Análisis Super Mario Odyssey

¿Cómo vive Mario? Nintendo habla sobre el papel de la narrativa en sus juegos

En una reciente entrevista publicada por The Washington Post con motivo del estreno de Super Mario 3D All-Stars, tuvimos la oportunidad de conocer el punto de vista de importantes creativos y desarrolladores históricos de Nintendo sobre la saga del fontanero más famoso del mundo. Entre ellos, Yoshiaki Koizumi, director general adjunto de Nintendo Entertainment Planning and Development (la división más grande de la compañía) y Takashi Tezuka, productor del mismo departamento y en Nintendo desde el Super Mario Bros. original, hablaron sobre el papel de la narrativa en los juegos de la saga.

 

Contraponiéndose a lo que, a priori, parecería natural, la motivación tras las aventuras de Mario no es algo que se plantee al inicio del desarrollo, sino al final, cuando el equipo ha establecido las nuevas mecánicas y ambientes y tiene claras sus ideas respecto a la jugabilidad, concepto en torno al cual se plegaba todo lo demás. El paso del tiempo y el aumento de la complejidad de los desarrollos ha modulado evidentemente la ambición con que se afronta la narrativa de cada nueva experiencia de juego, pero la filosofía de destacar la jugabilidad sobre el resto de aspectos del desarrollo sigue estando presente en el espíritu de Nintendo. De esta forma, la historia es más un medio que un fin: su utilidad es la de ensamblar el resto de mecánicas para que tengan sentido por sí mismas y como parte de un todo.

 

Super Mario saga

 

«Takashi Tezuka, sobre el Super Mario Bros. original: Con que hubiese una razón para que Mario se moviese de izquierda a derecha, el jugador podría derrotar enemigos y avanzar felizmente. Y precisamente porque era un juego donde Mario saltaba sobre sus oponentes, para nosotros era más importante crear diseños que hiciesen las reglas intuitivas, por ejemplo, hacer que la concha de los Buzzy Beetles diese la impresión de hacer daño si la pisabas.»

 

No hay duda de que Nintendo es una experta en diseñar juegos intuitivos, una lógica que le ha llevado a cosechar grandes éxitos, que ha servido para facilitar al gran público el acceso a los videojuegos y que, desde luego, ha sido imitada por títulos del calado de Fall Guys, donde puedes empezar a jugar y manejarte relativamente bien sin tener ni idea de qué va el rollo.

 

¿Qué os parece esta filosofía? ¿Os parece que las historias que nos ha contado Mario a lo largo de los años han valido la pena? ¡Os leemos en los comentarios!