Game & Watch: Super Mario Bros. Hacks

¡Pasó! Pokémon Azul/Rojo, Zelda y Super Mario Bros. 3 ya están corriendo en la nueva Game & Watch: Super Mario Bros.

La espera ha sido corta. Hace nada, os contábamos los andaduras del primer hackeo que ha experimentado la nueva Game & Watch: Super Mario Bros., cuando el YouTuber stacksamshing introdujo en la consola el primer DOOM. Ahora, el mismo modder, acompañado de su colega Konrad Beckmann, ha conseguido implementar más clásicos en la última edición del dispositivo retro de Nintendo. Pokémon Rojo/Azul, el primer The Legend Of Zelda y Super Mario Bros. 3 se han ejecutado en la Game & Watch de stacksamshing  y, como siempre, ¡hay vídeos!

 

Game & Watch: Super Mario Bros. – ¿Qué hara Nintendo?

Es difícil pensar que nadie en 1980, cuando fue lanzado el Game & Watch original, soñase con que alguna vez la pantalla del pequeño dispositivo de Nintendo mostrase juegos más complejos que el del sprite malabarista que intenta que no se caigan las pelotas al suelo. Hoy, gracias a la habilidad de los llamados «modders», este tipo de cosas son más que posibles. En concreto, este dúo de manitas de cables, formado por el YouTuber stacksamshing y su colega Konrad Beckmann, ha hecho posible que algunos de los títulos más míticos de Nintendo (además de DOOM), ejecuten su código en la nueva Game & Watch.

 

Aquí os dejamos los clips de los juegos que han mostrado hasta ahora:

 

 

  • Super Mario Bros. 3

 

  • The Legend of Zelda y Contra

 

Las opciones se presentan prácticamente infinitas. Pero, la cuestión no es esa. Lo que realmente queda por ver, es si Nintendo toma alguna medida ante estos hackeos. A la Gran N no suele gustarle que «rompan» sus juguetes. ¿Qué creéis?

 

Fuente

  1. En realidad lo del Doom no fue el primer hackeo, un día antes del lanzamiento de la Game & Watch ya habían modificado la ROM interna del Super Mario Bros. Esto de la noticia de hoy es simplemente el siguiente paso a la modificación del primer hackeo, y como la memoria que contiene el aparato es muy escasa, solo podrían introducirse 2 o 3 ROMS pequeñas, y además se tiene que abrir la consola y tener un flasheador de roms y el software para volcar las roms correctamente para ello.

    Dudo que Nintendo haga algo más que avisar a esos hackers, ya que la consola no es actualizable ni por USB ni por wifi ni nada y este hackeo tiene muy poco recorrido para alcanzar al gran público debido a la dificultad y coste para introducir ROMS e intercambiarlos cada vez que quieras cambiar de juego. No es como NES y SNES mini que sí tienen espacio para más ROMS en incluso de otras consolas.