Let's Sing 13

Análisis Let’s Sing 13 – Nintendo Switch. ¡Canta que te canta!

¿Listos para dar la campanada?

Let's Sing 13
Fecha de lanzamiento
13 noviembre, 2020
Número de jugadores
1 - 4 // 2 grupos de hasta 8 jugadores
Idiomas
Español, inglés, alemán, etc.
Tamaño de la Descarga
3787,00 MB
Nuestra puntuación
69

Me vais a permitir que tire de archivo y memoria jugable para, tras activar el modo estrella del pop, poner en antecedentes mi relación con la marca que aquí nos ocupa. Corría el año 2012, un servidor disfrutaba como un niño de su querida Wii y, con la música por bandera, descubría Let’s Sing 5 (Versión Española). Un título que, de la mano de Deep Silver, nos traía a casa toda la parafernalia del karaoke. ¿El objetivo?, demostrar que no todo pasaba por bailar o tocar la guitarra. Desde entonces, dicha franquicia no ha faltado en casa. Erigiéndose, desde sus inicios, como el complemento perfecto de todas nuestras fiestas y/o reuniones familiares. Y ya van unas cuantas entregas a sus espaldas. No en vano hablamos de unas de las franquicias musicales con más solera dentro del mundo de los videojuegos. Y es que sí, hay que reconocerlo… nos gusta dar el cante. ¿A qué viene tanto rollo? Sencillo, es hora de analizar, de la mano de Ravenscourt, Voxler y Koch Media, su última entrega, ahora en Nintendo Switch… ¡Let’s Sing 13!

 

 

Es hora de dar el cante

Karaoke… del japonés karaoke, de kara ‘vacío’ y oke, abreviatura de ōkesutora ‘orquesta’.

1. m. Diversión consistente en interpretar una canción sobre un fondo musical grabado, mientras se sigue la letra que aparece en una pantalla.

Comenzar el análisis de Let’s Sing 13 con la definición de karaoke no es algo casual ni desacertado. Ya que, al menos eso es lo que piensa un servidor, la canción y la música siempre han servido de espejo de la propia condición humana. Por si fuera poco, y se trata de un secreto a voces, cantar es rematadamente bueno para nuestro organismo, contando con infinidad de beneficios (psicológicos, emocionales y físicos) contrastados por la propia comunidad científica.

 

Partiendo de esta premisa, cuasi terapéutica, nos adentramos en la última entrega de una de las franquicia musicales más conocidas dentro del mundo de los videojuegos. Resulta imprescindible comenzar dejando claro que el título repite la exitosa fórmula de anteriores entregas (con todo lo bueno y lo malo que ello conlleva). ¡Cantar, cantar y cantar! Esto lo convierte, como supongo ya muchos os imaginaréis, en el juego perfecto para disfrutar en familia. Permitiéndonos competir cantar con hasta 7 acompañantes.

 

Let's Sing 13

 

Por otro lado, y ya entramos en sus diferentes variantes jugables, se nos presenta un menú bastante intuitivo, que cuenta con 7 modos diferentes de juego. Mientras la variante «Clásica» nos permite cantar en solitario o junto a nuestros amigos, como toda la vida… «Feat» nos invita a cantar a dúo con otro jugador para descubrir nuestro grado de compenetración. Por su parte, «Mixtape» nos permite mezclar diferentes extractos de canciones, garantizando una lista de reproducción fresca y dinámica. ¿Quieres relajarte?, «Jukebox» es tu modo. Permitiéndonos, simplemente, escuchar todas las canciones. Aunque, eso sí, para desbloquearlas antes tenemos que cantarlas. «World Contest» es la modalidad online de Let’s Sing 13. Pudiendo desafiar a jugadores de todo el mundo, mostrando la progresión de los otros jugadores como si estuviéramos entrenándonos el uno al otro. ¿La finalidad?, escalar en la clasificación global. Casi para finalizar, hablamos de Let’s Party, en donde dos equipos (con un total máximo permitido de 8 jugadores) tienen que superar diversos desafíos de lo más variopintos. Destacando, como novedad, el divertido minijuego Pop Chicken.

 

Para finalizar este apartado, no podíamos olvidarnos de la gran incorporación de Let’s Sing 13 con respecto al resto de entregas… el «Modo Leyenda«, una nueva experiencia de juego en solitario que, como si de nuestra propia carrera musical se tratase, nos propone progresar a lo largo y ancho de diversos desafíos. Además, aquí se nos permite escoger nuestro propio avatar y ver cómo su estilo va evolucionando a la vez que vamos progresando. Por si fuera poco, tanto en los modos Mixtape como Feat o Clásico se nos permite, y es algo que ya hemos comentado por encima con anterioridad, crear nuestras propias listas de reproducción. Pudiendo escoger que tanda de canciones queremos cantar y en que orden. Por otro lado, y aunque esto ya no sea una novedad, tanto si no tenemos micro (limitándonos en este modo al Dock), como si no son suficientes, Let’s Sing 13 cuenta con una app propia, que transforma nuestro móvil en un micrófono más (siempre y cuando consola y móvil estén conectados a la misma red wifi o de datos). Esto, como os podéis imaginar, dota de una gran versatilidad al título en cuestión, contando con un amplio abanico de posibilidades a nuestra disposición. Eso sí, aunque la experiencia se siente tan bien como con el micro en la mano, es cierto que la app se nos ha desconectado en más de una ocasión en mitad de una canción.

