratiempo que esto hubiese podido causar a los consumidores, si bien indicó que no había afectado a sus páginas web o a las funcionalidades de conectividad online de sus juegos.

 

Según estos medios, el ataque usó un ransomware conocido como Ragnar Locker. El ransomware es un tipo de malware específico que restringe el acceso a los archivos y hasta puede bloquear los dispositivos de la víctima, exigiendo un pago online por su inactivación. El robo habría afectado a oficinas de Capcom en Japón, Estados Unidos y Canadá, sumando más de 1 TB de datos que incluirían información confidencial como cuentas bancarias, presupuesto, propiedades intelectuales o acuerdos con terceros. Desde entonces, los hackers habrían estado extorsionando a Capcom por 11 millones de dólares en bitcoin a cambio de devolver todo lo robado, eliminar sus copias y, atención, un informe de seguridad detallado para que no vuelvan a ser víctimas de un ataque similar.

 

Resident Evil Super Smash Bros. Ultimate

 

La compañía se habría negado a pagar, de ahí que los delincuentes hayan cumplido su amenaza. Se trata de una filtración masiva que afecta a los planes de Capcom hasta 2021. Entre los datos que se habrían visto comprometidos por el ataque se incluyen:

  • Datos personales de antiguos empleados
  • Datos personales de empleados actuales
  • Datos de accionistas
  • Datos de usuarios, pertenecientes a los registros de Capcom Store y el servicio de atención al cliente de Capcom.
  • Datos de ventas
  • Información sobre videojuegos en desarrollo.

 

En conclusión, datos de carácter personal de cientos de miles de usuarios de Japón y Norteamérica. Ante esta situación, Capcom ha implementado software defensivo, ha cerrado cualquier transmisión sospechosa, y ha comenzado la reconstrucción y recuperación de sus servidores mientras continúa la investigación de la envergadura de la información robada. También se ha contratado una empresa externa para inspeccionar el sistema de seguridad y responder a las cuestiones que plantea este incidente, pretendiendo hacer públicas sus conclusiones cuando estén disponibles. Capcom informa de que no ha habido sustracción de información relacionada con tarjetas de crédito, pero recomienda a sus usuarios contactar con ella ante cualquier duda al respecto mediante su página de soporte y recuerda que, en este momento, es seguro jugar a sus juegos de forma online.

 

La información sobre videojuegos filtrada afecta a algunas de las grandes sagas de Capcom, como Resident Evil, que con Village como estandarte habría sido la más afectada, o Monster Hunter, y otras noticias están relacionadas con nuevas IP todavía sin anunciar. Esta información está siendo tomada con la mayor de las sensibilidades desde la redacción de NextN, pero de momento preferimos no publicar nada referente a estos desarrollos. Sabemos que el hype es grande y que esta información es muy valiosa, pero aunque como revista especializada nuestro deber es informar de manera objetiva, creemos tener el deber moral de hacer constar nuestro rechazo a cualquier tipo de violencia, incluyendo la que se ha ejercido contra Capcom en forma de coacciones y amenazas. Publicaremos nueva información cuando sepamos más o la compañía se pronuncie oficialmente.