Análisis Skyforge – Nintendo Switch. Un MMO muy a tener en cuenta… cuando sea parcheado

Aún hay bastantes cosas que pulir en la versión para Switch

Número de jugadores
1-20
Tamaño de la descarga
22327,00 MB
Idiomas
Inglés, francés, japones
Nuestra puntuación
58

Skyforge es un MMO gratuito (o un juego masivo multijugador en línea si lo preferís en castellano) desarrollado por Allods Team. Este género no suele tener demasiadas opciones en Nintendo Switch y menos aún si se trata de un RPG, como es este caso, por lo que agradecemos que haya llegado a la consola. Si conocéis títulos como World of Warcraft o Guild Wars, con Skyforge encontraréis una experiencia bastante similar, con opciones PVE (jugador contra entorno) y PVP (jugador contra jugador), diferentes clases, equipo y accesorios. En resumen, todo lo que hace que pasemos horas y horas jugando este tipo de géneros. Sin embargo, no se trata de un juego nuevo ya que se lanzó en PC y en otras consolas hace unos 6 años. ¿Merece la pena jugarlo ahora? ¿Está la versión de Nintendo Switch a la altura? Seguid leyendo para descubrirlo.

 

 

El duro camino de la inmortalidad

Skyforge es un título que cuenta la historia de nuestro avatar, un (o una) soldado que cuando muere descubre que ha sido bendecido con el don de la inmortalidad. Tras esta revelación, acudimos al observatorio divino, donde otros dioses e inmortales nos enseñan a manejar nuestro poder y también nos indican el camino a seguir para lograr ser un dios, ya que los inmortales que ganen suficientes adeptos con sus buenas acciones, tienen la opción de trascender. Esta premisa nos lleva a lo largo de muchos mundos, con distintos escenarios donde vamos poco a poco desvelando los misterios tras la guerra que desembocó en nuestra muerte y en la relación de los inmortales y dioses con los demás seres. Durante la historia, como somos «el nuevo», los demás personajes nos mandan a hacer recados que sirven de misiones para familiarizarnos con las mecánicas, pero poco a poco vamos ganando reputación y nos vemos envueltos en otros aspectos más profundos de la historia. Sin embargo, la historia es bastante plana y se vuelve previsible.

 

No obstante esta historia no es más que la punta del iceberg, un pretexto para acostumbrarnos a navegar por los distintos (y a veces liosos) menús con los que podemos acceder a los niveles del juego. Estos niveles suelen responder a la siguiente estructura lineal: apareces en un extremo del mapa, vas eliminando enemigos, llegas al final del mapa, hay un jefe final y lo derrotas. Eso sí, los escenarios son muy variados, pero pecan de ser demasiado lineales o «pasilleros». Aunque es cierto que, fuera de la historia, hay escenarios más amplios que tienen misiones de investigación y podríamos compararlos en tamaño a los mundos de Super Mario Odyssey, por ejemplo. En estos escenarios tenemos dos o tres misiones principales subdivididas en misiones secundarias lineales que hay que completar en distintos puntos del mapa. Una vez superamos todas esas misiones, aparece un jefe y, si lo derrotamos, completamos ese territorio.

 

 

Todo esfuerzo tiene su recompensa

Vamos a hablar ahora de algunas mecánicas de Skyforge, por si tenéis dudas. El juego es en tercera persona y tenemos una serie de habilidades asociadas a cada una de las clases del juego que vamos desbloqueando a medida que subimos de nivel esa clase. Por clase nos referimos a la especialización de nuestro personaje, es decir si es un mago, un guerrero etc. En Skyforge hay 18 clases, de las cuales al principio solo tenemos acceso a 3: una de daño a distancia, otra cuerpo a cuerpo y otra especializada en curación. Es decir, los 3 arquetipos principales de este tipo de juego (tanque, sanador o daño) cada clase se asocia a uno de estos arquetipos. Hay muchas cosas por desbloquear, desde elementos estéticos, armas y accesorios, hasta las propias clase. Esto puede hacerse mediante ciertos créditos que obtenemos a base se superar misiones en la historia o pagando, para obtener un crédito especial. Sin embargo, esto solo agiliza el proceso, no hay una barrera monetaria al contenido que pueden obtener los jugadores, aunque es cierto que si pagan pueden acceder a mejores bonificaciones, más experiencia o el desbloqueo de las clases desde el primer momento.