 

Más internacional que nunca

Let’s Sing 13 pone a nuestra disposición una solida lista de 35 canciones, con sus respectivos videoclips, que contiene tanto éxitos internacionales como nacionales. Un surtido, en definitiva, bastante variado que, para fortuna de los amantes de la música en español, incluye títulos de marcado sabor patrio. Eso sí, el panorama internacional (inglés) sigue predominando sobre el resto. Puesto que, por suerte o por desgracia, de nuestro grado de agrado hacia las distintas canciones disponibles va a depender, en gran medida, la decisión de hacernos o no con un título de estas características. A continuación, os dejamos con el listado completo para que sepáis a que os enfrentáis (musicalmente hablando):

 

Let's Sing 13

 

De forma complementaria, y dolosamente voluntaria, se nos ofrece la posibilidad de adquirir un repertorio de canciones adicionales. Se trata de diversos packs (de 5 canciones), en venta a un precio de 4,99€ cada uno. Por desgracia, y aún decidiendo realizar la inversión para comprarlos a todos, se echan en faltan muchas pistas actuales. No es nada nuevo, ocurre título tras título y hasta cierto punto resulta inevitable. No obstante, conviene tenerlo presente.

 

Jugablemente hablando, nos encontramos con una propuesta muy similar a lo visto en otras franquicias del mismo género. No obstante, si que es cierto que, a diferencia de lo visto en otros juegos, aquí todo cobra un carácter más festivo, típico de cualquier party game. El objetivo aquí no es otro que demostrar nuestra habilidad cantando, mientras el juego mide nuestra dotes líricas. Todo ello con un sistema de puntuación que no solo cuenta con multiplicadores (al más puro estilo de los combos vistos en cualquier beat’em up) sino también con zonas concretas de bonificación extra. Aquí, conviene destacar que el sistema de reconocimiento de voz no va tan fino como debería, contando con cierto retraso en la voz, algo que puede ser molesto si tenemos los micrófonos al máximo volumen. Por desgracia, y esto es ciertamente criticable, estos problemas se llevan arrastrando durante demasiadas entregas.

 

 

En relación a su apartado sonoro, su listado de canciones, mostrado anteriormente, habla por si solo. El resto de efectos y melodías introductorias acompañan correctamente, haciendo énfasis, precisamente, en su carácter festivo. Gráficamente tenemos poco que destacar. Los menús son bastante vistosos e intuitivos, los videoclips de los distintos temas disponibles hablan por si solos y los desenfadados avatares aportan un toque extra de cara a nuestras fiestas. En relación a su rendimiento, los tiempos de carga son bastantes escasos y en líneas generales reina la fluidez. No obstante, si que es cierto que hemos tenido varios cuelgues puntuales al inicio y al final de las canciones.

 

Let’s Sing 13. La música toma el control

Let’s Sing 13 es una de las entregas de la conocida saga de títulos musicales más completas lanzadas hasta el momento. Es cierto que sus distintos añadidos no suponen, ni mucho menos, ninguna revolución, pero su sólida lista de éxitos (tanto internacionales como españoles), su jugabilidad eminentemente arcade, el añadido del Modo Leyenda (que dota al título de un componente de progresión) y la posibilidad de compartir micro (o smartphone) con hasta 7 compis de voz lo hacen una apuesta más que segura para los amantes del género. Por otro lado, nos encontramos, a pesar de repetir fallos con respecto a anteriores entregas, ante una más que interesante propuesta para los seguidores de los party games. En definitiva, un título que, además de dar rienda suelta a nuestra vena más artística (musicalmente hablando), nos sacará más de uva una sonrisa en casa, algo más que necesario en los tiempos que nos ha tocado vivir. ¡Es hora de convertirnos en las estrellas de casa!

 

Let's Sing 13

Hemos analizado Let’s Sing 13 gracias a un copia física, con dos micrófonos, cedida por Koch Media. Versión analizada: 1.2.

Let's Sing 13
La música toma el control
Let's Sing 13 es la última apuesta de una de las pocas franquicias musicales que persisten en la actualidad. Un título que nos transporta a la época de lo karaokes y que llega dispuesto a convertirnos en los reyes de la casa, al menos musicalmente hablando, gracias a una sólida propuesta y alguna que otra novedad jugable.
PROS
Su sólida lista de éxitos españoles e internacionales
Perfecto para disfrutar en compañía
Los nuevos modos de juego dotan al título de una mayor sensación de progresión...
CONTRAS
... aunque no resultan suficientes para revolucionar. Sigue pecando de continuista
El sistema de reconocimiento de voz no termina de convencer
Algún que otro cuelgue y las desconexiones puntuales con la app
69