Super Mario Maker

Super Mario Maker terminará su obra en Wii U a finales de marzo y dejará de estar disponible en la eShop el 13 de enero

Supongo que cuando se inicia una obra significa que algún día tiene que acabarse, salvo si tu país tiene tendencia a inflar el ladrillo y generar burbujas inmobiliarias. Pero por el momento parece que esos problemas no azotan al Reino Champiñón y para bien o para mal las funciones online del primer Super Mario Maker para Wii U tienen ya fecha de finalización.

 

Corre a descargar tus niveles de Super Mario Maker para Wii U antes de que se pierdan

 

Y volvemos a encontrarnos con el famoso 31 de marzo, una fecha señalada en los calendarios de los fans de Nintendo porque ese día se acabarán muchas cosas. Según la página web oficial del juego los servicios que dejarán de estar disponibles ese día son:

 

  • La publicación de niveles en Super Mario Maker para Wii U
  • El sitio web Super Mario Maker Bookmark
    Debido a esto, las siguientes funciones de niveles mundiales también dejarán de estar disponibles:

    • La actualización de la clasificación de niveles favoritos
    • La búsqueda de niveles marcados

 

Si tratamos de acceder a alguno de estos servicios a partir del 1 de abril de 2021 se mostrará un mensaje de error. Por si fuera poco la página web advierte que «Según las circunstancias, es posible que estos servicios se suspendan antes de la fecha arriba mencionada». Dadas las circunstancias no podemos hacer otra cosa que recomendaros que os descarguéis los niveles que más os gusten de Super Mario Maker y los guardéis en vuestra consola o a unas malas los intentéis copiar a mano a la secuela, aunque no estaría mal una herramienta por parte de la propia Nintendo para facilitar esta labor. Además el juego dejará de poderse comprar a través de la eShop de Wii U a partir del próximo 13 de enero.

 

Parece que con esto Nintendo quiere forzar que si quedaban aún algunos jugadores del Super Mario Maker original, den el salto a la secuela en Nintendo Switch. Es evidente que todos los juegos que tienen un alto componente online algún día verán cerrados los servidores que hospedan todos esos datos, pero no deja de ser siempre una noticia que no gusta dar. Por lo menos nos queda el «consuelo» de contar ya con la secuela en Switch.

 

Fuente