 

No obstante, el punto fuerte del juego respecto a otros similares es que nuestro personaje puede variar de clase a placer (siempre que la tengamos desbloqueada, claro), por lo que se añade un extra de fluidez a nuestro desempeño en las misiones, ya que si estamos atascados con cierta clase, quizá cambiar a otra especializada en cuerpo a cuerpo, por ejemplo, nos puede ayudar a avanzar o a ser de utilidad a nuestros compañeros. Efectivamente, este juego puede jugarse en su totalidad prácticamente con otros jugadores, sean o no amigos, lo cual es muy útil para esos enemigos más complicados. En general los grupos son de 3 jugadores para la historia, pero hay otros modos que son con grupos de 5 o incluso muchos más jugadores si vamos a las opciones PVP. A grandes rasgos, estamos ante un juego que nos prepara continuamente para estos modos, donde nuestro desempeño se pone a prueba al medirnos con otros jugadores.

 

 

Skyforge – Un diamante en bruto… demasiado bruto

Nos encontramos con un título que nos ha dejado sensaciones muy agridulces. Pese a que la jugabilidad nos ha encantado ya que ofrece muchas opciones y modos para dedicar horas y horas a este juego, el port para Nintendo Switch debe pulirse bastante. Gráficamente la resolución varía demasiado y casi siempre acabamos con una imagen borrosa y el sonido va ligado a la conexión a internet permanente que exige el título, así que veremos que hay continuos errores de audio, así como cuelgues y otros fallos que cierran el programa. Da la sensación de que estamos ante una beta o que no se ha optimizado todo lo que se debe para la consola, y es una lástima, porque es un juego con mucho potencial, gratuito y que explota un género que apenas tenemos en la consola. Sin embargo, no podemos pasar por alto estos fallos que llegan a ser bastante frustrantes. Por ejemplo, en las misiones de investigación, donde el escenario es mucho más amplio, si abrimos el mapa para ubicarnos mejor o simplemente saber hacia dónde ir, el 90% de las veces se nos cerrará el juego.

 

Teniendo en cuenta los puntos fuertes del título, así como aquellos aspectos donde flaquea más el juego, nos vemos obligados a penalizar bastante su nota. Estamos seguros de que estos errores pueden solventarse mediante parches, pero de momento la experiencia con Skyforge es bastante frustrante. Es un juego con muchas opciones y que jugablemente parece muy interesante, pero la versión que nos ha llegado a Nintendo Switch no se puede disfrutar. Por otro lado, debemos añadir también que se trata de un juego que no está en español, así que tendremos que practicar nuestro inglés para entender todo. Esperamos que en el futuro el juego rinda mejor, porque de ser así, será una opción genial para jugar con nuestros amigos. Aún así, por el momento recomendamos alejarse de esta versión si tenemos acceso a las de otras plataformas.

 

Análisis realizado gracias a un código del Founder’s Pack proporcionado por Best Vision. Versión analizada 1.0.3

Skyforge aún tiene mucho camino para ser un dios
El título tiene una premisa interesante y una jugabilidad bastante bien adaptada a consolas pese a ser un juego inicialmente lanzado en PC. Sin embargo, la versión que nos ha llegado a Nintendo Switch tiene muchos fallos que no podemos pasar por alto y que estropean la experiencia de juego. Esperamos que en el futuro el juego tenga parches que mejoren su rendimiento y solventen estos fallos. Pero, de momento, nos vemos obligados a penalizar su puntuación.
PROS
Variedad de clases
Puedes desbloquear todo sin pagar
Cambiar de clase en cualquier momento
CONTRAS
Se dan por sentado muchas cosas que no se explican en el juego
Numerosos errores por pulir
No está en español
58